google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Trudeau condena la "retórica de odio" de las protestas en Ottawa

El primer ministro Justin Trudeau condenó las acciones de algunos miembros en las protestas en curso en Parliament Hill en Ottawa el lunes.


Trudeau condena la "retórica de odio" de las protestas en Ottawa.
Trudeau condena la "retórica de odio" de las protestas en Ottawa.

Se trató de la primera conferencia de prensa del primer ministro después de días de embotellamientos a causa de los camioneros, informes de comportamiento agresivo y numerosos llamados para reemplazar a su gobierno.


“La libertad de expresión, reunión y asociación son piedras angulares de la democracia”, dijo Trudeau. “El simbolismo nazi, las imágenes racistas y la profanación de los monumentos de guerra no lo son”. “Es un insulto a la memoria y a la verdad. El odio nunca será la respuesta”.

El llamado "Convoy de la libertad" continúa con filas de camiones todavía alineados frente al edificio del Parlamento después de la gran manifestación del fin de semana. Todavía se recomienda a los residentes de Ottawa que se mantengan alejados del centro y varios edificios permanecen cerrados.


Se están llevando a cabo varias investigaciones penales sobre acciones que tuvieron lugar durante las protestas del fin de semana, incluida la profanación de monumentos. Además, parecieron fotos de una bandera con una esvástica ondeando durante la manifestación y el personal de un refugio para personas sin hogar de Ottawa dijo que fueron acosados ​​​​por los manifestantes el sábado, quienes exigían comida de la cocina del refugio.


“No nos intimidan los que insultan y abusan de los trabajadores de las pequeñas empresas y roban comida a las personas sin hogar”, dijo Trudeau. “Para los responsables de este comportamiento, debe detenerse”.

Instó a aquellos en el convoy que no están de acuerdo con las acciones en cuestión a dar un paso atrás y apoyar a otros canadienses.


Cuando se le preguntó si hablaría con los organizadores de las protestas, Trudeau dijo que ha elegido "no acercarse a las protestas que han expresado una retórica de odio, violencia hacia los conciudadanos y una falta de respeto" a la ciencia.


El primer ministro realizó la conferencia de prensa desde un lugar no revelado en la región de la capital, luego de que, según informes, él y su familia tuvieron que ser trasladados por razones de seguridad. Trudeau ya estaba aislado cuando confirmó que había dado positivo a COVID-19 el lunes por la mañana.


El primer ministro de Ontario, Doug Ford, también condenó algunas de las acciones del mitin del fin de semana el día lunes.


“El derecho a la protesta pacífica es fundamental para nuestra identidad canadiense. Sin embargo, me molestó mucho ver a algunas personas profanar nuestros monumentos más sagrados y ondear esvásticas y otros símbolos de odio e intolerancia este fin de semana”, dijo Ford en un comunicado. “Eso no tiene cabida en Ontario o Canadá. Ni ahora ni nunca".

A los residentes de la capital se les dijo nuevamente que evitaran viajar al centro de la ciudad el lunes mientras los camiones atascaban numerosas carreteras. Varias rutas de autobuses de la ciudad fueron redirigidas para evitar el área alrededor de Hill y el cercano centro comercial Rideau Center permaneció cerrado después de cerrar sus puertas el sábado temprano.


La policía redobló sus llamadas para evitar el centro de la ciudad en un comunicado emitido el domingo por la noche.


“La policía es consciente de que muchos manifestantes han anunciado su intención de permanecer en el lugar”, decía. “Esto seguirá causando importantes problemas de tráfico, ruido y seguridad en el centro de la ciudad”.

La forganización también estimó el costo del esfuerzo policial masivo en más de $ 800.000 por día.


Gran parte de la ira por las protestas del fin de semana está dirigida al primer ministro y al gobierno liberal federal. El Servicio de Protección Parlamentaria dijo que estará monitoreando la protesta y ajustando su postura de seguridad según sea necesario.


Parlamentarios, administradores de empresas y escuelas se preguntaron cuándo se reanudaría el ritmo habitual de la agotada capital nacional.


Alexandra Maheux, portavoz del líder de la Cámara de Representantes del gobierno, Mark Holland, dijo que la protesta en curso no interferirá con los asuntos parlamentarios.


“Tenemos un trabajo importante que realizar para los canadienses en el Parlamento y estamos ansiosos por hacerlo y obtener resultados”, dijo Maheux el domingo por la noche.

Señaló que los parlamentarios tienen la flexibilidad de trabajar en una Cámara híbrida en esta sesión, que permanece vigente hasta junio, para ayudar a frenar la propagación del COVID-19.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

Recent Posts

See All

Opmerkingen


bottom of page