google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Manifestantes fronterizos en Coutts planean abandonar el área

Más de dos semanas después de que la frontera terrestre en Coutts fuera bloqueada por manifestantes que se oponían a los mandatos relacionados con el COVID-19, el premier de Alberta afirmó que los manifestantes están listos para abandonar el área.


Manifestantes contra el mandato de vacunación COVID-19 se reúnen cuando un convoy de camiones bloquea la carretera del concurrido cruce fronterizo de EE. UU. en Coutts, Alta., el lunes 31 de enero de 2022.
Manifestantes contra el mandato de vacunación COVID-19 se reúnen cuando un convoy de camiones bloquea la carretera del concurrido cruce fronterizo de EE. UU. en Coutts, Alta., el lunes 31 de enero de 2022.

En un tuit del lunes, Jason Kenney dijo que estaba "complacido de escuchar informes" de que las personas que participan en el bloqueo "tienen la intención de abandonar el área y regresar a casa mañana por la mañana".



No está claro exactamente cuándo se retirarán los manifestantes; pero ha habido indicios de que pueden mudarse a otro lugar.


La actualización se produjo después de que el gobierno federal anunciara que invocaría la Ley de Emergencias para hacer frente a los bloqueos fronterizos en curso en todo el país.

También se produjo después de que la provincia anunciara más temprano ese día que planeaba intervenir para eliminar la protesta.


La RCMP anunció que había hecho varias detenciones e incautación de varias armas, incluyendo un alijo de armas de fuego.



“A los que aún participan en el bloqueo: ya han dejado claro su punto”, dijo Kenney antes del anuncio de la Ley de Emergencias y después de que más de una docena de personas fueran arrestadas. "Es hora de irse a casa. Hay muchas maneras de decir lo que piensan de manera pacífica y legal; pero no se tolerará la continúa violación de los derechos de sus compatriotas albertanos”.

El bloqueo en Coutts fue en solidaridad con otras protestas que tienen lugar en todo Canadá, incluso en Ottawa, donde los manifestantes se han estado reuniendo desde finales de enero.


La Ley de Emergencias, que se ha invocado por primera vez en la historia de Canadá, otorga al gobierno federal el poder de prohibir las reuniones públicas en áreas específicas, tomar el control de los servicios públicos que considere necesarios para hacer frente a la situación y emitir multas y penas de cárcel a los que atenten contra el orden público.


“Estamos empoderando a las fuerzas del orden. Creo que eso es lo que los canadienses quieren ver”, dijo el lunes por la tarde el primer ministro Justin Trudeau.


“Los bloqueos están perjudicando nuestra economía y poniendo en peligro la seguridad pública. Las cadenas de suministro críticas se han interrumpido. Esto está perjudicando a los trabajadores que dependen de estos trabajos para alimentar a sus familias”, agregó.

La Ley de Emergencias estará en vigor temporalmente y estará "orientada geográficamente". Los poderes otorgados por la ley ya están vigentes; pero el gobierno debe presentar su plan y recibir la confirmación de la Cámara de los Comunes y el Senado dentro de los siguientes siete días hábiles.


De aprobarse, las medidas permanecerán en vigor durante 30 días.


“Si todavía está participando en las manifestaciones, es hora de irse a casa”, dijo Trudeau a los manifestantes, diciendo que el esta ley era el último recurso de la nación.



FOTOGRAFÍA: JEFF MCINTOSH

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


18 views0 comments

Recent Posts

See All

Commentaires


bottom of page