google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Niñas y mujeres podrán estudiar en aulas sin hombres en Afganistán

Las mujeres en Afganistán podrán seguir estudiando en universidades, incluso a niveles de posgrado; pero las aulas estarán segregadas por género y la vestimenta islámica es obligatoria, dijo el domingo el nuevo ministro de educación superior del gobierno talibán.


Las niñas se preparan para la clase en una escuela en Kabul, Afganistán, el domingo 12 de septiembre de 2021.
Las niñas se preparan para la clase en una escuela en Kabul, Afganistán, el domingo 12 de septiembre de 2021.

El anuncio se produjo cuando un funcionario talibán dijo que el ministro de Relaciones Exteriores de Qatar llegó a la capital afgana de Kabul, el visitante de más alto nivel desde que los talibanes anunciaron su gabinete interino.


El domingo temprano, el ministro de educación superior, Abdul Baqi Haqqani, presentó las nuevas políticas en una conferencia de prensa, varios días después de que los nuevos gobernantes de Afganistán formaran un gobierno compuesto exclusivamente por hombres. El sábado, los talibanes habían izado su bandera sobre el palacio presidencial, señalando el inicio de la labor del nuevo gobierno.


El mundo ha estado observando de cerca hasta qué punto los talibanes podrían actuar de manera diferente a su primera vez en el poder, a fines de la década de 1990. Durante esa época, a las niñas y las mujeres se les negó la educación y se las excluyó de la vida pública.


Los talibanes han sugerido que han cambiado, incluso en sus actitudes hacia las mujeres. Sin embargo, a las mujeres se les ha prohibido practicar deportes y los talibanes han utilizado la violencia en los últimos días contra las mujeres manifestantes que exigen igualdad de derechos.


Haqqani dijo que los talibanes no querían hacer retroceder el reloj 20 años.


“Comenzaremos a construir sobre lo que existe hoy”, dijo.

Sin embargo, las estudiantes universitarias se enfrentarán a restricciones, incluido un código de vestimenta obligatorio. Haqqani dijo que los hiyabs serán obligatorios; pero no especificó si esto significaba pañuelos obligatorios en la cabeza o también cubrimientos faciales obligatorios.


También se aplicará la segregación de género, dijo. “No permitiremos que niños y niñas estudien juntos”, dijo. "No permitiremos la coeducación".

Haqqani dijo que también se revisarán las materias que se enseñan. Si bien no dio más detalles, dijo que quería que los graduados de las universidades de Afganistán fueran competitivos con los graduados universitarios de la región y del resto del mundo.


Los talibanes, que se suscriben a una interpretación estricta del Islam, prohibieron la música y el arte durante su tiempo anterior en el poder. En esta ocasión, la televisión se ha mantenido y los canales de noticias todavía muestran presentadoras de mujeres; pero los mensajes de los talibanes han sido erráticos.


En una entrevista en el popular TOLO News de Afganistán, el portavoz talibán Syed Zekrullah Hashmi dijo la semana pasada que las mujeres solo deberían dar a luz y criar hijos. Si bien los talibanes no han descartado la eventual participación de mujeres en el gobierno, el portavoz dijo que "no es necesario que las mujeres estén en el gabinete".


Los talibanes tomaron el poder el 15 de agosto, el día en que invadieron Kabul después de capturar provincias periféricas en una rápida campaña militar. Inicialmente prometieron inclusión y una amnistía general para sus antiguos oponentes; pero muchos afganos siguen temiendo profundamente a los nuevos gobernantes. Funcionarios de la policía talibán golpearon a periodistas afganos, dispersaron violentamente las protestas de mujeres y formaron un gobierno exclusivamente masculino a pesar de que inicialmente dijeron que invitarían a una representación más amplia.


La nueva política de educación superior marca un cambio con respecto a la práctica aceptada antes de la toma de poder de los talibanes. Las universidades eran mixtas, con hombres y mujeres estudiando uno al lado del otro, y las estudiantes no tenían que cumplir con un código de vestimenta. Aún así, la gran mayoría de las estudiantes universitarias optaron por llevar pañuelos en la cabeza de acuerdo con la tradición.


En las escuelas primarias y secundarias, a los niños y las niñas se les enseñaba por separado, incluso antes de que los talibanes llegaran al poder. En las escuelas secundarias, las niñas tenían que usar túnicas que les llegaban hasta las rodillas y pañuelos blancos en la cabeza, y no se permitían jeans, maquillaje ni joyas.


Por otro lado, el portavoz político de los talibanes, Suhail Shaheen, tuiteó el domingo sobre la delegación de Qatar, diciendo que incluiría al jeque Mohammad bin Abdur Rahman Al-Thani, el viceprimer ministro que también es ministro de Relaciones Exteriores de Qatar.


El ministro de Relaciones Exteriores de Qatar se reunió con el primer ministro talibán, Mohammad Hasan Akhund, dijo Shaheen. La delegación de Qatar también se reunió con el ex presidente Hamid Karzai y Abdullah Abdullah, el principal negociador del gobierno anterior en las conversaciones de paz con los talibanes.


Los talibanes han mantenido una oficina política en la capital de Qatar, Doha, desde 2013. La semana pasada, Qatar Airways se convirtió en la primera aerolínea internacional en comenzar a operar vuelos internacionales desde el aeropuerto de Kabul, transportando a más de 250 ciudadanos extranjeros, incluidos ciudadanos estadounidenses, fuera del capital.


Qatar también ha brindado asistencia técnica, junto con Turquía, para reiniciar el aeropuerto, que había sido dañado por las tropas estadounidenses que partieron de Afganistán el 30 de agosto después de evacuar a decenas de miles de afganos que huían de los talibanes.


Mientras tanto, el gobierno talibán enfrenta enormes desafíos económicos con advertencias casi diarias de una inminente crisis económica y una crisis humanitaria. Naciones Unidas advierte que podría llevar al 97% de los afganos por debajo del nivel de pobreza a finales de año.


Miles de afganos desesperados esperan diariamente fuera de los bancos de Afganistán durante horas para retirar la asignación semanal de 200 dólares. En los últimos días, los talibanes parecen haber estado tratando de establecer un sistema para permitir que los clientes retiren fondos; pero rápidamente se deteriora y se agita a medida que las multitudes se dirigen hacia las puertas del banco.


Fuera del New Kabul Bank, el primer banco privado de Afganistán establecido en 2004, casi 2.000 personas exigieron su dinero el domingo.



FOTOGRAFÍA: FELIPE DANA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


14 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page