google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los CDC reflexionan sobre el requisito de la prueba COVID-19 para pacientes asintomáticos

A medida que la variante COVID-19 Ómicron se consolida en los Estados Unidos, los principales funcionarios de salud federales buscan agregar una prueba negativa junto con sus restricciones de aislamiento de cinco días para los estadounidenses asintomáticos que contraen el coronavirus, dijo el domingo el principal asesor médico de la Casa Blanca.


El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, habla durante la sesión informativa diaria en la Casa Blanca en Washington, el miércoles 1 de diciembre de 2021.
El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, habla durante la sesión informativa diaria en la Casa Blanca en Washington, el miércoles 1 de diciembre de 2021.

El Dr. Anthony Fauci dijo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ahora están considerando incluir la prueba negativa como parte de su guía después de recibir un “retroceso” significativo en sus recomendaciones actualizadas la semana pasada.


Bajo esa guía del 27 de diciembre, las restricciones de aislamiento para las personas infectadas con COVID-19 se redujeron de 10 a cinco días si ya no sienten síntomas o tienen fiebre. Después de ese período, se les pide que pasen los siguientes cinco días con una mascarilla cuando estén cerca de otras personas.


Desde entonces, las pautas han recibido críticas de muchos profesionales de la salud por no especificar una prueba de antígeno negativa como requisito para salir del aislamiento.


“Ha habido cierta preocupación sobre el por qué no pedimos a las personas en ese período de cinco días que se hagan la prueba”, dijo Fauci. "Revisándolo de nuevo, puede haber una opción en ello, las pruebas podrían ser parte de eso y creo que vamos a escuchar más sobre esto en los próximos días por parte de los CDC".

Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, dijo que EE. UU. ha experimentado un "aumento vertical" de nuevos casos, que ahora promedia 400.000 casos al día, y que las hospitalizaciones también han aumentado.


“Definitivamente estamos en medio de una oleada y un repunte muy severo en los casos”, dijo. "La aceleración de los casos que hemos visto no tiene precedentes, ha ido mucho más allá de lo que hemos visto antes".

Fauci dijo que le preocupa que la variante Ómicron esté abrumando el sistema de atención médica y provocando una "interrupción importante" en otros servicios esenciales.


“Cuando digo disrupción importante, seguramente se verán tensiones en el sistema de salud y en personas con cualquier tipo de trabajo ... particularmente con trabajos críticos para mantener la sociedad funcionando normalmente”, dijo Fauci. “Ya sabemos que hay reportes de los departamentos de bomberos y de departamentos de policía en diferentes ciudades, en los que el 10, 20, 25 y en ocasiones el 30% de las personas están enfermas. Y eso es algo de lo que debemos preocuparnos porque queremos asegurarnos de que no tengamos un impacto en la sociedad tal que realmente haya una disrupción. Espero que eso no suceda".

Si bien hay "evidencia acumulada" de que Ómicron podría conducir a una enfermedad menos grave, advirtió que los datos siguen siendo tempranos. Fauci dijo que le preocupan en particular las decenas de millones de estadounidenses no vacunados porque "un buen número de ellos contraerán una enfermedad grave".


Instó a los estadounidenses que aún no se han vacunado y a hacerlo y a que se cubran con una mascarilla en los espacios cerrados para protegerse y mitigar el aumento actual de casos en Estados Unidos.


La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dijo la semana pasada que una investigación preliminar indica que las pruebas rápidas en el hogar detectan Ómicron; pero pueden tener una sensibilidad reducida. La agencia señaló que todavía está estudiando cómo funcionan las pruebas con la variante, que se detectó por primera vez a fines de noviembre.


Fauci dijo que los estadounidenses "no deberían tener la impresión de que esas pruebas no son valiosas".


"Creo que la confusión es que las pruebas rápidas de antígenos nunca han sido tan sensibles como la prueba PCR", dijo Fauci. “Son muy buenos cuando se administran secuencialmente. Entonces, si los hace como dos o tres veces durante un período de unos pocos días, al final del día, son tan buenos como el PCR; pero como una sola prueba no es tan sensible".

Por lo general, una prueba de PCR debe procesarse en un laboratorio. La prueba busca el material genético del virus y luego lo reproduce millones de veces hasta que es detectable con una computadora.


Fauci dijo que si los estadounidenses toman las precauciones necesarias, Estados Unidos podría ver algo parecido a una vida más normal regresar pronto.


“Una de estas cosas que esperamos es que esto alcance su punto máximo después de un período de unas pocas semanas y cambie”, dijo Fauci.

Expresó su esperanza de que para febrero y marzo, Ómicron podría caer a un nivel lo suficientemente bajo "que no perturbe nuestra sociedad, nuestra economía o nuestra forma de vida".



ARTÍCULO POR: HOPE YEN Y AAMER MADHANI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page