google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Ucrania acepta un futuro dudoso en la OTAN mientras se intensifican las conversaciones de paz

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, dijo que está surgiendo un "espíritu empresarial" en las conversaciones con Ucrania, que ahora se centran en un estatus neutral para el país devastado por la guerra.


Ucrania acepta un futuro dudoso en la OTAN mientras se intensifican las conversaciones de paz con Rusia.
Los bomberos apagan las llamas fuera de un edificio de apartamentos después de un ataque con cohetes rusos en Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, el lunes 14 de marzo de 2022.

“Se está discutiendo seriamente un estado neutral en relación con las garantías de seguridad”, dijo Lavrov el miércoles en el canal ruso RBK TV. “Hay formulaciones concretas que a mi modo de ver están cerca de ser consensuadas”.

No dio más detalles, pero dijo que "el espíritu empresarial" que comienza a surgir en las conversaciones "da esperanza de que podamos estar de acuerdo en este tema" dijo.


El principal negociador de Rusia en la última ronda de conversaciones con Ucrania, que comenzó el lunes, dijo que las partes están discutiendo una posible idea de compromiso para una futura Ucrania con un ejército más pequeño y no alineado.


“Se está discutiendo toda una gama de temas relacionados con el tamaño del ejército de Ucrania”, dijo el negociador ruso Vladimir Medinsky, según las agencias de noticias rusas.

No hubo comentarios inmediatos de los funcionarios ucranianos. No está claro cómo funcionaría esa opción si el futuro ejército ucraniano sigue siendo hostil hacia Rusia.


El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, dijo el martes que el país ya se había dado cuenta de que no podría unirse a la OTAN. El intento de Ucrania de unirse a la alianza militar occidental ha sido un punto delicado para Moscú.


Las fuerzas militares de Rusia atacaron la región de la capital de Ucrania y otras ciudades importantes el miércoles mientras intentaban aplastar una defensa ucraniana que frustró su avance casi tres semanas después de la invasión.


Con el avance terrestre de Rusia sobre Kiev estancado a pesar del bombardeo sostenido, surgió un rayo de optimismo de que las conversaciones entre las dos partes podrían progresar. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, dijo que las negociaciones continuarían y que las demandas de Rusia para poner fin a la guerra se estaban volviendo “más realistas”.


Rusia disparó proyectiles en áreas alrededor de Kiev y dentro de la ciudad, donde un edificio de apartamentos de 12 pisos estalló en llamas después de ser alcanzado por uno de los misiles.


Zelenskyy dijo que las fuerzas rusas no habían podido adentrarse más en el territorio ucraniano; pero que habían continuado con sus fuertes bombardeos en las ciudades. Las evaluaciones de inteligencia británica y estadounidense respaldaron la visión del líder ucraniano sobre los combates.


“Todavía se necesitan esfuerzos, se necesita paciencia”, dijo en su discurso nocturno en video a la nación. “Cualquier guerra termina con un acuerdo”.

Un alto funcionario de defensa de EE. UU., que habló bajo condición de anonimato para discutir la evaluación del Pentágono, dijo que los rusos estaban usando fuego de largo alcance para atacar objetivos civiles dentro de Kiev con mayor frecuencia; pero que sus fuerzas terrestres estaban haciendo poco o ningún progreso en todo el país. El funcionario dijo que las tropas rusas todavía estaban a unos 15 kilómetros (9 millas) del centro de la capital.


Zelenskyy se preparaba para hacer un pedido directo de más ayuda el miércoles en un raro discurso de un líder extranjero ante el Congreso de Estados Unidos. Mientras tanto, los ministros de defensa de los países miembros de la OTAN tenían previsto reunirse en Bruselas el miércoles.


Los acontecimientos en el frente diplomático y sobre el terreno se produjeron cuando el número de personas que huyeron de Ucrania en medio de los combates más intensos de Europa desde la Segunda Guerra Mundial superó los 3 millones.


La metralla de artillería que impactó el miércoles en el edificio de apartamentos de 12 pisos en el centro de Kiev destruyó el último piso y provocó un incendio que envió columnas de humo sobre el área, según un comunicado e imágenes publicadas por la agencia de emergencias de Kiev. El edificio vecino también resultó dañado. La agencia reportó dos víctimas, sin decir si resultaron heridas o si fallecieron.


