google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Quebequense muere por un coágulo de sangre después de recibir la vacuna COVID-19

Una quebequense murió debido a un coágulo de sangre después de recibir la vacuna COVID-19 de AstraZeneca.


Quebequense muere por un coágulo de sangre después de recibir la vacuna COVID-19 de AstraZeneca.
Quebequense muere por un coágulo de sangre después de recibir la vacuna COVID-19 de AstraZeneca.

El director de salud pública de Quebec, el Dr. Horacio Arruda, hizo el anuncio durante la actualización de salud del gobierno del martes.


La mujer que murió tenía 54 años.


Los informes indicaron que era de la región Monteregie-South Shore de Montreal, pero Arruda no confirmó esos detalles citando razones de privacidad.


Ella es la primer canadiense en morir después de esta inyección.


Los funcionarios de salud de Canadá han sostenido que estos casos son increíblemente raros y que los beneficios de vacunarse superan con creces los riesgos.


“Lo que lamento de la historia de esta mujer, es que creo que si hubiéramos podido prevenir esto, si hubiéramos sabido que ella iba a presentar esta complicación, no le hubiéramos puesto la vacuna; pero lamentablemente eso es imposible ”, dijo Arruda. "Aún así no me arrepiento porque estamos seguros de que estamos previniendo más muertes y complicaciones de la enfermedad, incluso con esa vacuna".


El ministro de Salud de Quebec, Christian Dube, dijo que la provincia está investigando actualmente cuatro casos de complicaciones graves de unas 400.000 personas que han recibido la vacuna COVID-19 de AstraZeneca.


"Esto es muy triste; pero no creo que cambie el programa en absoluto", dijo Dube. “De hecho, esperábamos tener estas complicaciones con un cierto porcentaje de reincidencia; está dentro del número de personas que podrían verse afectadas, estamos en ese número. Esto es muy desafortunado y estamos tristes por eso; pero ese es el precio de la vacunación”.

Dube dijo que el gobierno ha sido muy claro sobre los riesgos asociados con las vacunas COVID-19, lo que se reiteró cuando la provincia abrió la elegibilidad para la vacuna AstraZeneca para incluir a los menores de 55 años.


“Creo que ese es el precio que hay que pagar por vacunarse y volver a una vida normal en un momento dado”, dijo.

Actualmente, la provincia está ofreciendo la vacuna a los quebequenses entre las edades de 45 y 79 años y Arruda dijo que no hay planes para cambiar esa estrategia.



ARTÍCULO VÍA CITYNEWS

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page