google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Ontario levanta el mandato de uso de mascarillas para la mayoría de los entornos interiores

Ontario está poniendo fin al uso obligatorio de máscaras en la mayoría de los entornos interiores, incluidas las escuelas, luego del regreso de las vacaciones de marzo el próximo 21 de marzo.


La provincia dice que las reglas de uso de mascarillas llegarán a su fin para todas las configuraciones restantes el 27 de abril.
La provincia dice que las reglas de uso de mascarillas llegarán a su fin para todas las configuraciones restantes el 27 de abril.

El director médico de Ontario, el Dr. Kieran Moore, hizo el anuncio el miércoles. El Ministerio de Salud describió el anuncio como una actualización del “plan de Ontario para convivir y manejar el COVID-19”.


“Con las continuas mejoras en las tendencias, Ontario eliminará el requisito de uso obligatorio de máscaras para la mayoría de los entornos”, dijo Moore. “No se puede exigir el enmascaramiento para siempre, tiene que ser eventualmente una elección individual”.

Se mantendrán los requisitos de uso de mascarillas para el transporte público, la atención a largo plazo, los hogares de ancianos y otros entornos de atención médica, entornos de atención colectiva, refugios, cárceles y hogares para personas con discapacidades de desarrollo. La provincia dijo que las reglas de mascarillas terminarán para todos los entornos restantes el 27 de abril.


“Eliminar el mandato de uso de mascarillas no significa que el riesgo haya desaparecido”, dijo Moore, y agregó que las máscaras aún pueden ayudar a limitar la transmisión del virus y aún se recomiendan en algunas situaciones. “Las personas vulnerables a este virus deben seguir usando máscaras, cualquiera que haya tenido inmunosupresión, que haya sido un paciente de trasplante, que tenga una enfermedad crónica subyacente o que ya sea mayor”.

Moore dijo que todavía usará una máscara cuando vaya a algunos lugares, como supermercados y centros comerciales concurridos, y mencionó que las personas deben ser tolerantes con aquellos que todavía eligen cubrirse el rostro.


La provincia espera que algunos indicadores de COVID-19 aumenten a medida que las personas comiencen a interactuar más sin máscaras. Moore dijo que Ontario tiene las herramientas para combatir el aumento de los números, citando las altas tasas de vacunación y la llegada de otros antivirales.


El anuncio del miércoles de Moore reemplazó su última actualización semanal de COVID-19 que estaba programada para el jueves.



Una coalición de hospitales infantiles, incluidos SickKids de Toronto y CHEO en Ottawa, instó a la provincia a mantener el uso de mascarillas en las escuelas durante al menos dos semanas después de las vacaciones de marzo, diciendo que las medidas de salud pública son las que han mantenido abiertas a las instituciones educativas.


“Alentamos a todos a continuar usando mascarillas en las escuelas sí pueden”, escribieron los hospitales el miércoles. “Todos queremos que la pandemia sea un recuerdo para nuestros hijos, no parte de su día a día; pero aún no hemos llegado a ese punto".

El premier Doug Ford insistió el miércoles en que la decisión de alejarse de las máscaras se dejó en manos de su director médico y agregó que “no había presión sobre él” para que tomara la medida con las próximas elecciones en junio.


“Quiero asegurar a los habitantes de Ontario que mi toma de decisiones y recomendaciones al gobierno no se han visto afectadas por ningún entendimiento del sistema político, se basan en evidencia y ciencia”, dijo.

La Junta Asesora Científica COVID-19 de Ontario dijo que no fueron consultados sobre la decisión de la provincia de eliminar los requisitos de uso de mascarillas.


“Sigo las recomendaciones y los consejos del director médico de Ontario”, dijo Ford cuando se le preguntó por qué el panel no se incluyó en las conversaciones previas a la decisión.

La ciudad de Toronto intentará mantener sus reglas sobre el uso de mascarillas alineado con las de la provincia para evitar confusiones a los residentes, según el alcalde John Tory.



Ontario cambia los requisitos de aislamiento e informes de datos de COVID-19:


La provincia también está cambiando los requisitos de aislamiento de COVID-19, incluida la eliminación de un requisito de aislamiento para contactos que no sean del hogar, que no estén vacunados o que sean pacientes inmunocomprometidos.


Para las personas que no viven con alguien que dio positivo por COVID-19 pero que fue identificado como un contacto cercano, nadie necesitará aislarse. Antes del miércoles, aquellos que no estaban vacunados o eran inmunocomprometidos debían aislarse durante 10 días.


También se producirán cambios en la forma en que la provincia informa los datos de COVID-19 el 11 de marzo.


Las muertes relacionadas con virus ahora se desglosarán por "tipo de fatalidad", incluso si el COVID-19 fue la causa de la muerte, contribuyó a las muertes o si la causa de la muerte era desconocida o faltaba. Las muertes también se clasificarán por estado de vacunación y grupo de edad. Las muertes que se sabe que no están relacionadas con COVID-19 se eliminarán del total general.


La provincia dijo que debido a los cambios en sus pautas de prueba, dejará de informar el número reproductivo o de casos porque ya no pueden rastrear con precisión el número total de casos de COVID-19.


El Ministerio de Salud agregó que también está estudiando ajustar la frecuencia de notificación de datos de COVID-19.


El Dr. Moore dijo que estima que los casos de COVID-19 en Ontario son aproximadamente diez veces el número diario confirmado. El promedio actual de siete días para casos nuevos es 1.758; pero los funcionarios de salud advierten que los casos no se notifican debido a la capacidad de toma de pruebas y a los cambios en la política de pruebas de la provincia.


Se espera que BA.2, un sublinaje de la variante Ómicron, continúe extendiéndose en la provincia durante las próximas semanas y se vuelva dominante a mediados de marzo. La variante es aproximadamente un 30 por ciento más contagiosa que la cepa original; pero Moore ha enfatizado que no es probable que provoque un aumento en las hospitalizaciones.


Ontario puso fin a la mayoría de sus principales medidas de salud pública de COVID-19 el 1 de marzo.


Ya no se requiere prueba de vacunación contra el COVID-19 en la mayoría de los restaurantes, gimnasios y cines de Ontario, mientras que los clubes nocturnos, los lugares deportivos y de conciertos ahora eliminaron los límites de capacidad y se levantaron las restricciones en el tamaño de las reuniones sociales.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @FORDNATION

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ



Recent Posts

See All

Commenti


bottom of page