google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Tiendas de cannabis buscan ingresar a los centros comerciales y aeropuertos

Cuando los viajeros atraviesen el aeropuerto Prince George de British Columbia este verano, Owen Ritz y Reed Horton los imaginan curioseando y comprando más que golosinas y chucherías libres de impuestos.


Justin Farbstein, vicepresidente de desarrollo comercial de Tokyo Smoke, posa para una fotografía en la ubicación de Sherway Gardens en Toronto, el lunes 21 de marzo de 2022.
Justin Farbstein, vicepresidente de desarrollo comercial de Tokyo Smoke, posa para una fotografía en la ubicación de Sherway Gardens en Toronto, el lunes 21 de marzo de 2022.

Los compañeros de cuarto estadounidenses convertidos en socios comerciales esperan que los pasajeros pasen por Copilot, una tienda de cannabis que buscan aprobación para abrir y creen que será la primera tienda de marihuana en un aeropuerto del mundo.


“Nuestro objetivo desde el primer día ha sido crear una experiencia minorista diferenciada que se destaque de cualquier tienda que sepueda ver en el centro de la ciudad”, dijo Ritz.

Las tiendas de aeropuerto no son nada nuevo para la mayoría de los minoristas; pero las tiendas de cannabis rara vez, si es que alguna, se ven en los centros de aviación, por lo que Copilot es una señal del nuevo territorio en el que las tiendas de marihuana están ansiosas por ingresar.


En los últimos meses, han aparecido en centros comerciales, plazas de gasolineras y al lado de cervecerías. Algunos, como el minorista de marihuana de BC, Seed and Stone, incluso planean abrir dispensarios virtuales en el metaverso, un mundo digital inmersivo y emergente.


El impulso para ingresar a estos espacios se produce más de tres años después de que Canadá legalizara el cannabis recreativo. Desde entonces, las tiendas de marihuana han aparecido en muchas ciudades (solo Ontario tenía 1.115 tiendas para el mes de septiembre del 2021) y se han agrupado tanto en áreas como Queen Street de Toronto que algunos piden una legislación que dicte qué tan cerca pueden estar las tiendas entre sí.


La proximidad está aumentando la competencia entre las tiendas y algunos observadores predicen que los cierres están en camino; ya que los empresarios se dan cuenta de que ser dueño de una tienda de marihuana no es una garantía de ganar dinero, cuando se está en un mercado abarrotado.


“Toda la industria entendió completamente mal lo que sucedería porque pensaron que la única barrera era la legalización y que una vez que fuera legales, la gente simplemente compraría”, dijo Joanne McNeish, profesora de la Universidad de Ryerson que se especializa en marketing.

Pero irrumpir en aeropuertos y centros comerciales podría reducir parte de la decepción al ayudar a las empresas a destacarse de otras marcas con una tienda en cada esquina y al atender a los clientes conscientes del tiempo.


“Para un usuario, podría hacerlo mucho más conveniente”, dijo McNeish.

Ella cree que estos lugares también ayudan a desestigmatizar el cannabis para las personas que todavía ven la sustancia como un pasatiempo para drogadictos o se sienten intimidados por la cultura y la terminología de la marihuana.


“Si están caminando por Sherway Gardens... y se topan con él, tal vez sea un poco menos autoritario dar un paso adelante”, dijo Justin Farbstein, vicepresidente de desarrollo comercial de Tokyo Smoke. “Podría dar una sensación más segura y accesible”.

Esa ubicación fue parte del por qué Canopy llevó las tiendas de cannabis Tokyo Smoke a los centros comerciales a través de una asociación con el propietario de Edmonton Oilers, Katz Group. Ahora, hay tiendas Tokyo Smoke en ocho centros comerciales, incluido el Eaton Centre en Toronto, el Rideau Centre en Ottawa y el Devonshire Mall en Windsor. Al menos otras tres están en camino.


En los pocos meses que han estado abiertos, Farbstein notó que las compras tienen un "ligero sesgo" hacia los comestibles y las bebidas; pero no ha visto a ningún grupo demográfico en particular acudir a la tienda más que a otros.


La compañía también tiene tiendas en la plaza de una gasolinera de Scarborough y al lado de Cool Beer Brewing Co. en Toronto.


En un esfuerzo por sobresalir, High Tide Inc. también se está moviendo más allá de las calles concurridas.


“En Queen Street, tienes un grupo de tiendas y todas compiten fuertemente entre sí y simplemente no hay una ventaja única que tenga un minorista”, dijo el director ejecutivo Raj Grover.

Ha estado apuntando a grandes áreas comerciales con inquilinos ancla y tiendas de comestibles, licorerías o Costco porque Hide Tide generalmente puede obtener exclusividad de cannabis allí; pero también está apuntando a los centros comerciales al abrir tiendas Canna Cabana en St. Vital Center en Winnipeg y Prairie Mall en Alberta.


Esas ubicaciones se parecerán a las 113 tiendas de Hide Tide; pero aprovecharán más quioscos y casilleros digitales para acelerar la navegación, los pedidos y la recolección. También se elegirán sus ubicaciones para evitar atraer a los niños.


“La administración de los centros comerciales a veces no está muy entusiasmada con la ubicación de una tienda de cannabis donde hay un patio de comidas o donde se reúnen las familias, por lo que puede ser un poco más desafiante que ubicarlas en las calles”, dijo Grover.

La parte más complicada de abrir sedes en centros comerciales, dijo Farbstein, es garantizar que las cámaras de seguridad rastreen cada parte del viaje que hacen las entregas de cannabis desde el muelle de carga hasta el estante de la tienda, un requisito para todas las tiendas de marihuana.


En el aeropuerto, hay aún más desafíos porque los viajeros no pueden abordar vuelos que salen de Canadá con cannabis. Copilot planea preguntar a los clientes hacia dónde se dirigen y recordarles que no pueden volar internacionalmente con marihuana.


Varias aerolíneas no creen que esas medidas sean suficientes y les preocupa que una tienda en el aeropuerto fomente el consumo de cannabis antes del vuelo y a bordo. Air Canada y WestJet han instado al ayuntamiento de Prince George a no permitir las tiendas de marihuana en los aeropuertos.


Horton calificó sus preocupaciones como "realmente válidas" y dijo que Copilot tuvo conversaciones "productivas" con las aerolíneas para garantizar que pudieran trabajar juntas.


“Queremos mejorar las experiencias de los pasajeros, no empeorarlas”, dijo.


Pero incluso Grover tiene dudas sobre las tiendas de marihuana en los aeropuertos.


“Yo no me apresuraría a ir a los aeropuertos”, dijo. "Es posible que el cannabis en los aeropuertos aún esté superando los límites porque es muy nuevo y queremos ser conscientes de cómo reaccionaría el público".


ARTÍCULO POR: TARA DESCHAMPS

FOTOGRAFÍA: TIJANA MARTIN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


33 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page