google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Padres mueren de COVID luego de ver a sus hijos

Un hijo advierte que las visitas breves, incluso con precauciones como pruebas y máscaras, pueden ser peligrosas durante la pandemia de COVID-19 , después de que sus padres murieron a causa del virus después de una visita rápida con él y su hermana.


Joe bruno Carol y Mike Bruno
Joe bruno Carol y Mike Bruno

Joseph Bruno y su familia, como la mayoría de los estadounidenses, cambiaron sus hábitos este año para mantenerse a salvo. Sus padres, Mike y Carol Bruno, cancelaron sus reuniones familiares habituales y no vieron a sus hijos en persona a pesar de vivir cerca en el área de Chicago, sino que hablaron con ellos por teléfono o por video.


“Somos una familia italiana muy unida, así que estamos acostumbrados a vernos con bastante frecuencia, a abrazarnos y besarnos, y sacrificamos todo eso durante todo el año”, dice Joseph.

Pero en noviembre, Joseph y su hermana decidieron que una visita rápida con su madre estaría bien. Su hermana acababa de dar negativo en la prueba de COVID-19 y estuvo en cuarentena en casa durante unos tres días después, y Joseph "realmente no iba a ninguna parte".


La hermana de Joseph llevó a Carol, de 79 años, a su apartamento para comer pizza y cortarle el pelo rápidamente. Los Bruno se mantuvieron distanciados durante la visita de 40 minutos, usaron máscaras, no se abrazaron e hicieron que Carol se sentara junto a las ventanas, que abrieron como precaución adicional. Pero un día después, el 21 de noviembre, la hermana comenzó a mostrar síntomas de COVID-19 . Poco después, Joseph y Carol también los tuvieron.


“No nos abrazamos, teníamos máscaras, pensamos que hicimos todo bien”, dice Joseph. "Pero en tres semanas, nuestros padres se fueron".

Carol desarrolló rápidamente una enfermedad grave de COVID-19 y fue ingresada en el hospital el Día de Acción de Gracias. Al principio mejoró y se fue a casa esa semana, pero después de dos días regresó al hospital y le pusieron un ventilador. Su esposo de 80 años, Mike, que ni siquiera visitó a sus hijos, también contrajo COVID-19 y fue al hospital unas dos semanas después de Carol, donde le pusieron un ventilador.


Un día después de que Mike conectó el ventilador, Carol murió de COVID-19. Mike, su esposo durante casi seis décadas, murió nueve días después, el 23 de diciembre.


Ahora, Joseph enfatiza que cualquier visita, sin importar cuán corta o aparentemente segura sea, es un riesgo.


"Si hubiera hecho ese sacrificio y, ya sabes, no hubiera pasado, ya sabes, de 30 a 40 minutos con mi mamá, todavía estarían aquí".

También quiere que la gente comprenda que cualquier persona puede verse seriamente afectada por este virus y agregó que la gente debe darse cuenta de que "si tienes un familiar que termina en el hospital, no puedes verlo, no puedes estar a su lado. No pudimos despedirnos de ninguno de los dos, de nuestros padres".




ARTÍCULO POR: JULIE MAZZIOTTA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page