google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Pronto podría ser ilegal alimentar palomas en Toronto

El miércoles se revisará una moción propuesta por la concejal de la ciudad de Toronto, Kristyn Wong-Tam, que, de aprobarse, hará que sea ilegal que los residentes alimenten a las palomas en espacios públicos y privados.


Pronto podría ser ilegal alimentar palomas en Toronto.
Pronto podría ser ilegal alimentar palomas en Toronto.

La moción, llamada “Ve y cuéntaselo a los pájaros, es hora de dejar de sobrealimentar a las palomas de Toronto”, fue apoyada por el concejal Paul Ainslie.


Además de extender los estatutos de la ciudad para prohibir la alimentación de palomas en áreas designadas, recomienda "una investigación y aplicación de respuesta rápida que priorizaría las quejas al 311 relacionadas con la alimentación de palomas" y "consultas con el Departamento de Salud Pública de Toronto, según corresponda, al desarrollar estrategias de salud y de seguridad para abordar las condiciones insalubres debido a cantidades excesivas de excrementos cuando las palomas se agrupan en grandes cantidades".


“Sin lugar a dudas, la población de palomas de Toronto (propiamente conocida como paloma de las rocas Columbia Livia) tiene acceso a abundantes fuentes de alimentos, principalmente debido a su coexistencia en espacios densamente ocupados por humanos”, escribió Wong-Tam en un resumen. “La alimentación de las palomas por parte de los residentes es una práctica común por razones que van desde una preocupación genuina por el bienestar de las aves hasta la participación en actividades sociales y la prevención del desperdicio de alimentos. Aquellos que alimentan a las palomas de Toronto pueden no ser conscientes de las implicaciones adversas y las consecuencias no deseadas que resultan de su comportamiento bien intencionado".

La concejal dijo que una gran bandada de aves “crean molestias dañinas” y además de causar daños a la propiedad, mencionó que los restos de comida que dejan las palomas atraen a huéspedes no deseados, como las ratas.


“Actualmente, el estatuto de Parques de la Ciudad de Toronto prohíbe alimentar, intentar alimentar o depositar alimentos para el consumo de la vida silvestre en los parques. Sin embargo, no existen estatutos específicos de la Ciudad que restrinjan o impidan que las personas alimenten a la vida silvestre fuera de un parque de la Ciudad ”, continuó Wong-Tam. “Como resultado, los espacios públicos como aceras, plazas y callejones están abrumadoramente inundados de palomas que continúan siendo atraídas por estos espacios porque su fuente de alimento está abundantemente esparcida gracias a los residentes de dichas áreas”.

Toronto actualmente permite que las palomas se mantengan en las propiedades, pero con pautas muy específicas.


El estatuto establece que “Ninguna persona que críe palomas permitirá que las palomas se desvíen, se posen o descansen en tierras, instalaciones o edificios de cualquier persona o en cualquier lugar público de la Ciudad, excepto en la propiedad de la persona que cría las palomas".


El Toronto Wildlife Centre dijo que los microorganismos como virus, bacterias y hongos que enferman a las palomas no son contagiosos y no representan un riesgo para las personas.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

30 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page