google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Trudeau condena el ataque de Rusia a Ucrania y dice que Rusia sufrirá las consecuencias

El primer ministro Justin Trudeau condenó el ataque de Rusia a Ucrania y pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, que retire todas las fuerzas militares del país.


El primer ministro Justin Trudeau da una conferencia de prensa en Ottawa el miércoles 6 de octubre de 2021.
El primer ministro Justin Trudeau da una conferencia de prensa en Ottawa el miércoles 6 de octubre de 2021.
“Canadá condena en los términos más enérgicos posibles el atroz ataque de Rusia contra Ucrania”, dijo Trudeau en un comunicado. “Estas acciones no provocadas son una clara violación adicional de la soberanía e integridad territorial de Ucrania. También violan las obligaciones de Rusia en virtud del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas”.


Trudeau dijo que las acciones de Rusia tendrán graves consecuencias.


Trudeau dijo que se reuniría el jueves con los socios del G7 y que trabajaría rápidamente con la OTAN y los aliados de Canadá “para responder colectivamente a estos actos imprudentes y peligrosos, incluso mediante la imposición de sanciones significativas además de las ya anunciadas”.


“Se debe respetar la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y el pueblo ucraniano debe ser libre para determinar su propio futuro”.

Bob Rae, embajador de Canadá ante las Naciones Unidas, calificó el ataque como “un crimen de guerra grotesco”.


“Putin es el causante de todo esto. No podemos dejar que gane”, dijo Rae en Twitter. “Vamos gente, dejen de fingir. La guerra ha comenzado". Rae pasó a llamar a lo que está sucediendo como "violencia brutal", una agresión malevola sin provocación alguna por parte un miembro permanente del Consejo de Seguridad, durante una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

La ministra de Relaciones Exteriores, Melanie Joly, dijo que habló con la embajadora de Canadá en Ucrania, Larisa Galadza.


“El equipo está a salvo y la embajada ofrecerá servicios consulares a los canadienses de Lviv el mayor tiempo posible”, dijo Joly en Twitter. "Si necesita ayuda consular en Ucrania, contáctenos en sos@international.gc.ca".

El ex primer ministro conservador, Stephen Harper, emitió un comunicado en Twitter, diciendo que reza por el pueblo de Ucrania y que la invasión tardará mucho en llegar.


“La guerra de Putin contra Ucrania comenzó en 2014”, dijo en el comunicado. “Este ataque a gran escala, que desató la muerte y el horror, simplemente hace explícito lo que ha planeado durante mucho tiempo”.

Haciendo un llamado a los aliados de la OTAN para que “estén listos para cumplir con todos sus compromisos del tratado”, Harper escribió: “Putin y su pandilla deben ser tratados como los parias globales en los que han elegido convertirse. Deben ser sancionados, excluidos y castigados en todo momento”.


El exdiputado conservador James Moore pidió al gobierno federal que presentara una moción en el Parlamento para expulsar al embajador ruso Oleg V. Stepanov.


Putin advirtió a otros países el miércoles que cualquier intento de interferir con la acción militar rusa tendría “consecuencias que nunca han visto”.


Dijo que el ataque era necesario para proteger a los civiles en el este de Ucrania, una afirmación que Estados Unidos había predicho que haría falsamente para justificar una invasión.


En un discurso televisado, Putin acusó a Estados Unidos y sus aliados de ignorar la demanda de Rusia de evitar que Ucrania se una a la OTAN y ofrecer garantías de seguridad a Moscú. Dijo que el objetivo de Rusia no era ocupar Ucrania.


Mientras Putin hablaba, se escucharon grandes explosiones en Kyiv, Kharkiv y otras áreas de Ucrania.


El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, denunció el ataque “no provocado e injustificado” contra Ucrania y dijo que el mundo “hará que Rusia rinda cuentas”.


Una invasión rusa en toda regla podría causar bajas masivas, derrocar al gobierno elegido democráticamente de Ucrania y las consecuencias del conflicto y las sanciones resultantes impuestas a Rusia podrían repercutir en todo el mundo, afectando el suministro de energía en Europa, sacudiendo los mercados financieros mundiales y amenazando el equilibrio posterior a la Guerra Fría en el continente.


Putin dijo que la operación militar rusa tiene como objetivo garantizar una "desmilitarización" de Ucrania e instó a los militares ucranianos a “deponer las armas inmediatamente y volver a casa”.


Putin anunció la operación militar después de que el Kremlin dijera que los rebeldes en el este de Ucrania pidieron asistencia militar a Rusia para ayudar a defenderse de la "agresión" ucraniana. El anuncio inmediatamente alimentó los temores de que Moscú estaba ofreciendo un pretexto para la guerra, tal como lo había advertido Occidente.


Poco tiempo después, el presidente ucraniano rechazó las afirmaciones de Moscú de que su país representa una amenaza para Rusia y dijo que una invasión rusa costaría decenas de miles de vidas.


“El pueblo de Ucrania y el gobierno de Ucrania quieren la paz”, dijo el presidente Volodymyr Zelenskyy en un emotivo discurso nocturno, hablando en ruso en un llamamiento directo a los ciudadanos rusos. “Pero si somos atacados, si enfrentamos un intento de quitarnos nuestro país, nuestra libertad, nuestras vidas y las vidas de nuestros hijos, nos defenderemos. Cuando nos ataquen, verán nuestras caras, no nuestras espaldas”.

Zelenskyy dijo que pidió concertar una llamada con Putin el miércoles por la noche, pero el Kremlin no respondió.


En una aparente referencia a la decisión de Putin de autorizar el despliegue del ejército ruso para “mantener la paz” en el este de Ucrania, Zelensky advirtió que “este paso podría marcar el comienzo de una gran guerra en el continente europeo”.


“Cualquier provocación, cualquier chispa puede desencadenar un incendio que lo destruirá todo”, dijo.

FOTOGRAFÍA: SEAN KILPATRICK EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

Коментарі


bottom of page