google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los refugiados que huyen de Ucrania superan el millón mientras Rusia avanza en varias ciudades

Más de 1 millón de personas han huido de Ucrania tras la invasión de Rusia, en el éxodo de refugiados más rápido de este siglo, dijo el jueves la Organzación de Naciones Unidas; mientras Moscú dijo que estaba listo para más conversaciones con el objetivo de poner fin a los enfrentamientos, incluso cuando sus fuerzas intensificaron sus ataques contra la segunda ciudad más grande el país y dos puertos marítimos estratégicos.


Los refugiados que huyen de Ucrania superan el millón mientras Rusia avanza en varias ciudades.
Los refugiados que huyen de Ucrania superan el millón mientras Rusia avanza en varias ciudades.

La cuenta que la agencia de refugiados de la ONU asciende a más del 2% de la población de Ucrania, ciudadanos que se han visto obligados a abandonar el país en estos siete días de invasión. La evacuación masiva se pudo ver en Kharkiv, una ciudad de alrededor de 1,5 millones de personas donde los residentes desesperados por escapar de los proyectiles y las bombas que caían abarrotaron la estación de tren de la ciudad y se apretujaron contra los trenes, sin saber siempre a dónde se dirigían.


Con una columna de tanques y otros vehículos aparentemente detenidos durante días fuera de la capital de Kiev, los combates continuaron en múltiples frentes en toda Ucrania, mientras una segunda ronda de conversaciones destinadas a poner fin a los enfrentamientos estaba en planes en la vecina Bielorrusia; sin embargo las dos partes parecían tener pocos puntos en común.


“Estamos listos para llevar a cabo las conversaciones; pero continuaremos la operación porque no permitiremos que Ucrania conserve una infraestructura militar que amenaza a Rusia”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, y agregó que permitiría a los ucranianos elegir qué gobierno deberían tener.

Lavrov dijo que Occidente ha armado continuamente a Ucrania, entrenado a sus tropas y construido bases allí para convertir a Ucrania en un baluarte contra Rusia, repitiendo las afirmaciones rusas que ha utilizado para justificar su operación en Ucrania.


Estados Unidos y sus aliados han insistido en que la OTAN es una alianza defensiva que no representa una amenaza para Rusia y Occidente teme que la invasión de Rusia esté destinada a derrocar al gobierno de Ucrania e instalar un gobierno amigo.


Las fuerzas rusas continuaron ejerciendo su presión. El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña dijo que Mariupol, una gran ciudad en el mar de Azov, estaba rodeada por fuerzas rusas. El estado de otro puerto vital, Kherson, una ciudad de construcción naval del Mar Negro de 280.000 habitantes, sigue sin estar claro.


Las fuerzas de Rusia afirmaron haber tomado el control total de Kherson, que sería la ciudad más grande en caer en la invasión hasta el momento. El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña dijo que eso era posible, aunque aún no se ha verificado. El alcalde dijo que no había fuerzas ucranianas en la ciudad; pero afirmó que la bandera ucraniana todavía ondeaba sobre ella.


Durante la noche, los reporteros en Kiev escucharon al menos una explosión antes de que comenzaran a circular videos de aparentes ataques en la capital.


El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que había inhabilitado un centro de transmisión de reserva en el distrito de Lysa Hora, a unos 7 kilómetros (4 millas) al sur de la sede del gobierno. Dijo que se usaron armas de precisión no especificadas y que no hubo víctimas ni daños a los edificios residenciales.


Una declaración del estado mayor general de las fuerzas armadas de Ucrania no abordó los ataques y solo dijo que las fuerzas rusas se estaban "reagrupando" y "tratando de llegar a las afueras del norte" de la ciudad.


“El avance sobre Kiev no ha sido muy organizado y ahora están más o menos atascados”, dijo el analista militar Pavel Felgenhauer en Moscú.

Al menos 227 civiles han muerto y otros 525 han resultado heridos desde que comenzó la invasión, según las últimas cifras de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Anteriormente, Ucrania dijo que habían muerto más de 2.000 civiles, una cifra que no pudo ser verificada de forma independiente.


La oficina de la ONU utiliza una metodología estricta, cuenta solo las bajas confirmadas y admite que sus cifras son muy bajas. Aún así, el recuento eclipsa el recuento total de víctimas civiles de los combates en 2014 en el este de Ucrania entre los separatistas prorrusos y las fuerzas ucranianas, que dejaron 136 muertos y 577 heridos

Lavrov expresó su pesar por las bajas civiles e insistió en que el ejército solo usa armas de precisión contra objetivos militares, a pesar de la abundante evidencia de bombardeos de hogares, escuelas y hospitales. Sin embargo, reconoció tácitamente que algunos ataques rusos podrían haber matado a civiles y dijo que “cualquier acción militar está plagada de bajas y no solo entre los militares sino también entre los civiles”.


En su último discurso desafiante grabado en video, el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy llamó a los ucranianos a mantener la resistencia. Prometió que los invasores no tendrían "ni un momento de tranquilidad" y describió a los soldados rusos como "niños confundidos que han sido utilizados".


El aislamiento de Moscú se profundizó cuando la mayor parte del mundo se alineó contra él en las Naciones Unidas para exigir que se retirara de Ucrania.


