google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Hospitales de Ontario lidian con las ausencias relacionadas con el COVID-19

Mientras los hospitales de Ontario lidian con las presiones de personal por la última ola de casos de COVID-19, la oposición provincial expresó su preocupación de que las cirugías puedan cancelarse nuevamente, aunque los funcionarios de atención médica enfatizaron que la situación actual es manejable.


Hospitales de Ontario lidian con las ausencias relacionadas con el COVID-19.
Hospitales de Ontario lidian con las ausencias relacionadas con el COVID-19.

Los Nuevos Demócratas preguntaron qué medidas adicionales tomaría la provincia para evitar posponer nuevamente los procedimientos demorados.

La líder adjunta del NDP, Sara Singh, señaló el miércoles los comentarios recientes del Dr. Kieran Moore, director médico de la provincia, que indican que las admisiones en las UCI podrían llegar a 600 durante las próximas semanas de la sexta ola.


“Cuando las UCI se llenan, los hospitales no tienen más remedio que redistribuir los recursos de personal críticos lejos de las cirugías”, dijo en la legislatura. “¿Por qué este gobierno sigue afirmando que todo está bien cuando el riesgo de que se cancelen las cirugías es tan alto?”

Sin embargo, la ministra de Salud, Christine Elliott, dijo que el riesgo de que eso suceda no es alto porque la provincia ha agregado camas de hospital y ahora tiene medicamentos antivirales para tratar el COVID-19.


“Pase lo que pase con respecto a la pandemia, podemos seguir atendiendo a las personas con COVID-19, pero también continuar con esas cirugías que muchas personas esperan desde hace mucho tiempo”, dijo. “No queremos que tengan que esperar más”.

Días después de que el médico principal de la provincia compartiera esa predicción sobre las admisiones en cuidados intensivos, los hospitales dijeron que ya estaban sintiendo presión como resultado de las ausencias del personal debido al virus.


El Centro de Ciencias de la Salud de London dijo que la sexta ola estaba teniendo un impacto significativo, particularmente por el "creciente número" de personal que no está trabajando debido a infecciones o exposiciones al COVID-19.


El Centro de Ciencias de la Salud de Kingston dijo que más empleados se reportaron enfermos con COVID-19 que en cualquier otro momento durante la pandemia. El Dr. David Pichora, presidente y director ejecutivo del hospital, dijo que alrededor de 200 empleados estaban de baja el miércoles porque tenían COVID-19 y "muchos más" estaban de baja porque sus contactos inmediatos tenían COVID-19.


"Es importante enfatizar que este es un problema agudo además de un problema sistémico crónico", dijo Pichora, y señaló que el hospital también tiene puestos vacantes debido a las jubilaciones del personal, las dificultades para encontrar trabajadores calificados y el tener más puestos para llenar a medida que se expandió la pandemia.

Pichora agregó que el Centro de Ciencias de la Salud de Kingston ha tenido algunas cancelaciones de cirugías recientes debido a que el personal y los pacientes contrajeron COVID-19; pero que el hospital está haciendo todo lo posible para acercarse lo más posible al 100 por ciento de su capacidad.


“Estamos… tratando de hacer funcionar todos nuestros quirófanos. Algunos días, eso no funciona, otros días, sí. Realmente es una cosa del día a día en términos del impacto”, dijo.

Mary Cardinal, vicepresidenta de personal y directora ejecutiva de calidad de Huron Perth Healthcare Alliance, dijo que su organización informó el martes 85 ausencias del personal relacionadas con el COVID-19 en los cuatro hospitales que supervisa en Clinton, St. Marys, Seaforth y Stratford.


En las últimas tres semanas, Cardinal dijo que se cancelaron algunas cirugías en los hospitales de la HPHA debido a las ausencias del personal relacionadas con el COVID-19; pero enfatizó que están haciendo todo lo posible para mitigar la interrupción de los servicios, con personal a tiempo parcial que trabaja a tiempo completo y personal a tiempo completo que trabaja horas extra.


“Hemos reanudado hasta el 90 por ciento de nuestros volúmenes anteriores al COVID-19 en cirugía, pero en un día determinado, es posible que los casos deban cancelarse”, dijo.

Mientras tanto, Hamilton Health Sciences dijo que había regresado al 80 por ciento de los servicios previos a la pandemia; pero que no estaba en condiciones de continuar aumentando con niveles de personal "precarios" debido al aislamiento de los trabajadores y otros factores.


Ontario detuvo recientemente las cirugías y otros procedimientos en enero, cuando los hospitales estaban bajo presión por la primera ola de casos de Omicron.


Desde entonces, la provincia ha levantado la mayoría de las medidas de salud pública destinadas a controlar el virus y las autoridades han indicado que no se restablecerán a medida que aumenten los casos y aumenten las hospitalizaciones nuevamente.


Anthony Dale, director ejecutivo de la Asociación de Hospitales de Ontario, dijo el miércoles que las hospitalizaciones se “aceleraron” durante la sexta ola y que las infecciones de los trabajadores de la salud están teniendo un impacto.


“La enfermedad generalizada entre los trabajadores de la salud debido a la propagación comunitaria de COVID-19 está impidiendo directamente la capacidad de los hospitales para operar normalmente en este momento”, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico.

Dale señaló que la mayoría de las hospitalizaciones por el virus hasta ahora son en medicina general, no en cuidados intensivos; pero que la gran cantidad de pacientes admitidos recientemente podría volverse más problemática.


“Aún no está claro si las hospitalizaciones alcanzarán el punto máximo de enero de más de 4.000 pacientes admitidos”, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico. “Eso sería muy perturbador ya que en la actualidad, las actividades hospitalarias aún no se han recuperado de la ola de diciembre/enero”.

El Dr. Michael Warner, intensivista del Hospital Michael Garron en Toronto, dijo que, hasta el momento, la ola actual no está ejerciendo una presión sobre el sistema de salud tan severa como lo hizo la primera ola de Ómicron en enero.


Warner también dijo que no está claro si 600 personas serán admitidas en la UCI en las próximas semanas, como sugirió el Dr. Moore que era posible.


Sin embargo, dijo que la proyección indica que Moore está preparado para pausar nuevamente los procedimientos considerados no urgentes si la situación lo requiere, “lo cual es realmente preocupante”.



ARTÍCULO POR: HOLLY MCKENZIE-SUTTER Y NOUSHIN ZIAFATI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


19 views0 comments

Recent Posts

See All

Commentaires


bottom of page