google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Solicitud para que se detenga el uso de robots en espacios públicos

El debate sobre si permitir robots en espacios públicos para ciertas tareas como entregar comida y quitar la nieve de las aceras se está complicando; ya que los defensores de las personas discapacitadas dicen que pueden ser extremadamente peligrosos.


Defensores de las personas discapacitadas piden que se detenga la entrega de robots en espacios públicos.
Defensores de las personas discapacitadas piden que se detenga la entrega de robots en espacios públicos.

En un informe reciente, The Accessibility for Ontarians with Disabilities Act Alliance pidió a la provincia que detenga el despliegue de máquinas autónomas o controladas de forma remota en áreas públicas.


El presidente de la Alianza, David Lepofsky, dijo que son peligrosos por muchas razones. “Una es, el peligro de que choquen con nosotros o de que nosotros nos encontremos con ellos, ya sea que sea una persona ciega o tenga problemas de equilibrio o alguna otra discapacidad. También está el peligro de que se caigan o bloqueen el acceso de personas con discapacidad motriz o el riesgo de que choquen directamente con la persona en condición de discapacidad o con su perro guía, generando la posibilidad de lastimarla de alguna u otra manera".


“En este momento, puede parecer genial, como si estuviésemos viviendo el futuro, etc.; pero lo genial no los hace seguros”, comentó Lepofsky.

Sin embargo, el Dr. Frank Naccarato dijo que la prueba pública de esta tecnología es lo que ayuda a que los robots sean seguros. Naccarato fundó la empresa de robótica GTA detrás de ROSA, el robot para subir escaleras.


“La solución es probar la tecnología a fondo y hacerla lo más segura posible. Y creo que eso es totalmente posible, que podemos hacer máquinas que sean muy seguras”, dijo Naccarato. "El desafío para los ingenieros, para las personas detrás de la tecnología, es resolver esos problemas".

Añadió que es necesario que haya un diálogo entre los promotores de la accesibilidad y los desarrolladores.


“Las personas que están desarrollando robots que van a interactuar con las personas están muy abiertas a resolver los inconvenientes de personas en condición de discapacidad. Y es factible. La gente de la industria lo hace todo el tiempo ”, dijo Naccarato.

El hombre detrás de Tiny Mile, una empresa de Toronto que opera una flota de robots de reparto, Ignacio Tartavull, dijo que ya han pasado mucho tiempo haciendo que estos robots sean seguros.


“Son superligeros, pesan mucho menos que un humano, por ejemplo, y se mueven a la velocidad de la marcha. Seguiremos trabajando e invirtiendo para hacerlos más seguros con el tiempo”, dijo Tartavull.

Kerry Bowman, profesor de ética de las tecnologías emergentes en la Universidad de Toronto, dijo que hay mucho que considerar cuando se habla de robots en las aceras.


No hay duda de que las tecnologías emergentes de esta naturaleza, en última instancia, y a largo plazo, podrían ser un gran beneficio para las personas que viven con discapacidades de diversas formas ”, explicó Bowman. "Pero aquí está la cuestión, a medida que surgen estas cosas, el contexto social y ético de ellas tiene que ser cuidadosamente pensado".


También advirtió que los inviernos canadienses afectan la usabilidad de las aceras y eso es algo que no se puede olvidar al decidir si se pueden usar estos robots.


"Si vamos a permitir que entren en las calles de Toronto, debemos saber que no están presentando un riesgo de seguridad significativo para las personas que viven con discapacidades", agregó Bowman.

ARTÍCULO POR: DAVID ZURA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


15 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page