google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Informe revela una nefasta advertencia del panel de la ONU sobre el cambio climático

El cambio climático está a punto de empeorar para traer consigo climas extremos de carácter mortal. Lo que probablemente hará que el mundo esté más enfermo, más hambriento, más pobre, más sombrío y mucho más peligroso en los próximos 18 años con un aumento "inevitable" de los riesgos, afirmó un nuevo informe científico de las Naciones Unidas.


Casas arden mientras los incendios forestales arrasan un desarrollo cerca de Rock Creek Village el jueves, 30 de diciembre de 2021, cerca de Broomfield, Colorado.
Casas arden mientras los incendios forestales arrasan un desarrollo cerca de Rock Creek Village el jueves, 30 de diciembre de 2021, cerca de Broomfield, Colorado.

El informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU dijo el lunes que si el calentamiento global causado por el hombre no se limita a solo un par de décimas de grado más, una Tierra ahora golpeada regularmente por calor mortal, incendios, inundaciones y sequías en las próximas décadas se degradará en 127 formas con algunas siendo "potencialmente irreversibles".


“La evidencia científica acumulada es inequívoca: el cambio climático es una amenaza para el bienestar humano y la salud del planeta”, dice el importante informe diseñado para guiar a los líderes mundiales en sus esfuerzos por frenar el cambio climático. Retrasar los recortes en las emisiones de carbono que atrapan el calor y esperar a adaptarse a los impactos del calentamiento, "hará que perdamos una oportunidad breve, que se cerrará rápidamente, para asegurar un futuro habitable y sostenible para todos", agregó.

Los niños de hoy que todavía pueden estar vivos en el año 2100 experimentarán cuatro veces más climas extremos que ahora, incluso con solo unas pocas décimas de grados más de calentamiento que el calor actual. Pero si las temperaturas aumentan casi 2 grados centígrados más a partir de ahora (3,4 grados Fahrenheit) se sentirían cinco veces más inundaciones, tormentas, sequías y olas de calor, según la recopilación de científicos del IPCC.


La vida diaria de al menos 3.300 millones de personas ya es "altamente vulnerable al cambio climático" y tiene 15 veces más probabilidades de morir a causa del clima extremo, dice el informe. Un gran número de personas están siendo desplazadas por el empeoramiento de los extremos climáticos y los pobres del mundo están siendo, por mucho, los más afectados.


Más personas van a morir cada año a causa de las olas de calor, las enfermedades, el clima extremo, la contaminación del aire y el hambre debido al calentamiento global, dice el informe. La cantidad de personas que mueren depende de la cantidad de gas que atrapa el calor de la quema de carbón, petróleo y gas natural que se arroja al aire y de cómo el mundo se adapta a un mundo cada vez más caliente, dicen los científicos.


“El cambio climático está matando gente”, dijo la coautora Helen Adams del King's College London. “Sí, las cosas están mal, pero en realidad el futuro depende de nosotros, no del clima”.

Con cada décima de grado de calentamiento, muchas más personas mueren por estrés térmico, problemas cardíacos y pulmonares por el calor y la contaminación del aire, enfermedades infecciosas, enfermedades causadas por mosquitos y hambre, dicen los autores.


El informe enumera los peligros crecientes para las personas, las plantas, los animales, los ecosistemas y las economías, con millones y miles de millones de personas en riesgo y daños potenciales de billones de dólares. El informe destaca el desplazamiento de personas de sus hogares, los lugares que se vuelven inhabitables, la disminución del número de especies, la desaparición de corales, la reducción y el aumento del hielo y los océanos cada vez más ácidos y con menos oxígeno.


Algunos de estos riesgos aún pueden prevenirse o reducirse con una acción inmediata.


“El informe del IPCC de hoy es un atlas del sufrimiento humano y una acusación condenatoria del liderazgo climático fallido”, dijo el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en un comunicado. “Hecho tras hecho, este informe revela cómo las personas y el planeta están siendo golpeados por el cambio climático”.

El panel de más de 200 científicos publica una serie de estos informes masivos cada cinco a siete años, con este, el segundo de la serie, dedicado a cómo el cambio climático afecta a las personas y al planeta. En agosto pasado, el panel científico publicó un informe sobre la ciencia climática más reciente y las proyecciones para el calentamiento futuro, calificado como "código rojo" por las Naciones Unidas.


La climatóloga Katharine Hayhoe de The Nature Conservancy, que no formó parte del último informe, lo llamó el informe de "Tu casa está en llamas".


“Existen amenazas existenciales reales”, dijo la copresidenta del informe, Debra Roberts, de Sudáfrica.

Desde la última versión del informe de este panel de impactos en 2014, "todos los riesgos nos llegan más rápido de lo que pensábamos antes", dijo el coautor del informe Maarten van Aalst, científico climático de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, mencionando inundaciones, sequías y tormentas. “Más de eso se pondrá realmente mal mucho antes de lo que pensábamos antes”.


“Cada 'bit' de calentamiento importa. Cuanto más esperemos… más tendremos que pagar después”, dijo el copresidente del informe, Hans-Otto Poertner, de Alemania.

