google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Las escuelas de Ontario solo deberán informar los brotes de COVID-19 en estas circunstancias

Los directores de las escuelas de Ontario solo deberán informar los brotes de COVID-19 a las Unidades de Salud Pública cuando las tasas de ausentismo entre los estudiantes y el personal alcancen un umbral del 30 por ciento; pero los padres tendrán acceso a los datos sobre los brotes escolares antes de que alcancen esa gravedad, dijo el Ministerio de Educación.


Los directores de escuelas solo deberán informar los brotes de COVID cuando se alcance el 30 % de ausentismo en la institución.
Los directores de escuelas solo deberán informar los brotes de COVID cuando se alcance el 30 % de ausentismo en la institución.

La provincia dijo que el umbral del 30 por ciento solo se aplica a los informes a las Unidades de Salud Pública; pero la información aún estará disponible a través del Ministerio antes de llegar a ese punto.


“Los directores tienen que informar las ausencias diarias al (el) Ministerio... independientemente del porcentaje de ausentismo”, aclaró la oficina del Ministro de Educación, Stephen Lecce, después de las preocupaciones de que los padres no conocerían el estado del virus en las escuelas de sus hijos. "Esto se informará como parte de nuestro nuevo informe en el sitio web (de la provincia)... Los padres tendrán acceso a esos datos ANTES de que se alcance el 30% según nuestro nuevo informe", subrayó la oficina de Lecce.

La provincia ya ha revelado detalles de su plan de regreso a clases. Los estudiantes y el personal regresarán a las aulas el lunes 17 de enero y Lecce describió una variedad de medidas que tienen como objetivo mantener las escuelas seguras y abiertas en medio de una ola creciente de casos de la variante de COVID-19, Ómicron.


Lecce dijo que el regreso de Ontario al aprendizaje en persona se centrará en pruebas rápidas, ventilación mejorada y más acceso a vacunas y equipo de protección personal (EPP).


El plan de la provincia incluye repartir dos pruebas rápidas de antígenos a cada estudiante y miembro del personal para que las usen cuando presenten síntomas.


Las pruebas rápidas de antígeno se proporcionarán “empezando por el personal de las guarderías y las escuelas públicas, los niños en las guarderías y los estudiantes de las escuelas primarias públicas, seguidos por los estudiantes de secundaria”, dijo la provincia.


“El plan de Ontario para abrir y proteger las escuelas se centra en implementar millones de pruebas rápidas en nuestras escuelas y centros de cuidado infantil, mejorar la ventilación y contar con equipo de protección personal de alta calidad, junto con aumentar el acceso a las vacunas tanto para los niños, de forma voluntaria, como para el personal”, dijo Lecce.

Cuando se trata de cuestiones de personal, la provincia dijo que se apoyará en educadores jubilados y estudiantes de magisterio para ayudar a llenar los inevitables vacíos de trabajadores.


Lecce promocionó nuevas medidas para mejorar la capacidad del personal y hacer frente a las ausencias esperadas de trabajadores, incluido un nuevo arreglo que casi duplica la cantidad de días que los educadores jubilados pueden trabajar, de 50 a 95, y que permite que los candidatos a maestros de primer y segundo año sean elegibles para ayudar a proporcionar personal temporal en las escuelas más afectadas.


En un intento por minimizar el cierre de escuelas, la provincia también recomienda rotar, planificar días remotos si es necesario y combinar clases y asignar estudiantes a diferentes clases cuando sea necesario.


El premier Doug Ford dijo que su gobierno no está "frenándose en nada". “Soy optimista, cauteloso pero optimista, de que vamos a tener una buena apertura el lunes”, dijo Ford después de la conferencia de prensa. “Vamos a vacunar a los niños en las escuelas”, continuó el priemier, instando a los padres a firmar los permisos para aprobar los tratamientos. “Vamos a hacer todo lo que podamos para asegurarnos de tener un buen regreso a clases”.

El martes, la provincia actualizó su orientación de regreso a las escuelas, diciendo que los estudiantes solo serán elegibles para la prueba de PCR si desarrollan síntomas de COVID-19 mientras están en una institución educativa. Los grupos restringidos ya no se descartarán en caso de un caso positivo y las escuelas ya no notificarán rutinariamente a los estudiantes en las clases con un caso positivo.


Los estudiantes que den positivo en la escuela deberán cumplir con las pautas provinciales de aislamiento y prueba del virus.


A la ministra de Salud, Christine Elliott, se le preguntó el martes qué ha cambiado para permitir que las escuelas reabran de manera segura la próxima semana.


“Sabemos que el estar en la escuela ayuda a la salud mental y física de los estudiantes”, dijo ella, y agregó que el gobierno “ha hecho todo lo posible para que las escuelas sea seguras para los estudiantes”.


ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER Y MICHAEL TALBOT EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN LOCAL

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page