google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La mayoría de los canadienses están preocupados por infectarse con Ómicron

Una nueva encuesta de opinión pública encontró que la mayoría de los canadienses están preocupados por infectarse con la variante Ómicron del virus COVID-19, mientras que la misma mayoría cree que las vacunas o la propia inmunidad de las personas también los protegerán.


La mayoría de los canadienses están preocupados por infectarse con Ómicron.
La mayoría de los canadienses están preocupados por infectarse con Ómicron.

Una encuesta realizada por Maru Public Opinion entre el 17 y el 19 de diciembre mostró que el 56 por ciento de los canadienses están preocupados de contraer la variante Ómicron, 10 puntos porcentuales más que hace una semana cuando se hizo una pregunta similar. La preocupación es mayor en British Columbia (60 por ciento), mientras que el mayor aumento con respecto al resultado anterior se registró en Ontario (57 por ciento).


Uno de cada 10 canadienses informa que conoce a alguien de su familia o círculo cercano de amigos que ha contraído Ómicron en los últimos 10 días.


Una mayoría similar (55 por ciento) cree que Ómicron está siendo subestimado y que será altamente contagioso y transformará la situación actual en algo más mortal que lo vivido en la última ola de COVID-19. Esta creencia es más fuerte en Quebec (61 por ciento), seguido de Ontario (58 por ciento).


Del mismo modo, el 55 por ciento de los canadienses cree que las vacunas actuales o la propia inmunidad de las personas los protegerán de Ómicron.


Para hacer frente a esta nueva cepa del virus, el 59 por ciento de los canadienses dicen que se quedarán en casa más tiempo, lo que representa un aumento del 21 por ciento desde el 6 de diciembre, cuando se hizo la misma pregunta. Tres de cada 10 dicen que ya han cancelado o pospuesto sus planes de viaje debido a preocupaciones sobre el virus, mientras que cuatro de cada 10 dicen que la variante está causando que su lugar de trabajo o su capacidad para trabajar se vea afectada por las nuevas restricciones.


Cuatro de cada 10 canadienses dijeron que aprueban la reducción de los límites de capacidad en las empresas y la reducción de los contactos sociales, mientras que el 28 por ciento dijo que les gustaría ver medidas más agresivas, como bloqueos completos, para hacer frente al aumento en los nuevos casos de COVID-19 causados ​​por Ómicron. Otro 26 por ciento prefiere dejar las cosas como están y permitir que las personas utilicen su criterio.


Cuando se trata de cómo sus líderes gubernamentales están manejando esta última ola, el 60 por ciento de los canadienses dijo que su gobierno provincial está respondiendo de manera efectiva y el 57 por ciento cree que los liberales de Trudeau están haciendo un buen trabajo.


Entre los líderes provinciales, el 71 por ciento de los quebequenses dan el visto bueno al premier François Legault, seguido por John Horgan de British Columbia (60 por ciento), mientras que el 56 por ciento de los habitantes de Ontario aprueban el manejo de la situación por parte de Doug Ford. Solo el 40 por ciento de los habitantes de Alberta aprobaron las acciones de Jason Kenney.


La encuesta se realizó a 1.512 adultos canadienses seleccionados al azar, que son panelistas en línea de Maru Voice Canada, y tiene un margen de error de +/- 2.5 por ciento, 19 de 20 veces.



ARTÍCULO POR: JOHN MARCHESAN

TWITTER: TWITTER / @UNITYHEALTHTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page