google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Trudeau busca poner fin a las protestas en Ottawa sin recurrir a las fuerzas armadas

El primer ministro Justin Trudeau dijo que los bloqueos fronterizos ilegales deben terminar y que terminarán, pero que traer al ejército para sofocar las protestas no es algo que su gobierno esté “considerando seriamente” en este momento.


Trudeau busca poner fin a las protestas en Ottawa sin recurrir al ejército.
Trudeau busca poner fin a las protestas en Ottawa sin recurrir al ejército.

En una conferencia de prensa por la tarde, Trudeau les recordó a los canadienses que el gobierno federal no dirige a la policía; pero dijo que la RCMP ya está involucrada en las protestas.


Trudeau dijo que lamentablemente no puede decir cuándo podrían terminar las protestas por temor a la violencia y agregó que el gobierno está muy lejos de llamar a las fuerzas armadas, aunque, por supuesto, estará listo para cualquier cosa.


Él dijo que desplegar militares contra civiles es una acción que debe evitarse a toda costa y es por eso que el enfoque en este momento es usar a la policía para hacer cumplir la ley.

Trudeau mencionó que los bloqueos que buscan tomar como rehén a la economía de Canadá y la fatiga colectiva por el COVID-19 que todos sienten a raíz de la pandemia son cuestiones separadas. Él dijo que las frustraciones de los manifestantes con las medidas de salud pública han sido escuchadas y es hora de que se vayan a casa o enfrenten consecuencias legales.




El primer ministro también dijo que habló con el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, el viernes por la mañana sobre los bloqueos que han afectado las economías de ambos países y han detenido el flujo de fondos extranjeros a los manifestantes.


La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Biden y Trudeau hablaron por teléfono sobre los bloqueos durante una barra lateral de una llamada más amplia con varios líderes mundiales sobre la situación en Ucrania.


Psaki mencionó que los dos líderes coincidieron en que las acciones de las personas que obstruyen los viajes y el comercio entre los dos países están teniendo un impacto directo significativo en la vida y el sustento de los ciudadanos.


Ella dijo que Biden expresó su preocupación de que las empresas y los trabajadores estadounidenses estén experimentando efectos graves, que incluyen ralentizaciones en la producción, reducción de las horas de trabajo y cierres de plantas.


Psaki dijo que Trudeau prometió una acción rápida para hacer cumplir la ley.


En apoyo a ese ideal, Ontario se declaró en estado de emergencia, por lo que puede aumentar las multas e introducir periodos de tiempo en la cárcel para las personas que se niegan a abandonar los bloqueos.


Si bien la mayoría de los políticos han dicho públicamente que quieren que terminen las protestas, las tensiones entre los gobiernos federal y provincial han ido en aumento. Ottawa intentó celebrar reuniones trilaterales con la provincia y la ciudad esta semana; pero la provincia se negó a asistir.


Una fuente de alto nivel del gobierno provincial, que habló a condición de no ser identificada, dijo que los ministros provinciales ya estaban hablando con sus homólogos federales y que la llamada "mesa trilateral" no agregaría ningún valor.


Dos fuentes cercanas al asunto, que hablaron bajo condición de anonimato para discutir asuntos no públicos, dijeron que una llamada telefónica del miércoles entre el ministro de Transporte federal, Omar Alghabra, y la ministra de Transporte de Ontario, Caroline Mulroney, fue extremadamente tensa.


Alghabra dijo hace cinco días que planeaba hablar con Mulroney sobre el uso de los poderes provinciales sobre las carreteras para revocar las licencias de camiones comerciales y buscar su seguro, y planteó eso en la llamada; pero las fuentes dijeron que Mulroney solo quería saber qué haría Ottawa.


El gobierno federal no tiene la autoridad para detener las protestas en las carreteras provinciales, pero la provincia sí, dijo una de las fuentes que habló sobre la llamada entre Alghabra y Mulroney.


El viernes, Mulroney tuiteó que la decisión de la provincia de invocar el estado de emergencia se debió a que el gobierno federal no haría nada más.



EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page