google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Sector de la salud pide inversiones presupuestarias de Ontario más allá de los hospitales

El próximo presupuesto de Ontario establecerá una hoja de ruta para recuperarse del COVID-19, quizás duplicando la plataforma electoral de los conservadores progresistas, y muchas partes interesadas están pidiendo al gobierno que refuerce el sistema de salud mirando más allá de los hospitales.


Sector de la salud pide inversiones presupuestarias de Ontario más allá de hospitales.
Sector de la salud pide inversiones presupuestarias de Ontario más allá de hospitales.

Desde hospitales hasta centros de atención a largo plazo y laboratorios, el sector de la salud soportó gran parte del impacto de la pandemia.


El gobierno inyectó más de $ 5 mil millones en hospitales para agregar 3.100 camas desde el comienzo de la pandemia y la Asociación de Hospitales de Ontario dijo que esas eran inversiones bienvenidas.


Ahora, para mantener la estabilidad financiera de los hospitales a medida que reinician cirugías y procedimientos retrasados ​​por la pandemia y se continúan manejando otras presiones del COVID-19, requieren un aumento del 3.5 por ciento en la financiación operativa básica, o $735 millones, dijo la OHA en su pre-presentación de presupuesto.


Además, la asociación de hospitales está buscando financiamiento dedicado para reducir la acumulación de cirugías y continuar con el financiamiento de camas adicionales que se prometió durante los últimos dos años.


El gobierno conservador progresista está extendiendo su propio plazo para entregar el próximo presupuesto el 30 de abril, que es alrededor de cuando comenzará la campaña para las elecciones del 2 de junio.


Una portavoz del ministro de Finanzas, Peter Bethlenfalvy, dijo que “entiende la importancia de invertir en atención médica para crear un sistema más sostenible en Ontario”.


Contribuir a las presiones en los hospitales es una necesidad de mayor financiación en otros lugares, señaló la OHA. A mediados de enero, había 5.800 pacientes de nivel alternativo de atención, personas que podrían recibir atención en un entorno diferente, como atención domiciliaria o atención a largo plazo, lo cual es un récord, dijo la OHA.


“ALC sigue siendo un peligro claro y presente”, escribió la asociación en su presentación. “Esta situación refleja una capacidad reducida e insuficiente en los cuidados a largo plazo, así como en los servicios comunitarios y del hogar”.

El Dr. Adam Kassam, presidente de la Asociación Médica de Ontario, dijo que incluso antes de la pandemia, en 2019-20, hubo 1,3 millones de "días de cama de hospital" utilizados por pacientes de nivel alternativo de atención, con un costo de $650 millones.


“La matemática es clara: brindar atención en entornos más apropiados evitaría cientos de millones de dólares al año en gastos de atención médica”, dijo.

Donna Duncan, directora ejecutiva de la Asociación de Cuidados a Largo Plazo de Ontario, dijo al comité de pre-presupuesto de la legislatura que, si bien el gobierno ha repartido "financiamiento sin precedentes" al sector durante la pandemia, los costos del COVID-19 han superado las estimaciones originales.


Para el año fiscal que finaliza este mes, el sector enfrenta costos adicionales de $270 millones y, según esas tendencias, los costos para 2022 y 2023 se estiman en $800 millones, dijo Duncan.


“Los hogares se enfocan en proteger a sus residentes, al personal y en gastar lo que sea necesario; pero como resultado, muchos enfrentan inestabilidad financiera”, dijo.

Por otro lado, Sue VanderBent, directora ejecutiva de Home Care Ontario, le dijo al comité que las inversiones masivas del gobierno en hospitales y atención a largo plazo se han producido a expensas de la atención domiciliaria.


“Hemos perdido casi 4.000 enfermeras, miles de trabajadores de apoyo personal y cientos de terapeutas”, dijo. “Muchos de estos empleados han sido atraídos por los salarios más altos ofrecidos en hospitales, atención a largo plazo y salud pública, donde el gobierno paga significativamente más para que las personas trabajen que en la atención domiciliaria”.

La atención domiciliaria necesita una inversión inmediata de $460 millones para ayudar a estabilizarla y abordar las desigualdades salariales, dijo VanderBent.


El gobierno anunció $548 millones durante tres años para atención domiciliaria en su actualización económica de otoño.


Rick Firth, director ejecutivo de Hospice Palliative Care Ontario, dijo que cuidar a alguien en una cama de hospicio es aproximadamente un tercio del costo de cuidarlo en un hospital. Más del 40 por ciento de las admisiones en hospicios provienen de hospitales, por lo que una mejor financiación de los cuidados paliativos aliviaría las presiones de cuidados agudos en los hospitales, dijo Firth.


“Actualmente, solo se financian los costos de enfermería y (trabajadores de apoyo personal), y hay otros costos; incluidos los suministros para el cuidado del paciente, los directores médicos, la atención psicosocial, la nutrición, la limpieza y el equipo para el control de infecciones, que no están financiados”, dijo al comité. “En un hospital, todos esos costos estarían cubiertos al 100 por ciento y al triple de su costo”.

Hospice Palliative Care Ontario busca $43,2 millones al año para cubrir esos costos por completo, dijo Firth.


En adición, Ontario Council of Hospital Unions of CUPE es uno de los muchos sindicatos del sector público que instan al gobierno a derogar el proyecto de ley 124; que limitó los aumentos salariales del sector público al uno por ciento. Mientras tanto, la inflación supera el cinco por ciento, lo que deja a los trabajadores más rezagados, dijo Doug Allan, un alto funcionario de investigación del sindicato.


Dianne Martin, directora ejecutiva de la Asociación de Enfermeros Prácticos Registrados de Ontario, dijo que un complemento de pago pandémico de $ 3 por hora que el gobierno otorgó a los trabajadores de apoyo personal ha llevado a una compresión salarial para los RPN. En algunos casos, a los RPN se les paga menos que a los PSW que supervisan.


“Como se pueden imaginar, para los RPN, esto es injusto y desmoralizador y les da muy pocas razones para permanecer dentro de la profesión de atención médica”, dijo Martin.

El aumento temporal para los PSW, que actualmente vence el 31 de marzo, debería hacerse permanente, dijo, y extenderse retroactivamente a los RPN.


La Asociación de Profesionales de Laboratorio Médico de Ontario pide al gobierno que invierta $6,2 millones durante cuatro años en capacitación y prácticas clínicas.


Los laboratorios ya tienen poco personal, dijo el grupo en un comunicado, y enfrentarán aún más presiones ya que la Asociación Médica de Ontario estima que la pandemia ha causado una acumulación de 20 millones de cirugías, procedimientos, tratamientos, pruebas y visitas médicas.


La Asociación de Salud Pública de Ontario pidió al gobierno que revierta los recortes de fondos a las unidades de salud pública realizados en su presupuesto de 2019. Además de un atraso quirúrgico, la pandemia ha causado un atraso en los servicios de prevención proporcionados por las unidades de salud pública, incluidos los de salud bucal, salud sexual y recursos para padres primerizos.


El Instituto de Medicina Regenerativa de Ontario también está pidiendo al gobierno que revoque su decisión en el presupuesto de 2019 de recortar los $5 millones en fondos anuales de la organización.


“En un momento en que el valor comercial sin precedentes de las tecnologías de células madre recién comienza a tener relevancia, los innovadores de células madre de Ontario se encuentran ahora en una encrucijada”, dijo en un comunicado. “Sin una financiación continua, Ontario puede perder su ventaja competitiva y la oportunidad de beneficiarse del floreciente sector comercial de la medicina regenerativa”.


ARTÍCULO POR: ALLISON JONES

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


19 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page