google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Hospitales de Ontario obligados a retrasar y cancelar cirugías en medio de escasez de personal

Una vez más, la pandemia está ejerciendo presión sobre el sistema de atención médica de Ontario; pero esta vez no es una alta tasa de pacientes con COVID-19 la que causa la tensión.


La enfermera registrada, Shekiba Khedri, trabajadora de la salud en el Hospital Birchmount, en Scarborough, Ontario, es fotografiada con equipo de protección personal el lunes 8 de junio de 2020.
La enfermera registrada, Shekiba Khedri, trabajadora de la salud en el Hospital Birchmount, en Scarborough, Ontario, es fotografiada con equipo de protección personal el lunes 8 de junio de 2020.

En cambio, es la cantidad significativa de trabajadores del hospital que, según se informa, están fuera del trabajo debido al virus lo que está obligando a los hospitales a reducir las operaciones. La escasez de personal está provocando otra ronda de retrasos en las cirugías electivas y los procedimientos de rutina.


"Las infecciones por COVID-19 en los trabajadores de la salud son tan altas como en la última ola de Ómicron", se lee en los hallazgos clave de las últimas proyecciones de la Junta Asesora Científica COVID-19 de Ontario. “Las altas tasas de infección combinadas con tasas de hospitalización potencialmente altas reducirán la capacidad de Ontario para brindar atención a pacientes que no tienen COVID-19”.

Muchos hospitales aún no están a la altura de los niveles de cirugía previos a la pandemia y nuevamente están retrasando o cancelando procedimientos que no son de emergencia. Se ha informado que 2.900 empleados están enfermos en los 14 sistemas hospitalarios más grandes de la provincia.


“Las presiones son menos sobre cuántos pacientes se presentan y son admitidos debido al COVID-19, y más sobre cuántos miembros de nuestro personal tienen que autoaislarse porque ellos mismos están contrayendo la enfermedad o tienen un alto riesgo de desarrollarla”, dijo Rob MacIsaac, CEO de Hamilton Health Sciences.

La gran cantidad de personal enfermo significa más horas y mayor carga de trabajo para el personal sano.


La provincia ha intentado abordar la escasez de enfermeros mediante la introducción de un bono de retención de $5.000 para los enfermeros elegibles.


“Les hemos otorgado un bono de retención de $5.000, son $763 millones”, dijo la ministra de Salud, Christine Elliott, a principios de esta semana. “Queremos mantener a nuestras enfermeras, queremos reconocer el increíble trabajo que han hecho”.

El proyecto de ley 124, que limita los salarios de los trabajadores públicos al 1 por ciento durante tres años, también ha sido un punto de discordia entre los trabajadores de la salud y el gobierno de Ontario. Los sindicatos de enfermeras han pedido en repetidas ocasiones que se derogue la legislación al tiempo que afirman que la bonificación por retención es solo un parche y no una solución real para solucionar la crisis de personal.


El jefe de la junta científica, el Dr. Peter Juni, dijo esta semana que los datos de aguas residuales muestran un posible pico y que la cantidad de trabajadores de la salud que dieron positivo por COVID-19 se ha estancado.


Él dijo que se espera un aumento en las infecciones después del reciente fin de semana festivo; pero que probablemente sería pequeño.


La junta científica publicó nuevas proyecciones la semana pasada que decían que la sexta ola de COVID-19 probablemente se estancó o comenzó a disminuir; pero existe una "incertidumbre significativa" en torno al impacto del crecimiento de casos en el sistema de salud provincial y las muertes. El panel señaló que es probable que las hospitalizaciones continúen aumentando durante algún tiempo.


ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: CHRIS YOUNG

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page