Las fuerzas rusas han intensificado los combates en los suburbios de Kiev, en particular alrededor de la ciudad de Bucha, en el noroeste, y en la carretera que conduce al oeste hacia Zhytomyr, dijo el líder regional Oleksiy Kuleba.


Se informó que doce ciudades alrededor de Kiev estaban sin agua y seis sin calefacción. En toda la región de la capital, “los jardines infantiles, los museos, las iglesias, los bloques residenciales y la infraestructura de ingeniería están sufriendo los interminables disparos”, dijo Kuleba.


Dijo que las tropas rusas estaban tratando de cortar los enlaces de transporte a la capital y destruir las capacidades logísticas mientras planeaban un ataque de gran alcance para apoderarse de la capital.


Las fuerzas rusas lograron ocupar la ciudad de Ivankiv, 80 kilómetros (50 millas) al norte de Kiev, y controlar la región circundante en la frontera con Bielorrusia, dijo Kuleba.


Además de los ataques aéreos y los bombardeos de las fuerzas terrestres, los buques de guerra rusos dispararon durante la noche contra una ciudad al sur de Mariupol en el mar de Azov y otra cerca de Odesa en el mar Negro, según funcionarios locales.


Ucrania también pareció tener éxito; pues fotos satelitales de Planet Labs PBC muestran helicópteros y vehículos en llamas en el Aeropuerto Internacional y Base Aérea de Kherson, controlado por Rusia, después de un presunto ataque ucraniano del martes.


La oficina de Zelenskyy dijo que las fuerzas ucranianas frustraron los esfuerzos rusos para ingresar a Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, que fue golpeada por ataques casi continuos durante las últimas 24 horas. Una poderosa explosión retumbó a través de la ciudad durante la noche.


El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, afirmó que las fuerzas rusas han destruido 111 aviones ucranianos, 160 drones y más de 1.000 tanques u otros vehículos militares desde el comienzo de lo que Rusia llama su “operación militar especial” en Ucrania.


Las declaraciones públicas diarias del ejército ruso sobre la guerra se centran casi exclusivamente en los combates en las regiones de Donetsk y Lugansk controladas por los separatistas, y en objetivos militares ucranianos, sin reconocer los ataques contra civiles.


La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, expresó su consternación el miércoles por los informes de que las fuerzas rusas tomaron como rehenes a 400 médicos y residentes civiles el martes en un hospital en la sitiada ciudad portuaria sureña de Mariupol, en donde la guerra ya ha producido algunos de los mayores sufrimientos.


Los rusos están usando el hospital como posición de tiro, dijo Vereshchuk.


Agregó que las fuerzas rusas dispararon contra convoyes humanitarios y puntos de reunión para evacuados, lo que complicó el trabajo para abrir convoyes de ayuda y evacuación el miércoles después de que miles lograron salir de Mariupol el martes.


Las autoridades ucranianas dieron cifras variables sobre cuántas personas fueron evacuadas con éxito de Mariupol hasta el momento y cuántas llegaron a Zaporizhzhia, una ciudad 227 kilómetros (141 millas) al oeste, designada como el final de la ruta de evacuación.


El líder regional, Pavlo Kyrylenko, dijo el martes que las tropas rusas forzaron a unas 400 personas de casas cercanas a ingresar al Hospital Regional de Cuidados Intensivos y los estaban usando a ellos y a aproximadamente 100 pacientes y personal como escudos humanos al no permitirles salir.


Kyrylenko dijo que los bombardeos ya habían dañado gravemente el edificio principal del hospital; pero el personal médico ha tratado a los pacientes en salas improvisadas en el sótano.


Por otro lado, una empleada de la televisión estatal rusa, que fue arrestada después de interrumpir un programa de noticias en vivo para protestar por la guerra en Ucrania, fue multada con una suma de alrededor de $ 270; pero aún podría enfrentar una sentencia de prisión.


Además, dos periodistas que trabajaban para Fox News murieron en un vehículo incendiado el lunes en las afueras de Kiev. Fox los identificó como el videoperiodista Pierre Zakrzewski y la periodista ucraniana Oleksandra “Sasha” Kuvshynova, que estaba ayudando a los equipos de Fox a navegar por la zona. Otro periodista fue asesinado el domingo en Ucrania.



FOTOGRAFÍA: PAVEL DOROGOY

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


21 views0 comments

Recent Posts

See All

תגובות


bottom of page