google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Las empresas aplauden la flexibilización de las restricciones COVID-19 antes del fin de semana largo

Aunque muchas de las empresas de Ontario que estaban sujetas a múltiples restricciones a causa del COVID-19 están agradeciendo la oportunidad de volver a operar a plena capacidad, la reacción es mixta cuando se trata del levantamiento de los certificados de vacunación.


Las empresas aplauden la flexibilización de las restricciones COVID-19 antes del fin de semana largo.
Las empresas aplauden la flexibilización de las restricciones COVID-19 antes del fin de semana largo.

Los límites de capacidad en entornos bajo techo de en Ontario, como gimnasios y restaurantes, se levantarán a las 12:01 a. m. del jueves.


El premier Doug Ford anunció la reapertura acelerada y el fin de los requisitos del certificado de vacunas en una conferencia de prensa el lunes por la mañana, junto con el director médico, el Dr. Kieran Moore.


Tanto Ford como Moore también señalaron la mejora de los indicadores del COVID-19 y la tasa de vacunación como el argumento para acelerar la reapertura. También citaron la tasa de positividad de la prueba de la provincia, que ha pasado de más del 30 por ciento a alrededor del 12 por ciento desde principios de enero.


Muchas empresas han manifestado que están emocionadas de poder dar la bienvenida a más clientes; pero creen que tomará algún tiempo para que sus negocio regresen a los niveles previos a la pandemia.


Por otra parte, el epidemiólogo Colin Furness dijo que tiene serias preocupaciones con el plan acelerado del gobierno de Ford: vigilar la subvariante BA.2 de Ómicron que, según él, es más transmisible y tiene la capacidad de volver a infectar a los pacientes. Furness dijo que es difícil medir dónde se encuentra realmente la provincia debido a la falta de pruebas de PCR.


"Estamos en un punto ciego", dijo Furness. “No sabemos cuántas infecciones de BA.2 hay porque no estamos haciendo pruebas”.

El especialista en enfermedades infecciosas, el Dr. Isaac Bogoch, citó la tasa de vacunación y la constante tendencia a la baja de las hospitalizaciones y las admisiones en las UCI, y dijo que cree que es el momento adecuado para levantar las medidas.


“Está bien comenzar a levantar las restricciones ahora”, dijo Bogoch. “Las medidas de salud pública deben estar alineadas con la amenaza para la salud pública”.

El requisito de prueba de vacunación de la provincia finalizará el 1 de marzo, coincidiendo con el levantamiento de casi todas las demás medidas de salud pública y restricciones de capacidad.


Y aunque muchos celebran esta decisión, algunos han expresado su preocupación de que el levantamiento de los certificados de vacunación pueda alejar a algunas personas de los gimnasios y restaurantes.


Bogoch cree que el sistema de certificados de vacunas tal como está actualmente ha dejado de ser útil. Dos dosis aún ofrecen al individuo vacunado cierta protección contra la variante Ómicron; pero no se ha demostrado que prevengan la propagación del virus a otros.

Como resultado, algunos han cuestionado si el certificado de vacunación debería modificarse para exigir tres dosis en lugar de dos. Bogoch dijo que un sistema de tres dosis podría resultar demasiado complicado de implementar en este momento; ya que muchas personas contrajeron el virus en los últimos meses, pero no tienen forma de demostrar que alguna vez se infectaron debido a la falta de pruebas de PCR disponibles.


Bogoch señaló el consejo de la NACI que dice que los canadienses deben esperar tres meses después de la infección para recibir una tercera dosis.


“Si escuchamos a la NACI, realmente no se puede comenzar a excluir a las personas de estos lugares cerrados hasta mayo esencialmente”.

Las empresas y otros entornos pueden optar por seguir exigiendo pruebas de vacunación si así lo desean. La vacunación también seguirá siendo un requisito en hospitales y residencias de ancianos.


Los requisitos de uso de mascarillas se mantendrán por el momento; pero la provincia dijo que pronto se proporcionará un cronograma para el final de dicho mandato.


“Nuestros números de vacunación hablan por sí mismos”, dijo Moore durante la conferencia de prensa del lunes. “Como resultado, ya no necesitamos los certificados de vacunación. En nuestra estimación, dado dónde estamos en la epidemia, a partir del 1 de marzo ya no serán necesarios”.

La líder de la oposición del NDP, Andrea Horwath, acusó al premier de tomar la decisión de la flexibilización de las restricciones para aplacar a los manifestantes contra el mandato de vacunación COVID-19 y dijo que la prueba de los requisitos de vacunación todavía tiene un propósito.


“Queremos que Ontario esté completamente abierto cuando sea seguro y que siga así, incluidos los restaurantes, los gimnasios y especialmente las escuelas”, dijo Horwath en un comunicado. “Los certificados de vacunación ayudan a mantener todo abierto y nos protegen a todos”.


ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Комментарии


bottom of page