google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Nuevos hallazgos impulsan el debate sobre el origen del COVID-19

Tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China se enfermaron lo suficiente, en noviembre de 2019, como para buscar atención hospitalaria, según un informe de inteligencia de los EE. UU. Este hecho no había sido revelado anteriormente y podría agregar peso a las crecientes solicitudes de una investigación más completa de si el virus Covid-19 podría haberse escapado de un laboratorio.


Un equipo dirigido por la Organización Mundial de la Salud que investiga los orígenes de la pandemia Covid-19 visitó el Instituto de Virología de Wuhan el 3 de febrero.
Un equipo dirigido por la Organización Mundial de la Salud que investiga los orígenes de la pandemia Covid-19 visitó el Instituto de Virología de Wuhan el 3 de febrero.

Los detalles del informe van más allá de una hoja informativa del Departamento de Estado, emitida durante los últimos días de la administración Trump, que decía que varios investigadores del laboratorio, un centro para el estudio de coronavirus y otros patógenos, se enfermaron en otoño de 2019 “con síntomas consistentes tanto con Covid-19 como con enfermedades estacionales comunes". La divulgación del número de investigadores, el momento de sus enfermedades y sus visitas al hospital se produce en vísperas de una reunión de la institución que toma las decisiones de la Organización Mundial de la Salud, en la que se espera que se discuta la siguiente fase de la investigación sobre los orígenes del Covid-19. Funcionarios actuales y anteriores, familiarizados con las investigaciones sobre los científicos del laboratorio, expresaron diferentes puntos de vista sobre la solidez de la evidencia de apoyo para la evaluación. Una persona dijo que fue proporcionada por un socio internacional y que era potencialmente importante; pero aún necesitaba más investigación y corroboración adicional. Otra persona describió estas investigaciones como más fuertes. “La información que teníamos, proveniente de las diversas fuentes, era de una calidad exquisita, fue muy precisa. Lo que no mencionó fue exactamente por qué se enfermaron ”, dijo, refiriéndose a los investigadores.

Noviembre de 2019 es aproximadamente cuando muchos epidemiólogos y virólogos creen que el SARS-CoV-2, el virus detrás de la pandemia, comenzó a circular por la ciudad de Wuhan, en el centro de China, donde Beijing dijo que el primer caso confirmado fue un hombre que se enfermó el 1 de diciembre del 2019.

El Instituto de Wuhan no ha compartido datos sin procesar, registros de seguridad y registros de laboratorio sobre su extenso trabajo con el coronavirus en murciélagos, que muchos consideran la fuente más probable del virus. China ha negado repetidamente que el virus se haya escapado de uno de sus laboratorios. El domingo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China citó la conclusión de un equipo liderado por la OMS, después de una visita al Instituto de Virología de Wuhan, o WIV, en febrero, de que una filtración del virus de un laboratorio era extremadamente improbable.


"Estados Unidos continúa promocionando la teoría de las fugas de laboratorio", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en respuesta a una solicitud de comentarios de The Wall Street Journal. "¿Está realmente preocupado por rastrear la fuente o tratar de desviar la atención?"

La administración Biden se negó a comentar sobre las investigaciones; pero dijo que todas las teorías técnicamente creíbles sobre el origen de la pandemia deberían ser investigadas por la OMS y expertos internacionales.

"Seguimos teniendo serias dudas sobre los primeros días de la pandemia del Covid-19, incluidos sus orígenes en la República Popular de China", dijo una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional.


ARTÍCULO VÍA WSJ.COM

FOTOGRAFÍA: HECTOR RETAMAL EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL COVID-19

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page