google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Toronto presentará una solicitud para despenalizar el consumo de drogas

Las sobredosis de opioides sin precedentes han dado lugar a nuevas solicitudes a los gobiernos para que implementen nuevas medidas para abordar una crisis que solo ha empeorado durante la pandemia.


Toronto presentará una solicitud para despenalizar el consumo de drogas.
Toronto presentará una solicitud para despenalizar el consumo de drogas.

Toronto es el último municipio en buscar una exención del gobierno federal para despenalizar el uso personal de drogas.


"Creo que el enfoque que hemos estado adoptando durante bastante tiempo ahora es una guerra contra las drogas, por lo que criminalizar a los consumidores de drogas realmente no ayuda; ya que si tomamos a alguien que sufre de adicción y lo metemos en la cárcel, donde hay muy poco tratamiento, saldrá de la cárcel sin haber desarrollado ninguna habilidad nueva", dijo Taryn Grieder, científico de planta y profesor asistente de la Universidad de Toronto.

Cambiar las leyes sobre las drogas es solo una pieza del rompecabezas, pero los expertos dicen que es crucial para abordar el efecto dominó de los impactos sociales y de salud que vienen con la criminalización.


Nazlee Maghsoudi, Gerente de la Unidad de Impacto de Políticas en el Centro de Evaluación de Políticas de Drogas, dijo que las interacciones con el sistema de justicia penal tienen impactos negativos a largo plazo en la vida de una persona.


“Los antecedentes penales siguen a las personas durante toda su vida, lo que reduce el acceso a los servicios de empleo, las oportunidades de vivienda y sin mencionar el estigma que conlleva el tener antecedentes penales”, dijo Maghsoudi.

Toronto Public Health está analizando actualmente los resultados de un cuestionario completado por 5.000 personas, docenas de entrevistas, mesas redondas de partes interesadas y personas afectadas por el consumo de drogas y dos consultas públicas.


Los datos ayudarán a complementar la presentación de la ciudad a Health Canada que se anticipa en algún momento del otoño.


“Si podemos despenalizar el consumo de drogas y, con suerte, desestigmatizarlo también, las personas sentirán que tienen más oportunidades de volver al lugar en el que quieren estar”, dijo Grieder.

Vancouver presentó recientemente una solicitud similar solicitando una exención por despenalización, que actualmente está siendo revisada por Health Canada.


Maghsoudi dijo que es vital que en su solicitud al gobierno federal, Toronto centralice las voces de las personas que consumen drogas y le dé a esta población la autonomía para aprobar este proceso, porque de lo contrario la despenalización no tendrá los efectos previstos.


“Las partes interesadas más afectadas y su voz, cuando se incluye en este tipo de organismos, a menudo es simbólica y performativa”, explicó Maghsoudi. "Necesitamos asegurarnos de que Toronto realmente involucre de manera significativa, sustancial y continua a las personas que consumen drogas en este proceso como la parte interesada central y como el elemento interesado cuya voz es más importante".

Portugal, que se convirtió en el primer país en despenalizar las drogas hace 20 años, a menudo se ve como un excelente ejemplo de los impactos que los cambios en las leyes de drogas pueden tener en el problema.


“Si las personas necesitaban drogas, tenían que ir a buscarlas al gobierno y, cuando lo hacían, se les establecían programas, asesoramiento y programas de habilidades laborales”, dijo Grieder. “Básicamente, tomaron todo el dinero que se convertía en ilegal y lo pusieron en programas que ayudan a la persona a cambiar su vida. Ellos quieren cambiar, pero parece que no tenían las herramientas para hacerlo".

Entre 2016 y 2020, más de 6.800 personas murieron por sobredosis de opioides.


En Toronto, Toronto Public Health (TPH) afirmó que "las muertes que involucran todas las sustancias, incluidos los opioides, cuyo consumo ha aumentado a niveles récord".


Un portavoz señala que hubo un aumento del 71 por ciento en las sospechas de sobredosis relacionadas con drogas en 2020, en comparación con el año anterior. Añadiendo que estos 'aumentos alarmantes' son cantidades 'sin precedentes'.


Los datos también muestran que las llamadas a los paramédicos también han aumentado a "niveles récord", incluido un aumento del 102 por ciento en las llamadas que involucran muertes. En los primeros tres meses de 2021, Toronto EMS respondió a 1.173 llamadas por sospechas de sobredosis de opioides, 93 de esas llamadas involucraron una muerte.


TPH agregó que, en comparación con el 2019, el número de muertes relacionadas con los opioides entre las personas sin hogar en Ontario, aumentó a más del doble durante la pandemia.



ARTÍCULO POR: FAIZA AMIN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

21 views0 comments

Recent Posts

See All

Kommentare


bottom of page