google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

¿Se unirá Canadá a sus aliados en una postura más dura contra China?

Las secuelas de la larga lucha de Canadá con China por el encarcelamiento de Michael Spavor y Michael Kovrig han generado un nuevo desafío: el unirse o no a aliados como Estados Unidos y Australia para adoptar una postura más confrontativa contra China.



Algunos analistas vieron indicios de un enfoque potencialmente más duro en lo que parecía ser una frase descartable en una nota de felicitación que el primer ministro Justin Trudeau envió a su nuevo homólogo japonés, Fumio Kishida, la semana pasada.


Trudeau utilizó dos veces la etiqueta "Indo-Pacífico" para enfatizar la importancia de cooperar con Japón en intereses regionales compartidos.

Para algunos observadores, esa fue una señal de que Canadá se está moviendo hacia una postura más dura hacia las relaciones futuras con China.

Paul Evans, un experto en China de la Universidad de British Columbia, dijo que el uso de esa etiqueta, Indo-Pacífico, denota un cambio sutil pero distinto en cómo Canadá veía tradicionalmente la región.


Canadá se ha referido tradicionalmente a la vasta entidad geopolítica al otro lado del Océano Pacífico como "Asia-Pacífico", una etiqueta que, según Evans, incluía claramente a China, así como a sus numerosos vecinos regionales, mientras que "Indo-Pacífico" es una abreviatura que está destinada a excluir a China.


"Esto puede sonar solo como palabras; pero hay una diferencia muy seria", dijo Evans.“La frase Indo-Pacífico nos lleva a este momento estratégico de rivalidad entre grandes potencias".

En el futuro, Evans espera que Canadá adopte una "versión más suave" de la etiqueta, una que significa "a veces contrarrestar a China, a menudo cooperar con China en asuntos económicos y de otro tipo". Entonces, es una versión más suave e inclusiva".


La cita que la oficina de Trudeau publicó en su declaración sobre la juramentación de Kishida pareció reflejar eso.


"Juntos, avanzaremos en nuestra visión compartida de un Indo-Pacífico libre y abierto y tomaremos medidas ambiciosas en la lucha contra el cambio climático", dijo Trudeau en la declaración escrita. "A medida que continuamos abordando los impactos globales de la pandemia de COVID-19, trabajaremos para promover una mayor prosperidad para las personas en Canadá y Japón y en toda la región del Indo-Pacífico".

Otros dicen que ha llegado el momento de que Canadá devuelva un golpe más duro a China ahora que Kovrig y Spavor están a salvo.


Lawrence Herman, un abogado de comercio internacional y ex diplomático canadiense, dijo que Canadá necesita una política comercial "fuerte y realista" más acorde con los estadounidenses y australianos. Eso debería comenzar con Canadá prohibiendo inmediatamente a la empresa china Huawei suministrar equipos para su servicio de Internet 5G de próxima generación. Todos los aliados de Canadá en la red de intercambio de inteligencia Five Eyes (EE. UU., Australia, Gran Bretaña y Nueva Zelanda) han prohibido a Huawei.


"Con eso, el gobierno debería avanzar para articular otras áreas donde los negocios y el comercio pueden continuar; pero bajo términos y condiciones definidos que cumplan con las políticas canadienses, incluida China actuando de manera justa y responsable y respetando los intereses comerciales canadienses, los derechos humanos y otras cuestiones", dijo Herman.


ARTÍCULO POR: MIKE BLANCHFIELD

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


29 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page