google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Justin Trudeau revoca la Ley de Emergencias y el orden vuelve a Ottawa

El primer ministro Justin Trudeau revocó el uso de la Ley de Emergencias ahora que terminó la protesta del "Convoy de la libertad" en el centro de Ottawa.


El bloque central del parlamento se muestra a través de las puertas de Parliament Hill en Ottawa el 11 de febrero de 2014.
El bloque central del parlamento se muestra a través de las puertas de Parliament Hill en Ottawa el 11 de febrero de 2014.

Trudeau convocó la Ley de Emergencias, que reemplazó la Ley de Medidas de Guerra en 1988, por primera vez la semana pasada, y dijo que la policía necesitaba ayuda adicional para poner fin a los bloqueos que habían estado en curso en Ottawa durante semanas y que se habían extendido a los cruces fronterizos clave entre Canadá y Estados Unidos.


El primer ministro dijo que la ley cumplió su propósito después de que los negocios se vieron interrumpidos durante semanas y de que varias personas fueran acosadas.


“Después de una cuidadosa consideración, estamos listos para confirmar que la situación ya no es una emergencia. Por lo tanto, el gobierno federal pondrá fin al uso de la Ley de Emergencias”, anunció Trudeau, diciendo que confía en que los estatutos locales y su aplicación están bien establecidos. “Aquí en Ottawa y en otros lugares del país, había evidencia de personas que intentaban socavar e incluso dañar la democracia de Canadá”, dijo Trudeau. “A medida que pasaban las semanas, se hizo evidente que las autoridades provinciales y locales necesitaban más herramientas para hacer cumplir la ley y proteger a los canadienses. Eso es exactamente lo que hizo la Ley de Emergencias al asegurarles eso”.

La ley de emergencias permitió a las autoridades declarar ciertas áreas como zonas prohibidas. También permitió a la policía congelar las cuentas bancarias personales y corporativas de los camioneros y obligar a las empresas de grúas a retirar los vehículos.


“Teníamos muy claro que el uso de la ley de emergencias estaría limitado en el tiempo”, dijo Trudeau. “Dijimos que lo levantaríamos lo antes posible”.

Como resultado del anuncio de Trudeau, el premier de Ontario, Doug Ford, dijo que la provincia puso fin a su estado de emergencia a partir de las 5 p. m. del miércoles.


“Las herramientas de emergencia proporcionadas a las fuerzas del orden se mantendrán en este momento mientras la policía continúa abordando la actividad en curso en el terreno”, dijo Ford en un comunicado a través de la portavoz de la oficina, Ivana Yelich. “ Seguimos agradecidos a todos los oficiales de primera línea y socorristas que contribuyeron a resolver pacíficamente la situación en Ottawa, Windsor y otras partes de la provincia”.

El Primer Ministro afirmó que las medidas cumplieron con la Carta de Derechos y Libertades.


La Cámara de los Comunes votó para aprobar el uso de la Ley de Emergencias contra las protestas del "Convoy de la libertad" con una votación de 185-151. La moción fue aprobada con el apoyo de los liberales y el NDP, mientras que los diputados conservadores y del bloque quebequense votaron en contra.


El Senado comenzó a debatir una moción sobre la ley el martes.


Las medidas de emergencia, con las que el primer ministro Trudeau dio a las fuerzas del orden público las herramientas que necesitaban para despejar con éxito las manifestaciones que ocuparon la capital de la nación y los cruces fronterizos internacionales en todo el país, estaban programadas para permanecer en vigor durante 30 días. Pero la policía de Ottawa ha despejado constantemente el centro de la ciudad y las calles de la ciudad, presentando más de 100 cargos y realizando cientos de arrestos en los últimos días. Como resultado, más de 150 vehículos fueron remolcados.


Según un anuncio de la policía de Ottawa realizado el lunes, algunos manifestantes intentaron regresar al área protegida luego de la acción policial durante el fin de semana.


Adicionalmente, se le negó la fianza a una de las principales organizadoras de las protestas, Tamara Lich, quien permanecerá bajo custodia. Justice dijo que cree que existe un riesgo sustancial de que Lich se involucre en un comportamiento ilegal o aconseje a otros para que lo hagan.


Se espera que Pat King, otro líder clave en la protesta, reciba una decisión sobre su fianza para el viernes.


Durante casi una semana estuvo bloqueado el cruce fronterizo más concurrido entre Estados Unidos y Canadá, el puente Ambassador entre Windsor, Ontario y Detroit. El cruce ve más del 25 por ciento del comercio entre los dos países.


Un pequeño convoy de camioneros que exigen el fin de los mandatos de coronavirus comenzó el miércoles un viaje a través del país desde California hasta el área de Washington, DC.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: JUSTIN TANG

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page