google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los Rams ganan el Super Bowl con una remontada tardía contra los Bengals

Incluso los Rams de Los Ángeles, repletos de jugadores estrellas, tienen un límite en la cantidad de lesiones que pueden soportar, y casi no tenían miembros estratégicos en la segunda mitad del Super Bowl.


El jugador defensivo de los Rams de Los Ángeles, Aaron Donald (99), después del partido de fútbol americano del Super Bowl 56 de la NF, el domingo 13 de febrero de 2022 en Inglewood, California. Los Rams de Los Ángeles ganaron 23-20.
El jugador defensivo de los Rams de Los Ángeles, Aaron Donald (99), después del partido de fútbol americano del Super Bowl 56 de la NF, el domingo 13 de febrero de 2022 en Inglewood, California. Los Rams de Los Ángeles ganaron 23-20.

Todavía tenían al MVP del Super Bowl, Cooper Kupp, y a Matthew Stafford. Fueron suficientes para ganar un campeonato.


La victoria de Los Ángeles 23-20 el domingo por la noche fue una notable historia de perseverancia a través de reveses por lesiones que habrían aplastado a la mayoría de los equipos, incluidos los Rams, si no fuera por una última serie de anotaciones catalizada por Kupp y Stafford.


Los Rams jugaron el último cuarto de su Super Bowl en casa con los novatos Ben Skowronek y Brycen Hopkins registrando un tiempo de juego significativo. Eso se debe a que Odell Beckham Jr. sufrió una lesión en la rodilla en el segundo cuarto, lo que dejó a los Rams para terminar su último juego sin cuatro de sus seis mejores receptores por yardas de la temporada regular.


En su lugar, los Rams enviaron a sus dos novatos junto con a Kendall Blanton, quien estaba en el límite cuando comenzó la temporada. El corredor Darrell Henderson, quien no había jugado desde el 26 de diciembre debido a una lesión, fue utilizado extensamente como objetivo para atrapar pases, en parte porque los Rams no tenían otros jugadores para hacerlo.


Improbablemente, lo hicieron funcionar: Stafford apuntó a Kupp repetidamente en la serie final, todo el camino hasta la atrapada decisiva de TD de Kupp con 1:25 por jugar.


Los Rams ganaron el Super Bowl con nadie más que Kupp atrapando más de cuatro pases. Para una ofensiva basada en el poder de los jugadores estrellas y la variedad de ataque, este escenario probablemente no era ideal para el entrenador Sean McVay; pero los Rams lo hicieron funcionar.


La falta de profundidad de los Rams es un efecto secundario desafortunado de cargar la parte superior de una lista de la NFL con grandes nombres y grandes cheques de pago. Cuando las lesiones golpearon a los Rams esta temporada, los jugadores disponibles no estaban al mismo nivel.


Los Rams perdieron a Robert Woods, su receptor veterano estable, a mitad de temporada con un ligamento desgarrado en la rodilla. Justo antes de esa lesión, el veterano DeSean Jackson pidió dejar el equipo después de solo siete juegos.


Luego, Los Ángeles perdieron a Tyler Higbee por una lesión en la rodilla en el juego de campeonato de la NFC, lo que privó a Stafford de uno de sus objetivos más confiables. Y luego, en el segundo cuarto del Super Bowl, Beckham cayó al césped tomándose la rodilla izquierda sin un defensor cerca de él.


Los problemas de pase de los Rams se vieron agravados por su total incapacidad para correr el balón, y la insistencia de McVay en seguir intentándolo. El equipo de los Ángeles repetidamente ejecutó jugadas de primer intento en la línea inmóvil para contratiempos y ganancias menores; pero McVay continuó ejecutándolo con Henderson, Cam Akers y Sony Michel.


Los Ángeles tuvo 23 intentos por tierra para 43 yardas y aun así ganaron el Super Bowl.



ARTÍCULO POR: NIKITHA MARTINS

FOTOGRAFÍA: JULIO CORTÉS EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN DEPORTIVA

16 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page