google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los canadienses siguen siendo reacios a repartir dulces en Halloween, según una nueva encuesta

Halloween regresa después de haber sido casi cancelado en muchas partes del país el año pasado en medio de la pandemia del COVID-19. Si bien la mayoría de los padres canadienses dicen que planean llevar a los pequeños a pedir dulces el domingo, una nueva encuesta sugiere que no todos se sienten cómodos abriendo sus puertas.


Los canadienses siguen siendo reacios a repartir dulces en Halloween, según una nueva encuesta.
Los canadienses siguen siendo reacios a repartir dulces en Halloween, según una nueva encuesta.

Un estudio de Leger y la Asociación de Estudios Canadienses descubrió que más del 90 por ciento de los encuestados, cuyos hijos pidieron dulces el año pasado, planean permitirles salir de nuevo este año.


Además de los que salieron el año pasado, el vicepresidente ejecutivo de Leger, Christian Bourque, dijo que algunos padres que mantuvieron a sus hijos en casa pueden permitirles salir a las calles este año considerando las altas tasas de vacunación aactuales en comparación con la ausencia de vacunas hace un año.

A pesar de una mayor disposición a ir a pedir dulces, la encuesta encontró que menos de la mitad de los canadienses (44 por ciento) dicen que estarán abriendo sus puertas a los que traten de pedir dulces debido a la pandemia en curso.


Del 56 por ciento que dijo que no repartirá dulces este año, la mitad de ellos (28 por ciento) dijo que normalmente practicaría la actividad en un año normal.


Realizada del 22 al 24 de octubre, la encuesta en línea encuestó a 1.512 canadienses y no se le puede asignar un margen de error porque las encuestas basadas en Internet no se consideran muestras aleatorias.



Halloween fue esencialmente cancelado en Toronto y gran parte del GTA el año pasado debido a la pandemia; pero el gobierno provincial ha publicado directrices para celebrarlo este año de forma segura.


El director médico de salud, el Dr. Kieran Moore, recomienda a los niños pedir dulces al aire libre tanto como sea posible, lo que significa que, si es posible, repartir dulces en el porche es óptimo. También recomienda mantener breves las interacciones con los niños que pasan a pedir dulces y alentarlos a seguir adelante a la mayor brevedad posible.


Moore también recomienda que los niños sean creativos y consideren usar una cubierta facial como parte de sus disfraces.


El año pasado, Ontario recomendó que los niños en los cuatro puntos críticos de COVID-19 de las regiones de Toronto, Ottawa, Peel y York deberían abstenerse de pedir dulces.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

29 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page