google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Se afirma que los hospitales de Brasil dieron una atención poco fiable al COVID-19

Recientemente numerosas acusaciones contra Prevent Senior han salido a la luz y han escandalizado a todo Brasil. La compañía opera 10 hospitales en la ciudad de Sao Paulo.


Los manifestantes muestran sus manos sucias junto a pañuelos blancos colgados en la playa de Copacabana durante una protesta para conmemorar a los que han muerto por Covid-19 en Brasil. En Brasil se han registrado casi 600.000 muertes a causa de la pandemia.
Los manifestantes muestran sus manos sucias junto a pañuelos blancos colgados en la playa de Copacabana durante una protesta para conmemorar a los que han muerto por Covid-19 en Brasil. En Brasil se han registrado casi 600.000 muertes a causa de la pandemia.

Los médicos denunciantes testificaron en el Senado la semana pasada diciendo que Prevent Senior probó medicamentos sin el consentimiento adecuado y obligó a los médicos a recetar medicamentos no probados promocionados por el presidente Jair Bolsonaro.


Algunos senadores han dicho que parece que Prevent Senior falsificó los certificados de defunción para omitir el COVID-19 como causa de muerte.


Las autoridades también están investigando las quejas de que la empresa realizó una investigación sin la debida autorización.


Hace dos semanas, Pedro Batista Junior, director ejecutivo de Prevent Senior, testificó ante los senadores afirmando que los médicos eran libres de hacer sus propias recetas para el tratamiento del COVID-19 y dijo que los pacientes habían aceptado libremente tomar sus kits contra el virus.


Prevent Senior negó todas las irregularidades en sus instalaciones o haber realizado juicios no aprobados. Dijo que todos los pacientes o miembros de la familia dieron su consentimiento antes de recibir el tratamiento.


La atención en el sistema de salud pública de Brasil a menudo ha sido calificada como insatisfactoria. Muchos brasileños de clase media tienen planes privados; pero los costos para los ancianos son altos.


Prevent Senior pareció ayudar a llenar ese vacío. Fue fundada en 1997 y creció entre aquellos que no podían pagar una atención de primera calidad; su costo mensual es de aproximadamente $ 300, la mitad del de algunos competidores. La empresa tiene más de 500.000 clientes, con una edad media de 68 años.


Por otro lado, la hidroxicloroquina ha sido promovida por Bolsonaro y sus aliados como un tratamiento para el COVID-19. Si bien algunos estudios al inicio de la pandemia sugirieron que podría ser prometedora, se realizaron en gran medida en placas de laboratorio. Desde hace mucho tiempo, una extensa investigación mundial ha descubierto que es ineficaz para el COVID-19 y potencialmente peligrosa.


Los médicos también dijeron que se les dijo que prescribieran ivermectina, un fármaco antiparasitario cuya eficacia para tratar el COVID-19 aún no se ha probado. La Asociación Médica Estadounidense recomienda no recetarlo fuera de los ensayos formales.


La presión para recetar hidroxicloroquina e ivermectina está corroborada por los grupos de chat internos de Prevent Senior en WhatsApp, obtenidos por The Associated Press (AP), y que previamente se compartieron con el comité del Senado que investiga la respuesta ante el COVID-19 de la nación.


Las conversaciones Incluyen mensajes enviados por Benedito Junior y otro ejecutivo, dos directores clínicos actuales, un exdirector clínico y un médico no identificado.


La abogada Bruna Morato, que representa a 12 médicos empleados por Prevent Senior, dijo a los senadores el 28 de septiembre que a sus clientes se les dijo repetidamente que eligieran entre recetar medicamentos dudosos o perder sus trabajos.


Prevent Senior insistió en que los médicos habían tenido la libertad de recetar el kit COVID-19 o no.


La compañía dijo que no estaba probando formalmente la flutamida; pero comento que los médicos podían administrarla. La organización sostuvo que el medicamento puede ser útil para tratar COVID-19.


Jorge Venancio, comisionado de la Comisión Nacional de Ética en Investigación de Brasil, dijo que la única solicitud que Prevent Senior presentó para la investigación del COVID-19 estaba relacionada con la hidroxicloroquina y la azitromicina, un antiinflamatorio que tampoco ha demostrado ser útil.


Dijo que el consejo aprobó esa solicitud para comenzar los ensayos en abril de 2020 y el hospital publicó sus resultados solo tres días después, lo que indica que el estudio ya se había realizado.


Prevent Senior dijo que no se trataba de un estudio científico, sino de un "informe de observación" que compara a los pacientes que recibieron hidroxicloroquina y azitromicina con otros que no los tomaron, por lo que no necesitarían registrarse.


“Incluso si se tratara de una investigación observacional, como dicen ahora, tendría que registrarse”, dijo Venancio.

Los fiscales de Sao Paulo que están investigando al proveedor de atención médica recibieron esa información del consejo de investigación, así como las quejas de médicos y pacientes.


Los legisladores también están investigando un posible fraude en los certificados de defunción. En mayo de 2020, el Ministerio de Salud emitió pautas que establecían que una muerte derivada del COVID-19 debería clasificarse como tal en un certificado de defunción, incluso si el paciente había dejado de dar positivo por el virus.


Pero eso no siempre sucedió. Luciano Hang, un magnate de los grandes almacenes que es un ferviente partidario de Bolsonaro, dijo a los senadores que su madre fue admitida en una instalación de Prevent Senior en Sao Paulo con COVID-19. Sin embargo, la enfermedad no aparece en su certificado de defunción, cuya copia fue revisada por AP.


No está claro si eso significa que las muertes de los pacientes se omitieron de los recuentos estatales y nacionales de muertes por COVID-19. Prevent Senior le dijo a AP que esto no interfirió con la notificación obligatoria a las autoridades.


Ni Sao Paulo ni los funcionarios de salud federales dijeron si los pacientes que murieron por COVID-19 en las instalaciones de Prevent Senior fueron tenidos en cuenta el número de muertos en la nación, que es el segundo más alto del mundo con más de 600.000.


Muchos dijeron que las revelaciones de Prevent Senior reflejan lo que está sucediendo en otros lugares. El regulador gubernamental de planes de salud privados dijo en un comunicado a la AP que está investigando a Hapvida, Prevent Senior y otro proveedor, Unimed Fortaleza. El consejo médico de Sao Paulo también está investigando a Prevent Senior.


El comité del Senado tiene como objetivo publicar su informe final dentro de dos semanas y algunos legisladores ya han señalado que quieren hacer del caso de Prevent Senior.


El senador Renan Calheiros, encargado de redactar el informe, dijo a la AP: "Prevent Senior es el caso más impactante investigado por este comité desde una perspectiva humanitaria y civilizatoria".


ARTÍCULO POR: DÉBORA ÁLVARES

FOTOGRAFÍA: ANDREBORGES

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page