google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La ciudad de Toronto busca imponer impuestos a las viviendas desocupadas

En medio de la actual crisis de asequibilidad de vivienda en la ciudad, a los habitantes de Toronto se les está pidiendo su opinión sobre un nuevo impuesto destinado a impulsar la oferta de viviendas; pero algunos observadores dicen que cuestionan el efecto que tendrá dicho impuesto, que entrará en vigor el próximo año.


La ciudad de Toronto busca imponer impuestos a las viviendas desocupadas.
La ciudad de Toronto busca imponer impuestos a las viviendas desocupadas.

El impuesto a las viviendas desocupadas tiene como objetivo alentar a los propietarios a vender o alquilar sus propiedades residenciales desocupadas para aumentar la oferta de viviendas de Toronto, o pagar un impuesto para mantenerlas desocupadas.


La ciudad le esta pidiendo a los residentes que completen una encuesta, que incluye preguntas para revelar el nivel de apoyo del impuesto, sí están de acuerdo con las exenciones propuestas y con qué frecuencia se debe evaluar el impuesto. Se aceptan registros de respuestas hasta el lunes.


La vicealcaldesa Ana Bailao, quien también es defensora de vivienda de la ciudad, dijo que la consulta pública permitirá a la ciudad ultimar algunos detalles del impuesto, como quién puede calificar para una exención.


“La intención del impuesto es realmente motivar a las personas que tienen las casas que hoy están vacías, y que no están cumpliendo el rol que creo que deberían estar cumpliendo, que en realidad es ser la casa de alguien... a alquilarlas o venderlas”, dijo.

A partir de 2022, todos los propietarios deberán declarar el estado de sus viviendas cada año.


Una unidad se considera desocupada si ha estado desocupada durante más de seis meses durante el año calendario anterior y no es la residencia principal del propietario.


Las personas que declaren sus casas como desocupadas deberán pagar un impuesto, que será el uno por ciento del valor tasado actual de su casa. Aquellos que no lo hagan podrían enfrentar una multa.


Dado que el impuesto se basa en el estado de una residencia durante el año anterior, los propietarios de viviendas declaradas vacantes en 2022 tendrán que pagar el impuesto en 2023.


Se pueden aplicar algunas exenciones, incluso para los viajeros de invierno, si el propietario registrado muere o si la propiedad está siendo renovada.


La ciudad estima que el impuesto generará entre $ 55 millones y $ 66 millones en ingresos anuales, basado en una tasa de vacantes del uno por ciento y un impuesto del mismo porcentaje.


Jason Mercer, jefe analista de mercado de la Junta Regional de Bienes Raíces de Toronto, dijo que "el jurado aún está deliberando" sobre el impuesto. “Será importante hacer un seguimiento para ver si vemos más oferta que pueda atribuirse al impuesto”, dijo. "Es de esperar que, con el tiempo, se convierta en un impuesto que esencialmente no recaude ingresos, porque habrá logrado incitar a los inversores a poner sus unidades en línea".

Murtaza Haider, profesor de administración de bienes raíces en la Universidad Ryerson de Toronto, dijo que la motivación de la ciudad para implementar el impuesto es "correcta y está justificada".


Pero cuestionó cuánto impacto tendrá realmente el impuesto.


“Mi estimación es que tendrá algún impacto, pero no mucho, principalmente porque no quedan muchas casas vacías en una ciudad que está experimentando incrementos muy altos en los alquileres y los precios”, dijo Haider."¿Por qué alguien mantendría un activo como ese desocupado, y si alguien ha mantenido una propiedad vacante, entonces debe tener una buena razón para ello, por lo que aplicaría a algún estado de exención".

Haider dijo que se deben construir más viviendas para abordar en última instancia la falta de oferta de viviendas y la "rápida escalada de precios" que se observa en el mercado.


“Lo que se necesita es mucho más de lo que generaría un impuesto de este tipo”, dijo. "Lo que se necesita son decenas de miles de viviendas más por encima de lo que se ha construido".

Bailao dijo que la ciudad necesita ambas cosas: más construcciones nuevas y un impuesto a las viviendas desocupadas para garantizar "que todas las unidades que estamos construyendo sean el hogar de alguien".


Agregó que Toronto revisará el impacto del impuesto y hará ajustes si no está teniendo el efecto que la ciudad quiere ver.


Vancouver introdujo un impuesto a las viviendas vacías en 2017, lo que la convirtió en la primera ciudad importante de Canadá en implementar una medida de este tipo, que tenía la intención de tomar medidas enérgicas contra la inversión extranjera y la especulación inmobiliaria. La ciudad dijo que el impuesto ha reducido el 25 por ciento de las propiedades desocupadas desde su lanzamiento.


Ottawa también implementará un impuesto a las viviendas desocupadas en 2022, mientras que otras jurisdicciones como Mississauga - Ontario, están considerando implementar impuestos similares.



ARTÍCULO POR: NOUSHIN ZIAFATI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

19 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page