google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Sobreabundancia de vacunas en EE.UU. genera enojo e inconformismo en todo el mundo

A mediados de año, el excedente en el país norteamericano podría llegar a 300 millones de dosis, mientras los reclamos crecen para una amplia reformulación de la legislación de patentes y propiedad intelectual que rige la fabricación de vacunas.


Un centro de vacunación en el Allegheny Health Network en Coraopolis, un suburbio de Pittsburgh.
Un centro de vacunación en el Allegheny Health Network en Coraopolis, un suburbio de Pittsburgh.

Mientras la India anuncia el triste récord de ser el país con más contagios diarios de coronavirus en todo el mundo, los estadounidenses disfrutan de una primavera con abundancia de vacunas.


Apenas el 1,4% de la población de la India está totalmente vacunada y los desbordados hospitales están cortos de oxígeno. Mientras tanto, en Estados Unidos, donde uno de cada cuatro norteamericanos ya recibieron la vacunación completa y más del 40% ya recibió al menos una dosis, uno de los grandes hospitales de Miami, el Jackson Memorial, anunció que desacelerará el ritmo de vacunación, porque la demanda está cayendo y tienen exceso de vacunas en stock.


En Michigan, los trabajadores de la salud están administrando dosis a alumnos de secundaria. En Carolina del Norte, a principios de este mes, había cajas de dosis estancadas en los congeladores.


El debate que se viene cocinando desde hace tiempo en torno a las flagrantes diferencias en el acceso a la vacuna, sobre todo entre países pobres y ricos; pero también entre algunas naciones desarrolladas, llegó a un punto de ebullición y se van sumando las personalidades y líderes mundiales que deploran la abundancia de vacunas en unos pocos países y la relativa sequía en casi todos los demás.


Hay países africanos que denuncian un “apartheid de vacunas”, mientras que otras naciones reclaman cambios en la política exterior de Washington y una amplia reformulación de la legislación de patentes y propiedad intelectual que rige la fabricación de vacunas durante una pandemia.


“Es ultrajante desde el punto de vita ético, moral y científico”, dijo Maria van Kerkhove, epidemióloga de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre la inequidad global de vacunas.

Esto ocurre en un momento crucial de la pandemia. En algunos países con porcentajes elevados de vacunación, como Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel, los casos de coronavirus están bajando o la curva se esta aplanando satisfactoriamente. Pero a nivel global, la cantidad nuevos contagios prácticamente se duplicó desde febrero, según datos de la OMS, sobre todo en algunos países emergentes, que están registrando sus peores cifras en toda la pandemia, como la Argentina.


“De hecho, hay muchos países que no tienen ni una vacuna”, dijo Rob Yates, director ejecutivo del Centro para la Salud Mundial del grupo de expertos londinense Chatham House. “Hay mucho enojo e inconformismo y es justificado”.

El auge de contagios llega justo en medio de otro tipo de brote: el del nacionalismo de las vacunas, que obstaculiza el flujo de dosis a las naciones más pobres a través del Covax, el mecanismo de la OMS para la distribución mundial de vacunas.



ARTÍCULO POR: ANTHONY FAIOLA, EMILY RAUHALA Y ANTONIA NOORI FARZAN

FOTOGRAFÍA: EMILY MATTHEWS

EDICIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

댓글


bottom of page