Para 2050, mil millones de personas enfrentarán el riesgo de inundaciones costeras debido al aumento del nivel del mar, dice el informe. Más personas se verán obligadas a abandonar sus hogares a causa de los desastres meteorológicos, especialmente las inundaciones, el aumento del nivel del mar y los ciclones tropicales.


Si el calentamiento supera algunas décimas de grado más, podría hacer que algunas áreas se vuelvan inhabitables, incluidas algunas islas pequeñas, dijo la coautora del informe, Adelle Thomas, de la Universidad de Bahamas y Climate Analytics.


Y eventualmente en algunos lugares hará demasiado calor para que la gente trabaje al aire libre, lo que será un problema para los cultivos, dijo la coautora del informe Rachel Bezner Kerr de la Universidad de Cornell.


Algunos de estos daños del cambio climático han sido advertidos durante años, incluso décadas, y se han convertido en realidad, ahora escritos en tiempo pasado y presente. Otros siguen siendo advertencias sobre futuros problemas que se acercan rápidamente.


El resumen de 36 páginas del lunes, condensado de más de 1.000 páginas de análisis, fue escrito por científicos y luego editado línea por línea por gobiernos y científicos con ese resumen final aprobado por consenso el sábado durante una conferencia virtual de dos semanas que ocurrió mientras Rusia inició su invasión en Ucrania. En las horas finales, un delegado ucraniano hizo un llamado apasionado para que la guerra no eclipsara el informe sobre el cambio climático, dijeron algunos autores.


Los autores del estudio dijeron que gran parte de África, partes de centro y sur américa y el sur de Asia son "puntos calientes" de los peores daños a las personas y los ecosistemas.


El informe hace un nuevo énfasis en el costo de la salud mental que ha cobrado el cambio climático, tanto en las personas desplazadas o perjudicadas por el clima extremo como en el nivel de ansiedad de las personas, especialmente los jóvenes preocupados por su futuro.


Si el mundo se calienta solo otros nueve décimos de grado Celsius a partir de ahora (1,6 grados Fahrenheit), la cantidad de tierra quemada por los incendios forestales en todo el mundo aumentará en un 35%, dice el informe.


Y el resto del mundo vivo tampoco se salvará, con el informe advirtiendo sobre las extinciones del cambio climático. Ya dos especies, el mamífero Bramble Cays melomys en Australia y el sapo dorado de América Central, se han extinguido debido al cambio climático; pero vendrá mucho más con cada poco de calentamiento, dijo Poertner, el copresidente alemán.


Uno de los mayores cambios en el informe con respecto a las versiones anteriores enfatiza cuán crucial es un umbral de temperatura clave para las personas desde el punto de vista científico y cómo superarlo; pues aunque solo sea por unas pocas décadas, podría causar daños permanentes.


En el acuerdo de París de 2015, el mundo adoptó el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit) desde la época preindustrial, que luego se consolidó aún más cuando un informe especial del IPCC en 2018 mostró daños masivos más allá de esa marca de 1,5 grados. Este nuevo informe encontró que el umbral es aún más importante; pero los científicos notan que el mundo no cae por un precipicio después de esa marca.


Debido a que el mundo ya es 1,1 grados más cálido de lo que era en la época preindustrial y a que las emisiones siguen aumentando, no disminuyendo, la gran mayoría de los escenarios futuros muestran que las temperaturas están en camino de dispararse muy por encima de los 1,5 grados, alcanzando la marca en la década de 2030. Entonces, algunos funcionarios comenzaron a contar con superar ese umbral y regresar una década más tarde con una tecnología costosa aún por probar para extraer el carbono del aire o por algún otro medio.


El informe del lunes afirmó que si ocurre ese exceso, "entonces muchos sistemas humanos y naturales enfrentarán riesgos severos adicionales... algunos serán irreversibles, incluso si se reduce el calentamiento global".

Los países deben hacer más para adaptarse al calentamiento y los países ricos deben hacer un mejor trabajo brindando ayuda financiera a las naciones más pobres para adaptarse al cambio climático causado principalmente por el mundo en desarrollo, dice el informe. Pero hay límites para lo que se puede lograr con la adaptación y, a veces, como en el caso de los diques, las soluciones técnicas para disminuir los daños en un lugar podrían empeorar las cosas en otro, dice el informe.


En medio de todas las señales de peligro, los expertos dijeron que quieren evitar la fatalidad.


“El miedo no es un buen consejero y nunca lo es”, dijo el vicecanciller y ministro alemán de clima y economía, Robert Habeck. “La esperanza es la opción correcta”.

Hayhoe dijo que lo que se necesita es realismo, acción y esperanza.


“Es realmente malo y hay una buena posibilidad de que empeore”, dijo Hayhoe. “Pero si hacemos todo lo posible, eso marcará la diferencia. Nuestras acciones marcarán la diferencia… Esa es la esperanza”.


ARTÍCULO POR: SETH BORENSTEIN

FOTOGRAFÍA: DAVID ZALUBOWSKI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


18 views0 comments

Comments


bottom of page