El fiscal de la Corte Penal Internacional abrió una investigación sobre posibles crímenes de guerra. Y en un cambio sorprendente, el Comité Paralímpico Internacional prohibió la participación de atletas rusos y bielorrusos en los Juegos Paralímpicos de Invierno.


Felgenhauer dijo que con la economía rusa ya sufriendo, podría haber una “grave crisis política interna” si el presidente ruso, Vladimir Putin, no encuentra una manera de poner fin a la guerra rápidamente.


“No hay dinero real para luchar en esta guerra”, dijo, y agregó que si Putin y los militares “no pueden terminar esta campaña de manera rápida y victoriosa, están en un aprieto”.

Varias partes del país están actualmente bajo presión por parte de las fuerzas armadas rusas.


El ejército de Ucrania dijo que las fuerzas rusas “no lograron el objetivo principal de capturar Mariupol” en su declaración, que no mencionó otro puerto importante, Kherson, cuyo estado no está claro aún.


Las fuerzas de Putin afirmaron haber tomado el control total de Kherson y el secretario de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, dijo el jueves que era "posible; pero que aún no se había verificado que Rusia tuviera el control" allí.


Un alto funcionario de defensa estadounidense cuestionó anteriormente que los rusos controlaran la ciudad.


“Nuestra opinión es que Kherson es una ciudad muy disputada”, dijo el funcionario, hablando bajo condición de anonimato.

La oficina de Zelenskyy dijo que no podía comentar sobre la situación en Kherson mientras continuaran los combates.


El alcalde de Kherson, Igor Kolykhaev, dijo que los soldados rusos estaban en la ciudad y llegaron al edificio de la administración de la ciudad. Dijo que les pidió que no dispararan a los civiles y que permitieran que las cuadrillas recogieran los cuerpos de las calles.


“No tenemos fuerzas ucranianas en la ciudad, solo civiles y gente aquí que quiere VIVIR”, dijo en un comunicado publicado más tarde en Facebook.

El alcalde dijo que Kherson mantendría un estricto toque de queda de 8:00 p. m. a 6:00 a. m. y restringiría el tráfico hacia la ciudad a las entregas de alimentos y medicinas. La ciudad también requerirá que los peatones caminen en grupos no mayores de dos, obedezcan las órdenes de detenerse y no “provoquen a las tropas”.


“La bandera que ondea sobre nosotros es ucraniana”, escribió. “Y para que siga siendo así, se deben tener en cuenta estas demandas”.

El alcalde de Mariupol, Vadym Boychenko, dijo que los ataques habían sido implacables.


“Ni siquiera hemos podido retirar a los heridos de las calles, de las casas y de los departamentos; ya que los bombardeos no cesan”, dijo, citado por la agencia de noticias Interfax.

Rusia informó sus bajas militares por primera vez en la guerra, diciendo que casi 500 miembros de sus tropas han muerto y casi 1.600 han resultado heridos. Ucrania no reveló sus propias pérdidas militares.


El estado mayor militar de Ucrania dijo en una publicación de Facebook que las fuerzas rusas habían sufrido unas 9.000 bajas en los combates. No aclaró si esa cifra incluía tanto a soldados muertos como heridos.


En un video dirigido a la nación el jueves temprano, Zelenskyy elogió la resistencia de su país.


“Somos un pueblo que en una semana ha logrado destruir los planes del enemigo”, dijo. “Aquí no tendrán paz. No tendrán comida. No tendrán ni un momento de tranquilidad".

Dijo que los combates están afectando la moral de los soldados rusos, que “van a las tiendas de comestibles y tratan de encontrar algo para comer”.


“Estos no son los guerreros de una superpotencia”, dijo. “Estos son niños confundidos que han sido utilizados”.

Mientras tanto, el alto funcionario de defensa de EE. UU. dijo que una inmensa columna rusa de cientos de tanques y otros vehículos parecía estar estancada a unos 25 kilómetros (16 millas) de Kiev y no había hecho ningún progreso real en los últimos días.


El convoy, que a principios de semana parecía estar listo para lanzar un asalto a la capital, ha estado plagado de escasez de combustible y alimentos, dijo el funcionario.


En los confines de Kiev, voluntarios de más de 60 años ocuparon un puesto de control para tratar de bloquear el avance ruso.


“En mi vejez, tuve que tomar las armas”, dijo Andrey Goncharuk, de 68 años.

Dijo que los combatientes necesitaban más armas, pero “mataremos al enemigo y tomaremos sus armas”.


En Ucrania, otros se aglomeraron en las estaciones de tren, cargando niños envueltos en mantas y arrastrando maletas con ruedas hacia una nueva vida como refugiados.


En un correo electrónico, el portavoz de la agencia de la ONU para los refugiados, Joung-ah Ghedini-Williams, dijo que el recuento de refugiados superó el millón a la medianoche en Europa central, según las cifras recopiladas por las autoridades nacionales.


Shabia Mantoo, otra portavoz de la agencia, dijo que “a este ritmo”, el éxodo de Ucrania podría convertirla en el origen de “la mayor crisis de refugiados de este siglo”.



FOTOGRAFÍA: VISAR KRYEZIU

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


20 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page