google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Se evidencian altas concentraciones de combustible en el agua de Iqaluit

La ciudad de Iqaluit dijo que las pruebas muestran una alta concentración de combustible en un tanque que suministra agua a la capital de Nunavut; pero que los efectos a largo plazo en la salud no son motivo de preocupación.


Las pruebas muestran altas concentraciones de combustible en el agua de Iqaluit.
Las pruebas muestran altas concentraciones de combustible en el agua de Iqaluit.

En una conferencia de prensa algunos funcionarios dijeron que el combustible podría ser diesel o queroseno.


“Los resultados de las pruebas de calidad del agua mostraron concentraciones extremadamente altas de varios componentes de combustible en la muestra recolectada de ese tanque”, dijo Amy Elgersma, directora administrativa de la ciudad.

A los residentes de la comunidad de 8.000 personas se les dijo el martes que no bebieran agua del grifo después de que se descubrió que podría estar contaminada con combustible.

El gobierno de Nunavut ha estado repartiendo cargamentos de agua potable, mientras que muchos residentes han recolectado agua dulce de un río cercano.


Elgersma dijo que la ciudad ha aislado y sobrepasado el tanque contaminado y que su agua se bombea a camiones y se transfiere a tanques de retención para que pueda ser tratada.

Una vez que se vacíe el tanque, la ciudad llevará a cabo una investigación para determinar cómo ingresaron los contaminantes, dijo.


El agua en el embalse tratado de la ciudad, que es el último punto antes de la entrega de agua a los residentes, mostró niveles "muy dentro de los límites de salud", dijo Elgersma.

"Esta parte es una muy buena noticia".


La ciudad también está limpiando su sistema de distribución de agua para eliminar los contaminantes. El proceso continuará durante otras 48 horas, luego los residentes recibirán instrucciones para descargar las tuberías de sus casas, haciendo correr el agua durante 20 minutos.


El hospital de Iqaluit, el único en el territorio, solo realizará cirugías de emergencia por ahora, por preocupaciones sobre la esterilización de herramientas con agua contaminada. Los instrumentos de un solo uso deben utilizarse tanto como sea posible.


Además, la ciudad está haciendo una evaluación ambiental alrededor de la planta de tratamiento de agua para buscar posibles contaminantes en el suelo.


Aún no se ha determinado la causa de la contaminación del combustible.


El director de salud pública de Nunavut, el Dr. Michael Patterson, dijo que cualquiera que sea la causa, no sucedió de forma natural.


“Podría ser un derrame antiguo que se liberó con el deshielo o un daño en la infraestructura, hay varias posibilidades; pero no fue de manera natural”, dijo.

Patterson también dijo que no parece haber ningún riesgo para la salud de los residentes de Iqaluit que bebieron agua del grifo contaminada.


"La mejor evidencia que tenemos disponible en este momento es que el riesgo de efectos a largo plazo en la salud no es una preocupación en este momento", dijo.

Los residentes que consumieron "agua muy contaminada" pueden haber tenido dolores de cabeza, diarrea y malestar estomacal, dijo. No se encontraron carcinógenos en el agua, agregó.


Los residentes pueden comenzar a beber agua del grifo nuevamente a mediados de la próxima semana, dijo Patterson, dependiendo de otros resultados de pruebas en ejecución.


Algunos residentes informaron haber olido combustible en el agua la semana pasada; pero los funcionarios de la ciudad dijeron que las pruebas regulares resultaron claras.


Elgersma dijo que la ciudad envió muestras de agua el 4 de octubre, pero el personal de la ciudad no tenía los kits de prueba adecuados y el laboratorio en el sur de Canadá les dijo que enviaran muestras en otras botellas de prueba.


"Estas muestras probablemente perdieron potencia durante el transporte... la ciudad al día siguiente ordenó kits especializados", dijo.

Las pruebas y el monitoreo continuarán durante los próximos meses, agregó.


La carretera hacia el río Sylvia Grinnell estará cerrada por mantenimiento hasta por 12 horas a partir del sábado por la tarde. El gobierno de Nunavut dijo en un comunicado que es necesario trabajar para que los camiones de agua de la ciudad puedan seguir usando la carretera.


El camino por tierra es "demasiado accidentado" para los camiones cisterna y hay que trabajar en él durante el día antes de que las heladas se establezcan, según el comunicado.



FOTOGRAFÍA: EMMA TRANTER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


19 views0 comments

Recent Posts

See All

Commenti


bottom of page