google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Gobierno de Ford extiende los beneficios de la licencia por enfermedad pagada a causa del COVID-19

El programa COVID-19 de Ontario para los días de enfermedad pagos ha sido extendido hasta el 31 de julio de 2022, anunció el gobierno de Ford el martes. Estaba previsto que dicho beneficio expirara a finales de este año.


Gobierno de Ford extiende los beneficios de licencia por enfermedad pagada a causa de COVID-19.
Gobierno de Ford extiende los beneficios de licencia por enfermedad pagada a causa de COVID-19.

El gobierno de Ford anunció el programa en abril, el cual requiere que las empresas paguen a los empleados hasta $ 200 por día durante tres días. La provincia se asoció con la Junta de Seguros y Seguridad en el Lugar de Trabajo (WSIB) para ejecutar el programa y reembolsar a su personal.


Actualmente, el plan está disponible para empleados a tiempo completo y parcial. Los trabajadores elegibles califican para tres días de salud mental y pueden quedarse en casa para cuidar a parientes o miembros de la familia enfermos con COVID-19.


“Casi un cuarto de millón de trabajadores ya han utilizado nuestro programa, que es el primero y más completo del país, para obtener tiempo libre remunerado”, dijo Monte McNaughton, Ministro de Trabajo, Capacitación y Desarrollo de Habilidades. "Nuestro gobierno está trabajando para los trabajadores y se asegura de que tengan el apoyo que necesitan para mantenerse a sí mismos y a sus familias a salvo".

McNaughton dijo que extender el plan de licencia paga ayudará a más trabajadores a tomarse un tiempo libre para recibir vacunas de refuerzo y ayudará a los padres a tomar tiempo para vacunar a sus hijos. El gobierno de Ford dijo que el programa ha ayudado a más de 235.000 personas a mantenerse seguras sin perder parte de su salario.


Anteriormente, la presión para implementar un plan provincial aumentó significativamente durante la tercera ola, con legisladores y expertos presionando al gobierno de Ford para cumplir su promesa y proteger a los trabajadores de primera línea.


La decisión de extender el programa se produce en medio de los temores de la variante Ómicron y un aumento posterior de los casos de COVID-19; ya que las nuevas proyecciones de la Junta de Asesoramiento Científico COVID-19 señalan que los impactos de la variante podrían ser "sustanciales", aunque sus características aún no se conocen.


La Junta científica dijo que la ocupación de cuidados intensivos aumentaría en las próximas semanas, "probablemente superando" los 250 pacientes a fines de este mes sin tener en cuenta las consecuencias de la variante Ómicron; de la cual al menos 21 casos han sido confirmados hasta la madrugada del martes.


El grupo pidió mayores medidas de vacunación y salud pública para reducir la transmisión a medida que aumentan los casos. Al mismo tiempo, el principal médico de Ontario sostuvo que se necesitan más datos antes de decidir si se deben implementar más medidas en toda la provincia para contener la propagación.


Adicionalmente, el gobierno dijo que mantendría la pausa en cuanto al incremento de los límites de capacidad en entornos específicos, incluidos clubes nocturnos, espacios para eventos con baile, lugares de striptease y clubes sexuales.


Por su parte, los funcionarios de salud provinciales dicen que se necesita un exceso de pruebas rápidas gratuitas de COVID-19 para ayudar a controlar la propagación del virus.


El Dr. Michael Warner, jefe de cuidados intensivos del Hospital Michael Garron, dijo que el gobierno de Ford está "enfatizando" su respuesta de salud pública de COVID-19 a la capacidad de las UCI.


“No necesitamos más restricciones o nuevas medidas, necesitamos pruebas rápidas gratuitas, mejores mascarillas, mejor ventilación y un esfuerzo concertado para acelerar la vacunación”, tuiteó Warner.

El asesor de la Junta de ciencias, el Dr. Peter Juni, dijo que tendría sentido "desde una perspectiva científica" utilizar pruebas rápidas con más frecuencia, particularmente en escuelas, lugares de trabajo y otros entornos de congregación.


Las familias de toda la provincia han buscado durante mucho tiempo el acceso a las pruebas rápidas, y los partidos de la oposición han dicho que se deben entregar más, especialmente en los meses de invierno, cuando las infecciones suelen aumentar.


Una portavoz del gobierno dijo que Ontario ha estado distribuyendo alrededor de un millón de pruebas cada semana y que 11 millones están destinadas a escuelas públicas y de las Primeras Naciones durante las vacaciones de fin de año.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO Y RICHARD SOUTHERN

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @FORDNATION

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page