google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los canadienses quieren protección de los bosques; pero les preocupan las consecuencias económicas

Los canadienses de todas las tendencias políticas y de todas las regiones apoyan una mayor protección de los bosques del país; pero están preocupados por lo que eso podría significar para la economía, según una nueva encuesta.


Los canadienses quieren protección de los bosques; pero les preocupan los empleos afectados.
Los canadienses quieren protección de los bosques; pero les preocupan los empleos afectados.

La encuesta, realizada por tres grupos ambientalistas días antes de que Ottawa publique sus planes climáticos, indica que el 83 por ciento de los canadienses estuvo de acuerdo en que el gobierno federal debería hacer más para proteger los bosques y la vida silvestre.


El apoyo alcanzó el 89 por ciento en Quebec. Incluso en Prairies (Praderas canadienses al oeste de canadá), donde el apoyo fue más bajo, casi las tres cuartas partes de los encuestados estuvieron de acuerdo.


Dos tercios de los conservadores querían ver más protecciones, un número que creció al 91 y al 95 por ciento entre los liberales y los nuevos demócratas.


“La amplitud del apoyo entre regiones y afiliaciones políticas fue un poco sorprendente”, dijo Michael Polanyi de Nature Canada, quien encargó la encuesta Ekos junto con el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y Nature Quebec.


Pero la misma encuesta encontró que el 67 por ciento estaba al menos un poco preocupado por el impacto económico de esas protecciones, una cifra que se dispara al 86 por ciento entre los conservadores.


“Hay cierta preocupación”, reconoció Polanyi, aunque señaló que más de una cuarta parte de los que respondieron a esa pregunta calificaron su preocupación como leve.


La encuesta, que se aplicó a 1.036 canadienses entre el 11 y el 18 de marzo, se produce días antes de que se espere que el gobierno federal revele su Ruta de Reducción de Emisiones, un plan formal para lograr emisiones netas de gases de efecto invernadero cero para 2050. Polanyi dijo que si esos objetivos van a ser cumplido, la silvicultura necesitará una mirada más profunda.


“Le ha faltado atención”.

Si bien el inventario nacional de gases de efecto invernadero dice que la silvicultura libera 140 megatoneladas de dióxido de carbono al año, Polanyi dijo que eso es demasiado bajo. En octubre, Nature Canada publicó una investigación que sugiere que se trata de una subestimación de 80 megatoneladas.


La replantación de árboles cosechados no hace que la industria sea neutra en carbono, dijo Polanyi. Se necesita una década para que una plántula comience a secuestrar carbono, mientras que el carbono almacenado en un árbol maduro eventualmente se va a la atmósfera sin importar cómo se use. Por esa razón, dijo Polanyi, las empresas que queman pellets de madera para obtener energía deberían pagar el mismo impuesto al carbono que las que queman carbón o gas. La encuesta sugiere que tres cuartas partes de los canadienses están de acuerdo.


“Los canadienses quieren igualdad de condiciones”.

Los portavoces de la industria dicen que las emisiones de carbono se contabilizan en su totalidad a través de métodos desarrollados por científicos federales. Los métodos de contabilidad de Canadá han sido adoptados por 25 países y aprobados por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, dijeron.


La Asociación de Productos Forestales de Canadá dijo que la gestión forestal ya imita los procesos naturales, como las pérdidas por incendios, en un intento por mantener los ecosistemas funcionando normalmente.


Aún así, la encuesta sugiere un fuerte apoyo para una mayor protección de los bosques.

Casi dos tercios dijeron que es importante conservar el crecimiento antiguo. Casi las tres cuartas partes dijeron que era importante que Canadá liderara el mundo "protegiendo los bosques boreales intactos que quedan", una opinión compartida por casi la mitad de los encuestados conservadores.


Polanyi dijo que el plan de los liberales para reducir las emisiones generales de gases de efecto invernadero deberá incluir medidas para el sector forestal si va a funcionar.


“Este informe que saldrá la próxima semana va a ser crítico”, dijo. “Proponer acciones para incentivar un sector maderero con bajas emisiones de carbono es una oportunidad para asegurarnos de que todos los sectores estén contribuyendo”.


ARTÍCULO POR: BOB WEBER FOTOGRAFÍA: JONATHAN HAYWARD

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


14 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page