google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Usuarios reclaman a los bancos por el aumento de tarifas durante la pandemia

Varios clientes de TD, CIBC, Bank of Montreal y Scotiabank están reclamando por el aumento de las tarifas, o por las que están apunto de aumentar, para una variedad de cuentas, productos y servicios de esas instituciones. Todos se están cuestionando el momento oportuno para dicha alza.


TD dice que los cambios de precios pueden ser un "tema delicado" y que existen otras opciones para los clientes.
TD dijo que los cambios de precios pueden ser un "tema delicado" y que existen otras opciones para los clientes.

Los bancos dijeron que los aumentos se realizaron después de una cuidadosa consideración y que hay otras opciones disponibles para los clientes.


Pero un crítico bancario dijo que los bancos están aumentando las tarifas porque nadie los detiene.


"El primer ministro Trudeau dijo hace un año que los bancos deberían hacer más para ayudar a los canadienses y abusar de ellos no los está ayudando", dijo Duff Conacher, cofundador de Democracy Watch, un grupo de ciudadanos que pide responsabilidad gubernamental y corporativa. "Ya es hora de que él y el ministro de Finanzas intervengan".

Williams dijo que los cambios de TD en sus cuentas de "cheques preferidas", del tipo que ha tenido durante más de 25 años, son "exorbitantes y totalmente injustos". El banco está aumentando el saldo mínimo requerido para evitar tarifas de $ 2.000 a $ 5.000.


"En un entorno en el que las personas han perdido sus trabajos, están en licencia, están tratando de obtener pagos del CERB, ¿quién podrá mantener $ 5.000 en su cuenta bancaria para no recibir tarifas de servicio?" preguntó ella.

Además de eso, para los clientes que no mantienen el nuevo saldo más alto, TD aumenta las tarifas de transacción en esas cuentas, de $ 1.25 a $ 1.95.

Esa tarifa más alta se aplicará en cada transacción, incluso cuando los clientes usen su tarjeta de débito; después de esto, señala Williams, se instó a los canadienses a evitar las transacciones en efectivo en un intento por frenar el coronavirus.


TD también está aumentando las tarifas para cosas como la protección contra sobregiros en algunas cuentas corrientes y pagos por transferencia bancaria.


"Es un carrito de compras lleno de dinero", dijo Williams. "Simplemente es aumentar por aumentar y las únicas personas que van a sufrir son las personas que necesitan endeudarse porque su CERB no cubre su salario, alquiler, calefacción y comida".

Otros clientes frustrados de TD también se manifestaron al respecto:


"Parece corporativamente inmoral ... dadas las ramificaciones económicas de la pandemia", escribió un cliente que dijo que recibe beneficios por discapacidad de ingresos fijos.

"La gente está luchando", escribió otro. "Estoy en shock".

En un comunicado a Go Public, la portavoz Fiona Hirst dijo que TD entiende que los cambios en las tarifas pueden ser un "tema delicado".


"Alentamos a los clientes con inquietudes o preguntas a que hablen con nosotros sobre... las opciones que tenemos disponibles", dijo Hirst.

Statistics Canada reveló la semana pasada que la inflación interanual del país aumentó a la tasa más rápida desde 2011, un 3,4 por ciento.


Los aumentos en las tarifas bancarias no ocurren todos los años y, cuando lo hacen, nunca son populares y menos con una pandemia mundial en curso.


También se han producido varios aumentos recientemente en BMO y Scotiabank, y se producirán alzas para algunos clientes de CIBC el 1 de julio.


Los aumentos de tarifas se producen después de que cada uno de los cinco grandes bancos reportó miles de millones en ganancias para el primer trimestre de este año, ganancias que fueron más altas que en el mismo período del año pasado para los cinco y que superaron las expectativas de los analistas. Los cinco grandes continuaron obteniendo miles de millones en ganancias en 2020, pero sus ingresos netos reportados fueron inferiores a los de 2019, antes de la pandemia, para todos menos TD.


Todo alimenta la necesidad de una mayor supervisión, según Conacher, el crítico bancario. Su organización ha reunido casi 80.000 firmas en una petición que insta a Ottawa a hacer que los bancos hagan más para ayudar a los canadienses durante la pandemia.



Conacher señala que a pesar de que los grandes bancos de Canadá son mucho más pequeños que muchos bancos en otros países, cuatro todavía se encuentran entre los 50 más rentables del mundo en 2020.


Conacher está pidiendo a Ottawa que cambie la Ley Bancaria, para exigir auditorías independientes de cada división de los bancos para determinar sus márgenes de beneficio. "Y si es más que un margen de beneficio razonable del 10 al 15 por ciento, entonces los bancos deberían verse obligados a reducir sus comisiones y tipos de interés a un nivel razonable", dijo.

Democracy Watch ha pedido al gobierno que controle más de cerca las ganancias de los bancos antes; pero no ha visto ninguna acción.


"Los bancos pueden mirar hacia atrás y ver que un ministro de Finanzas tras otro ha protegido el engaño... que los bancos les hacen a millones de canadienses", dijo. "Solo supongo que piensan que la actual ministra de Finanzas [Chrystia] Freeland y el primer ministro Trudeau seguirán haciendo lo mismo: dar la vuelta y no hacer nada".

Cambiar la ley podría llevar años. Mientras tanto, el ministro de finanzas podría hablar con los bancos, dijo Ken Whitehurst, director ejecutivo del Consejo de Consumidores de Canadá.


"La ministra podría agitar su bastón en la forma de liderar una conversación nacional... y ver si los bancos optarían por flexibilizar", dijo.

Go Public preguntó al ministerio qué está dispuesto a hacer con respecto a los aumentos de tarifas.


Un portavoz del ministro de Finanzas dijo que no podía dar una respuesta. En cambio, el ministerio envió una declaración en la que describía varias iniciativas que Ottawa ha puesto en marcha para apoyar a los canadienses durante la pandemia, como el programa CERB y el seguro de empleo ampliado.


Williams dijo que cree que ha llegado el momento de que el gobierno hable con los bancos sobre el aumento de las tarifas.


"Alguien necesita revisar lo que están haciendo y ponerlos bajo control", dijo. "Estoy sorprendido y entristecido de que se preocupen tan poco por sus clientes, de que para ellos somos solo montones de dinero".

Tiene una semana para decidir qué hacer, antes de que entren en vigencia las tarifas más altas de TD.



ARTÍCULO POR: ERICA JOHNSON

FOTOGRAFÍA: MARK BOCHSLER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page