google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Muchos servicios policiales de Ontario mantendrán los mandatos de vacunación contra el COVID-19

Los servicios de policía de Ontario que implementaron políticas obligatorias de vacunación contra el COVID-19, en virtud de las cuales algunos empleados enfrentaron un posible despido por no recibir las vacunas, seguirán vigentes por ahora.


Muchos servicios policiales de Ontario mantendrán los mandatos de vacunación contra el COVID-19.
El logotipo de los Servicios de Policía de Toronto se muestra en la sede, en Toronto, el viernes 9 de agosto de 2019.

La provincia finalizó su programa de certificación de vacunación para establecimientos como restaurantes, gimnasios y cines, y el director médico de salud dijo que quiere levantar los mandatos de vacunación en los lugares de trabajo impuestos por la provincia para el sector de la salud y de la educación, los cuales requieren que cualquier empleado no vacunado se haga pruebas periódicas.


Varias fuerzas policiales grandes, como Toronto y Ottawa, requirieron a sus miembros el vacunarse.


La policía de Toronto colocó a más de 200 miembros que se negaron a vacunarse o se negaron a revelar su estado de vacunación en licencia indefinida sin goce de sueldo en noviembre. Una portavoz dijo que en este momento la política sigue vigente.


La policía de Ottawa puso a menos de 10 oficiales no vacunados y a menos de 10 empleados civiles no vacunados en licencia sin goce de sueldo cuando su política entró en vigencia el 1 de febrero. La fuerza dijo que no hay cambios en su política de vacunación. La policía de Windsor dijo lo mismo.


En cuanto a la policía de London, la entidad exigió a los miembros que se vacunaran y, si se negaban, estarían sujetos a reasignación, remoción de sus funciones activas, licencia sin goce de sueldo o despido. No hay cambios en su política en este momento.


“Como ha sido durante la pandemia, nuestro objetivo sigue siendo garantizar la salud y la seguridad de todos los miembros de LPS, así como de la comunidad a la que servimos, de acuerdo con la legislación vigente y los consejos y recomendaciones de las autoridades de salud pública”, dijo el portavoz Scott. Mandich dijo en un comunicado.

En Hamilton, los miembros del servicio de policía que se negaron a revelar su estado de vacunación tuvieron que someterse a pruebas rápidas periódicas, y cualquiera que no cumpliera con eso fue puesto en licencia sin goce de sueldo.


La portavoz Jackie Penman dijo que a partir del 1 de marzo, el requisito de prueba se eliminó y esos miembros pueden regresar. Sin embargo, todas las nuevas contrataciones deberán presentar un comprobante del estado de vacunación.


Joe Couto, portavoz de la Asociación de Jefes de Policía de Ontario, dijo que muchos servicios policiales están revisando sus políticas en este momento, y algunos pueden cambiar a medida que las unidades locales de salud pública y los municipios cambien sus propias reglas.


“Creo que se verá que en las próximas semanas esas políticas comenzarán a evolucionar”, dijo. “Cuando tuvimos que desarrollar las políticas, nos enfrentamos a una amenaza desconocida para la salud y el bienestar… El objetivo, por supuesto, era mantener seguros a nuestros empleados y también garantizar la seguridad del público con el que tratamos”.



ARTÍCULO POR: ALLISON JONES

FOTOGRAFÍA: CHRISTOPHER KATSAROV

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ



Recent Posts

See All

댓글


bottom of page