google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Hombre de Caledon es sentenciado a 17 años de prisión por accidente fatal en Brampton

Un hombre de Caledon ha sido declarado culpable por un accidente fatal que mató a una madre y a sus tres hijas pequeñas en Brampton. El hombre fue sentenciado a 17 años de prisión, según el dictamen de un juez el lunes.


Brady Robertson estará tras las rejas durante 17 años tras la muerte en 2020 de Karolina Ciasullo y sus tres hijas.
Brady Robertson estará tras las rejas durante 17 años tras la muerte en 2020 de Karolina Ciasullo y sus tres hijas.

La sentencia incluye 34 meses restados por la custodia previa al juicio, lo que significa que Brady Robertson obtendrá crédito por dos años y diez meses cumplidos.


La "actitud arrogante" de Robertson hacia las leyes de conducción requería una sentencia significativa, dijo la jueza de la corte de Ontario, Sandra Caponecchia, a una corte de Brampton.


Robertson había acumulado 15 infracciones de manejo en los dos años y medio antes del accidente del 18 de junio de 2020 en Brampton que mató a Karolina Ciasullo y sus hijas Klara, Lilianna y Mila, que tenían entre seis y un año.


Solo dos días antes, el 16 de junio, Robertson no se detuvo en una intersección y se estrelló contra una barrera, dijo el juez. Como resultado del impacto, fue "sacudido de su sueño" y se alejó a toda velocidad para evadir a la policía, dijo. El hecho de que nadie resultara herido en ese incidente fue “pura casualidad”, dijo el juez.


Robertson no fue disuadido por ninguna sanción anterior por su conducción, y el accidente del 16 de junio no sirvió como una "llamada de atención", como debería haberlo hecho, dijo Caponecchia.


“He evitado llamar accidentes a ambos choques. Eso es porque ambos fueron todo menos un accidente; ambos choques fueron crímenes, no accidentes”, dijo. “Ambos crímenes fueron 100 por ciento evitables, si el Sr. Robertson hubiera tenido alguna consideración por la vida y la seguridad de los demás”.

Los fiscales habían pedido una sentencia de 23 años para Robertson, de 21 años, condenado el año pasado por la muerte de Ciasullo, de 37 años, y sus hijas. La Corona también buscó retrasar la elegibilidad para la libertad condicional durante diez años o hasta que cumpla la mitad de su sentencia, lo que sea menor, y una prohibición para conducir de por vida.


El abogado de Robertson pidió una pena de prisión de siete años, argumentando que una "sentencia aplastante" no es necesaria para un delincuente "menor".


Craig Bottomley agregó que el tiempo que Robertson pasó bajo custodia había sido “una pesadilla” durante la cual no recibió atención médica adecuada o constante. Argumentó que estos deberían ser factores atenuantes durante la sentencia y el buen comportamiento de Robertson bajo custodia y su expresión de “remordimiento palpable”.


En su fallo, Caponecchia reconoció que Robertson ha vivido una vida difícil, marcada por el uso y abuso de drogas. También señaló que él ha expresado remordimiento por sus acciones.


En una audiencia de sentencia el mes pasado, Robertson se disculpó por sus acciones y dijo que estaba “profundamente atormentado” por lo que hizo. Robertson reconoció sus acciones “egoístas e imprudentes”, admitiendo que deseó haber muerto ese día en lugar de Ciasullo y sus tres hijas pequeñas.


“Debería haber sido yo”, dijo Robertson, admitiendo que contemplaba terminar con su propia vida.


“Quiero pagar por lo que hice [y] quiero cumplir mi tiempo. Esta familia merece justicia. Soy 100 por ciento responsable de esto y asumo toda la responsabilidad”.

Robertson dijo que se sentiría culpable por el resto de su vida.


El 18 de junio de 2020, la policía de Peel perseguía al conductor de un Infinity cuando este chocó contra una SUV en la intersección de Torbram Road y Countryside Drive. Los investigadores dijeron que Robertson viajaba a una velocidad de 152 km/h en el momento del accidente.


Robertson se había declarado culpable de cuatro cargos de conducción peligrosa, con muertes como consecuencia del accidente; pero se declaró inocente de cuatro cargos de operación al afirmar estar intoxicado por consumo de drogas. Su abogado presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de Canadá que establece un límite legal para la concentración de THC en la sangre al conducir.


Durante el juicio, el juez señaló que Robertson tenía una concentración de THC en sangre de 40 nanogramos por mililitro de sangre, ocho veces el límite legal.


La impugnación constitucional fue rechazada el mes pasado, allanando el camino para que Robertson sea sentenciado por todos los cargos.


Ciasullo era maestra de escuela primaria en la Junta Escolar del Distrito Católico de Dufferin Peel, y su cuñada la describió anteriormente como “el pegamento que mantuvo todo unido”.


El accidente mortal provocó una gran aflicción pública y una recaudación de fondos en línea para la familia recaudó cientos de miles de dólares.



ARTÍCULO POR: PAOLA LORIGGIO Y LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


301 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page