google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La respuesta al aumento repentino de pacientes en las UCI podría ser todo un desafío en Ontario

Un nuevo informe ha descubierto que será un desafío para el sistema de atención médica de Ontario responder rápidamente a un aumento de pacientes con COVID-19 en estado crítico durante la cuarta ola.


La respuesta al aumento repentino de pacientes en las UCI podría ser todo un desafío.
La respuesta al aumento repentino de pacientes en las UCI podría ser todo un desafío.

El informe sobre la capacidad de cuidados intensivos de la Junta Asesora Científica COVID-19 de Ontario encontró que la escasez de personal, el agotamiento de los trabajadores y la reanudación del tratamiento para otras afecciones de salud pueden tensar el sistema de salud en caso de un aumento repentino de pacientes.


El informe también planteó el problema de que la influenza, que estuvo más o menos ausente durante la última temporada de esta enfermedad, puede enfermar gravemente a más personas este invierno y también pueden requerir cuidados intensivos en los hospitales.


El sistema de salud aún podrá responder, pero sin la misma flexibilidad disponible en oleadas anteriores, dijo el Dr. Kali Barrett, médico de cuidados intensivos de Toronto.


“Logramos superar las oleadas anteriores y estuvimos allí para satisfacer las necesidades del público de Ontario, y nuestra prioridad y nuestro objetivo será hacer lo mismo... pero será más difícil lograr esto en repetidas ocasiones”, dijo Barrett.


La junta científica dijo que las medidas de salud pública son necesarias para mantener bajos los casos de COVID-19 y gripe y agregó que se necesitan medidas a más largo plazo para abordar los problemas de personal.


"Este no sería el momento de buscar algún tipo de relajación de las medidas de salud pública", dijo Barrett. "Dada también la incertidumbre que tenemos en este momento con la nueva variante, creo que hay muchas cosas desconocidas con las que tenemos que seguir lidiando a lo seguro".

Actualmente, la provincia cuenta con más de 150 pacientes con COVID-19 en unidades de cuidados intensivos en toda la provincia.


Según las últimas proyecciones de la junta de asesoramiento, la ocupación de las UCI seguirá aumentando en las próximas semanas y puede llegar a alrededor de 200 pacientes para el nuevo año.


Por su parte, el director médico de salud, el Dr. Kieran Moore, dijo que Ontario está realizando la secuenciación del genoma en todas las pruebas COVID-19 positivas elegibles para identificar cualquier caso de Ómicron.


Se contactó a cientos de personas que habían viajado recientemente desde países africanos considerados de alto riesgo para la variante para realizar la prueba.


El siguiente paso de el plan de reapertura del gobierno de Ford está programado para el 17 de enero y podría ver que los límites de capacidad se levantaran gradualmente en lugares donde no se requiere prueba de vacunación. El certificado de vacunación también podría dejar de implementarse gradualmente en ese momento.


La provincia tenía la intención de eliminar los límites de capacidad en clubes nocturnos y clubes de striptease el 15 de noviembre; pero detuvo la reapertura gradual debido a un aumento reciente en las infecciones por COVID-19.


La provincia dijo que la medida se retrasará al menos 28 días mientras continúan monitoreando los indicadores COVID-19.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER Y FIL MARTINO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ



Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page