google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Regresan los abrazos a los hogares para ancianos

Los residentes de cuidados a largo plazo en Ontario finalmente pueden reanudar un contacto cercano con sus seres queridos y comenzar a dejar sus hogares para salidas sociales y excursiones de un día.



La provincia anunció la semana pasada que flexibilizaría las restricciones de COVID-19 en los hogares de toda la provincia para permitir mayores conexiones sociales para los residentes.


A partir del miércoles 9 de junio, los residentDRA.es de cuidados a largo plazo pueden reanudar las siguientes actividades:

  • Los residentes que han sido completamente inmunizados pueden dejar sus hogares de cuidado a largo plazo para realizar excursiones y viajes sociales durante el día y la noche.

  • Los residentes con limitaciones de movilidad o condiciones de salud (esencialmente, factores no relacionados con el clima), que hacen que la participación en visitas al aire libre sea altamente improbable o imposible, pueden tener un visitante general a la vez dentro del hogar de cuidado a largo plazo, además de un cuidador esencial.

  • Independientemente del estado de vacunación de los residentes y visitantes, ahora pueden darse abrazos breves. Cuando tanto el residente como los visitantes están completamente inmunizados, podrá tener lugar de manera segura un contacto físico cercano, incluido el tomarse de las manos.

Las familias y los defensores habían estado pidiendo a la provincia que flexibilizara las reglas sobre las visitas; ya que la mayoría de los residentes han sido completamente vacunados contra el virus y los indicadores del COVID-19 continúan mejorando en toda la provincia.


Al 30 de mayo, la provincia estima que el 97 por ciento de los residentes de cuidados a largo plazo y que el 66 por ciento del personal estan completamente vacunados. Se estima que más del 89 por ciento del personal ha recibido al menos su primera dosis.


La ministra de Cuidados a Largo Plazo, la Dra. Merrilee Fullerton, dijo que sigue siendo importante que los residentes y visitantes se adhieran a las medidas de salud pública en el hogar, incluida una buena higiene de las manos y un enmascaramiento adecuado.


“Nuestro gobierno pone la seguridad y el bienestar de los residentes de cuidados a largo plazo en el centro de todo lo que hacemos”, dijo Fullerton en un comunicado. “Gracias a los altos niveles de inmunización, los residentes y sus familias pueden retomar más actividades que contribuyen en su calidad de vida”.

El gobierno anunció por primera vez una relajación de las restricciones pandémicas en los hogares de cuidados a largo plazo a principios de mayo, lo que permitió cenas comunales, eventos en interiores y reuniones.


La directiva también permitió a los residentes y sus cuidadores, que estaban completamente inmunizados, tener contacto físico, como abrazos.


La provincia dijo en ese momento que una vez que expirara la orden de quedarse en casa, permitiría salidas sociales y temporales para los residentes completamente vacunados.


Ontario anunció recientemente una política que obliga al personal en los hogares de cuidados a largo plazo a proporcionar prueba de vacunación, documentación de una razón médica para no vacunarse o participar en un programa educativo sobre vacunación.


Los hogares deben realizar un seguimiento e informar sobre el progreso de sus políticas de vacunación contra el COVID-19.


La funcionaria médica asociada de salud de la provincia, la Dra. Barbara Yaffe, dijo que la política es importante en el sector que vio miles de muertes e infecciones por COVID-19 y dijo que tales políticas podrían aplicarse a otros trabajos en el futuro.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: PROSTOOLEH

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

Recent Posts

See All

Commentaires


bottom of page