google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Precios récord de la gasolina podría obligar al gobierno a actuar para ofrecer algún alivio

Dado que los precios en las bombas continúan aumentando y batiendo récords en todo Canadá, es posible que el gobiernos federal y los provinciales no tengan más remedio que ofrecer algún tipo de alivio.


Precios de la gasolina vistos en Metro Vancouver el lunes 9 de mayo de 2022.
Precios de la gasolina vistos en Metro Vancouver el lunes 9 de mayo de 2022.

Si bien hay opciones limitadas para hacer frente al aumento del precio de la gasolina en todo el mundo, hasta ahora no ha habido muchos intentos por parte de los gobiernos de Canadá para reducir la carga a los conductores.

Pero si el aumento récord no se desacelera, el ex oficial de presupuesto parlamentario Kevin Page dijo que pueden verse obligados a actuar para abordar una posible crisis de asequibilidad.


“Estos son tiempos difíciles para los consumidores, porque sus ingresos personales disponibles se han estado estirando de diferentes maneras. Por un lado está la gasolina; pero también está la comida, la vivienda...”, dijo. “Los precios de la gasolina en Canadá pueden subir mucho más y estamos viendo aumentos año tras año del 30 o el 40 por ciento. Se trata de una crisis potencial”, continuó Page.

Algunas provincias han visto precios de hasta $2.20 por litro en gasolina regular en los últimos días y muchos analistas no prevén que la situación mejore demasiado en los próximos meses.


“A largo plazo, no puedo ver que esto se estabilice hasta que la geopolítica se resuelva al otro lado del Atlántico y hasta que nuestra situación de suministro de petróleo crudo, gasolina y diésel se resuelva de este lado del Atlántico”, dijo Roger McKnight, analista senior de petróleo de En-Pro International. "La situación no se ve nada bien".

Page señala que también hay esfuerzos internacionales para aumentar la oferta y la producción de gasolina.


La guerra de Rusia en Ucrania inmediatamente después de la pandemia está impulsando los picos recientes en los precios del combustible y Page señala que hay un contexto moral en todo esto; diciendo que pagamos con nuestros bolsillos pero que los ucranianos están pagando con su sangre.


Page señala que existen compensaciones políticas para los precios más altos de la gasolina, como un impulso al sector energético, mayores ingresos para los programas gubernamentales y obligar a más personas a reducir su dependencia de los combustibles fósiles.


Aquí en casa, los gobiernos federal y provinciales tienen la opción de reducir las ventas especiales o los impuestos al carbono para las empresas y los consumidores.


BC ofrece un reembolso único, mientras que en las elecciones de Ontario hay promesas de recortes de impuestos. En Alberta, el gobierno provincial anunció en marzo que iba a reducir su impuesto al combustible de 13 centavos a partir del 1 de abril para ayudar a los conductores a lidiar con el efecto de los altos precios en las gasolineras.


Sin embargo, McKnight señala que dar a los conductores "algo de alivio" a través de exenciones fiscales temporales no es una solución permanente.


“Eso solo regresará y se actualizará. La única forma de bajar los precios, y es algo brutal de decir, es lo que llamamos destrucción de la demanda. Tienes que cerrar la demanda para que podamos aumentar los inventarios de petróleo crudo para que podemos aumentar los inventarios de gasolina y de diésel. Si estás usando menos cosas, entonces los inventarios aumentan y el precio baja”, explicó. “Si vas a bajar el precio artificialmente por razones políticas, eso no va a ayudar en absoluto. Es algo muy difícil de hacer. Tienes que divorciarte de la tradición de la gasolina como combustible”.

McKnight agrega que existe la idea errónea de que los precios de la gasolina están "hechos en Canadá".


“La frontera no existe cuando se trata de precios de gasolina. Si los precios suben al sur de la frontera... entonces los precios cambian al norte de la frontera. No hay control sobre eso en absoluto. La gasolina y el diesel fluyen de un lado a otro de la frontera, a voluntad, dependiendo de dónde esté la ventaja de precio”.


ARTÍCULO POR: HANA MAE NASSAR FOTOGRAFÍA: CITYNEWS EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

32 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page