google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los temores por Ómicron podrían desencadenar el acaparamiento de nuevas vacunas

La Organización Mundial de la Salud expresó su preocupación el jueves de que los países ricos, asustados por la aparición de la variante Ómicron, podrían intensificar el acaparamiento de vacunas COVID-19 y sobrecargar nuevamente los suministros mundiales, complicando los esfuerzos para erradicar el virus.


La OMS advierte que los temores por Ómicron podrían desencadenar el acaparamiento de nuevas vacunas.
La OMS advierte que los temores por Ómicron podrían desencadenar el acaparamiento de nuevas vacunas.

La agencia de salud de la ONU, después de una reunión de su panel de expertos en vacunación, reiteró su consejo a los gobiernos contra el uso generalizado de refuerzos en sus poblaciones para que los países bien abastecidos puedan enviar dosis a los países de bajos ingresos que en gran medida han carecido de acceso a ellas.


“Lo que acabará con la enfermedad es que todas las personas que corren un riesgo potencial de contraer la enfermedad se vacunen”, dijo la Dra. Kate O'Brien, jefa del departamento de inmunización, vacunas y productos biológicos de la OMS. "Parece que estamos olvidando ese detalle".

Los días de suministros escasos de vacunas COVID-19 han comenzado a disminuir en los últimos dos meses aproximadamente, y las dosis finalmente están llegando a los países más necesitados a través de donaciones y del programa COVAX respaldado por la ONU, y la OMS quiere que eso continúe.


Durante mucho tiempo ha criticado la “inequidad de las vacunas” por la cual la mayoría de las dosis han ido a las personas en los países ricos, cuyos líderes bloquearon grandes arsenales como medida de precaución.


“A medida que nos adentramos en la situación de Ómicron, existe el riesgo de que el suministro mundial vuelva a revertir nuevamente a los países de altos ingresos que acumulan vacunas para proteger, en cierto sentido, en exceso, su oportunidad de vacunación y un una especie de enfoque 'sin remordimientos' ”, dijo O'Brien. "No va a funcionar", agregó. "No va a funcionar desde una perspectiva epidemiológica y no va lo hará desde una perspectiva de transmisión a menos que tengamos la vacuna en todos los países, porque donde la transmisión continúa, es de donde vendrán las variantes".

Algunos gobiernos ricos quieren no dejar piedra sin remover para que sus poblaciones estén lo más cerca posible de la vacunación completa.


Aún quedan muchas preguntas sobre la gravedad, la transmisibilidad y la resistencia a las vacunas de la nueva variante Ómicron, que surgió el mes pasado en el sur de África y que ha mostrado signos tempranos de propagarse más rápido que la variante Delta generalizada y mortal que impulsa la pandemia ahora.


O'Brien instó a una "perspectiva global racional" sobre "lo que realmente va a acabar con esta pandemia".


“Tenemos las herramientas que necesitamos y tomaremos las decisiones necesarias. Los próximos días y semanas realmente determinarán qué dirección tomará el mundo en cuanto a Ómicron”, dijo.

Sin embargo, la OMS dijo que las personas en los países ricos deben seguir las políticas de sus gobiernos, algunos de las cuales están instando a las personas a obtener refuerzos, que son dosis adicionales destinadas a fortalecer la inmunidad de las inyecciones anteriores que disminuyen con el tiempo.


“La dosis de una persona no será enviada a otro país de no recibirla”, dijo O'Brien. "Son los gobiernos de los países, no los individuos, quienes toman las decisiones que podrían influir en la distribución equitativa de las vacunas a otros países".


ARTÍCULO POR: JAMEY KEATEN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Komentarai


bottom of page