google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Ontario replantea su estrategia de pruebas COVID-19 ante la variante Ómicron

Ontario está actualizando una vez más su estrategia de pruebas COVID-19 frente a la variante de Ómicron, que se está extendiendo rápidamente, para depender más de los kits de pruebas rápidas para detectar la infección.


Ontario mejora su estrategia de pruebas rápidas de COVID-19.
Ontario replantea su estrategia de pruebas COVID-19 ante la variante Ómicron.

Los cambios en la estrategia de prueba rápida se producen después de que el gobierno federal prometiera que millones de kits de prueba adicionales estaban en camino y que tendrán como objetivo garantizar que los kits se prioricen para los entornos de mayor riesgo.


La provincia ahora recomienda pruebas rápidas de antígenos para personas con síntomas de COVID-19. También se puede utilizar con fines de detección en personas sin síntomas.


Cualquiera que dé positivo en una prueba rápida ya no está obligado a buscar una prueba de PCR para confirmar la infección.


El Ministerio de Salud dijo que las pruebas positivas para una persona sintomática deben tratarse como un caso confirmado y que esa persona y su hogar deberían auto-aislarse. Si un individuo sintomático obtiene dos resultados negativos en las pruebas durante dos días, solo requerirá aislamiento preventivo hasta que sus síntomas comiencen a mejorar.


Las personas que están completamente vacunadas deben aislarse por sí mismas durante cinco días después de la aparición de los síntomas. Mientras que los individuos no vacunados, parcialmente vacunados o inmunodeprimidos que den positivo a la prueba, deben aislarse por sí mismos durante 10 días.


La provincia no recomienda que se utilicen pruebas rápidas antes de eventos sociales o reuniones debido al riesgo de falsos negativos.


Las pruebas también se recomiendan para fines laborales, con el objetivo de satisfacer las necesidades de la fuerza laboral en entornos de alto riesgo. Esto es para ayudar a aliviar la escasez de personal y permitiría a las personas regresar al trabajo con una prueba negativa cuando, de otro modo, estarían atrapadas en el autoaislamiento.


"En este momento, dada la alta prevalencia comunitaria del COVID-19, las pruebas son un lujo", dijo el Dr. Kieran Moore, el principal médico de la provincia. "La gran mayoría de los habitantes de Ontario podrán quedarse en casa, tomar Tylenol, ibuprofeno o líquidos para superar los síntomas de la infección".

Añadió que la provincia es "afortunada" de que Ómicron parece provocar una enfermedad más leve a nivel individual; pero está causando tensión en el sistema de salud debido a la transmisibilidad de la variante, que está elevando las infecciones a niveles récord.


El miércoles, Ottawa confirmó que distribuirá 140 millones de pruebas rápidas de antígenos en todo el país en enero. Las pruebas se distribuirán a las provincias y territorios sobre una base per cápita.


El gobierno de Ford dijo que todavía está esperando un cronograma de entrega firme por parte de Ottawa; pero afirmó que se le han prometido más de 54 millones de pruebas rápidas de antígenos para este mes.


Hasta ahora, solo se han asignado 150.000 pruebas a Ontario en enero, mientras que se ha programado la entrega de otros nueve millones para la provincia.


Ontario anticipa que la demanda de pruebas rápidas crecerá de un millón a 18 millones por semana a medida que cambie de la estandarización de las pruebas PCR y se afiance la estrategia ampliada de pruebas rápidas.


El Ministerio de Salud dijo que la provincia solicitó más de 68 millones de pruebas para el mes de enero. Aún está pendiente la confirmación sobre si se entregarán los 14 millones restantes que solicitó.


Los 140 millones de pruebas del gobierno federal en enero cuadriplicarían los 35 millones distribuidos en diciembre. La oficina de Ford dijo que Ontario todavía "no ha recibido 12 de los 15,5 millones" de pruebas que se prometieron el mes pasado.


“El suministro federal que esperamos recibir en las próximas semanas se suma a los millones de pruebas que Ontario está adquiriendo por su cuenta”, agregó el comunicado del gobierno.

La provincia adquirió 65 millones de kits de prueba adicionales en diciembre y enero.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: JACK BOLAND

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Comentários


bottom of page