google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los expertos afirman que la reapertura de la frontera es muy arriesgada en este punto

La relajación de las restricciones de viaje en la frontera canadiense se produce cuando muchos expertos coinciden en que Ontario ha entrado en una cuarta ola de infecciones por COVID-19.


Los expertos afirman que la reapertura de la frontera es muy arriesgada en este punto.
Los expertos afirman que la reapertura de la frontera es muy arriesgada en este punto.

La decisión de comenzar a reabrir la frontera se tomó hace algún tiempo cuando tanto Canadá como Estados Unidos veían una disminución en los casos de COVID-19. Los indicadores de COVID-19 han dado un giro en las últimas semanas impulsados ​​principalmente por la variante Delta más transmisible.


Cuando el gobierno federal actualizó sus medidas fronterizas el 19 de julio, Ontario tenía un promedio móvil de siete días de 155 casos. Ese promedio ahora se ubica en 261 casos, frente a los 196 de hace una semana.


La Dra. Susie Hota, directora médica de Prevención y Control de Infecciones de University Health Network, dijo que cree que es un momento arriesgado para comenzar a reabrir la frontera.


A Hota le preocupa que Canadá pueda comenzar a importar casos desde el sur de la frontera ahora que más residentes estadounidenses pueden ingresar al país por razones no esenciales.


Todos los viajeros entrantes deben estar vacunados con una vacuna aprobada por Health Canada al menos 14 días antes de llegar al país. La evidencia de vacunación debe cargarse en la aplicación "ArriveCAN" y todos los viajeros deben proporcionar un plan de cuarentena por si acaso.


Las personas no vacunadas no podrán ingresar a Canadá a través de viajes que no sean esenciales. Si alguien o un grupo se considera esencial, deben estar en cuarentena durante dos semanas.


En los EE. UU., los CDC actualizaron recientemente su guía diciendo que las personas vacunadas pueden transmitir COVID-19 tan fácilmente como las personas no vacunadas, a pesar de no mostrar síntomas; pero el informe también señaló que las infecciones seguían ocurriendo a un ritmo más alto entre las personas no vacunadas.


A nivel local, el bioestadístico Ryan Imgrund sostiene que la cuarta ola de Ontario será impulsada por la negativa del gobierno de Ford a implementar un sistema de prueba de vacunación.


“Sin lugar a dudas, Alberta, BC, Ontario, Quebec y Saskatchewan están ahora en la cuarta ola”, dijo Imgrund en un tweet del domingo.

Imgrund dijo que los no vacunados representan 360 de los 423 casos dominicales de Ontario a pesar de que representan solo un tercio de la población de la provincia.


Es por eso que continúa la presión sobre el premier Doug Ford para introducir algún tipo de pasaporte de vacunación en toda la provincia. El premier de Quebec, Francois Legault, anunció la semana pasada que su provincia introducirá un sistema de pasaporte de vacunas para ayudar a prevenir una cuarta ola.


Ford dijo hace semanas que "nunca creyó en ese tipo de evidencias de vacunación" y que "todos obtienen sus pruebas cuando se vacunan".

Ontario reportó 423 nuevos casos de COVID-19 el domingo, un aumento de los 378 casos reportados el sábado. El total de casos del domingo marca el número más alto desde junio y el tercer día consecutivo de aumentos.


Los viajeros completamente vacunados de otros países podrán ingresar a Canadá a partir del 7 de septiembre; aunque el gobierno federal dijo en el momento del anuncio que la fecha tentativa dependerá de que el conteo de casos se mantenga bajo y las tasas de vacunación continúen en la dirección correcta.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN LOCAL

Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page