google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La mayoría de los canadienses no sienten simpatía por los no vacunados que se enferman de COVID-19

Una nueva encuesta que examina cómo los canadienses vacunados ven a los no vacunados sugiere que la mayoría no siente simpatía por las personas no vacunadas que se enferman gravemente con COVID-19.


La mayoría de los canadienses no sienten simpatía por los no vacunados que se enferman de COVID-19.
La mayoría de los canadienses no sienten simpatía por los no vacunados que se enferman de COVID-19.

La encuesta de opinión pública de Maru encontró que casi la mitad de los encuestados cree que los no vacunados son responsables de abrumar al sistema de atención médica, mientras que el 40 por ciento afirmó que esas personas son las que impiden que los canadienses regresen a una nueva vida normal.

Un poco más del 45 por ciento dijo que no simpatizaban con las personas no vacunadas que mueren de COVID-19.

Un poco más de una de cada cuatro personas cree que los no vacunados son "buenas personas con razones y preocupaciones legítimas", mientras que el 12 por ciento los llamó héroes de la libertad de expresión y elección.

La misma encuesta investigó por qué los no vacunados, alrededor del 10 por ciento de la población elegible, no se están vacunando. Cuarenta y cinco por ciento de los encuestados dijeron que están defendiendo su libertad civil para tomar una decisión por sí mismos.

Otro 42 por ciento dijo que está esperando nuevos datos para ver si es realmente seguro, mientras que un 32 por ciento cree que su sistema inmunológico podría vencer solo al COVID-19. Aquellos que están ansiosos o asustados por lo que la vacuna podría hacerles representaron el 28 por ciento de los encuestados.

Menos encuestados (el 22 por ciento) no querían que el gobierno les dijera qué hacer, mientras que el 21 por ciento está preocupado por el impacto potencial en su estructura genética.

Solo uno de cada 10 o nueve por ciento cree que el COVID-19 es un engaño y es solo una gripe fuerte, no un virus mortal.

La tasa de vacunación en Canadá para aquellos elegibles es de poco más del 88 por ciento. Esta encuesta encontró que aproximadamente el nueve por ciento se negó a recibir una vacuna contra el COVID-19.

La mayoría de los canadienses, el 66 por ciento, cree en las vacunas obligatorias para todas las personas mayores de cinco años; pero más del 80 por ciento cree que el país debería permitir exenciones. El setenta y siete por ciento cree que las exenciones deberían ser aquellas con razones médicas legítimas y diagnosticadas.

Cuando se trata de cómo abordar a los no vacunados en Canadá, la mayoría, el 77 por ciento, pensó que se les debería restringir el ingreso a espacios públicos y locales como restaurantes, cines, bibliotecas, licorerías, tiendas de cannabis, y varios puntos de venta.

De manera similar a una encuesta de opinión pública de Maru la semana pasada, el 61 por ciento estuvo de acuerdo en que los no vacunados deberían pagar algún tipo de impuesto de salud .Quebec ya ha introducido un recargo de salud para los no vacunados.

La mayoría (el 67 por ciento) no estuvo de acuerdo con restringir el acceso a la atención médica para los no vacunados y con hacer que aquellos que no hayan recibido la vacuna cumplan con hasta cinco días de prisión como parte de una sentencia de cárcel por poner en peligro a otros y/o abrumar el sistema de salud.

La encuesta se realizó el 14 y 15 de enero a 1.506 adultos canadienses seleccionados al azar que son panelistas en línea de Maru Voice Canada y tiene un margen de error de más o menos 2,5 por ciento, 19 veces de 20.



ARTÍCULO POR: MEREDITH BOND

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page