google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Viajar a los Estados Unidos está a punto de volverse más difícil nuevamente

A principios de la próxima semana, los canadienses y todos los demás visitantes extranjeros que viajen a los Estados Unidos por vía aérea deberán obtener una prueba de COVID-19 a más tardar el día antes de su partida.


EE. UU. exigirá a todos los pasajeros aéreos extranjeros entrantes que se sometan a la prueba COVID-19 el día anterior.
EE. UU. exigirá a todos los pasajeros aéreos extranjeros entrantes que se sometan a la prueba COVID-19 el día anterior.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, está acortando el tiempo de prueba actual de 72 horas para los viajeros completamente vacunados como parte de un conjunto de medidas de salud pública destinadas a frenar la propagación de la variante Ómicron altamente mutada.


Una sesión informativa de la Casa Blanca sobre el plan no mencionó las fronteras terrestres, o si los canadienses completamente vacunados que conducen hacia el sur tendrían que mostrar un resultado de la prueba.


El ascenso de Ómicron marca solo el último giro en el largo camino de regreso a la normalidad para las personas que viajan habitualmente de un lado a otro entre los dos países.


Ha pasado menos de un mes desde que EE. UU. levantó sus restricciones a los viajeros no esenciales completamente vacunados que buscan ingresar al país por tierra desde Canadá y México.


Canadá, por su parte, ha eximido por ahora a los visitantes estadounidenses de sus nuevas y estrictas reglas, que requieren que todos los demás viajeros aéreos extranjeros se sometan a una prueba a su llegada y se aíslen a sí mismos mientras esperan los resultados.


Actualmente, los EE. UU. requieren que los visitantes completamente vacunados que lleguen por aire desde Canadá se realicen la prueba no más de 72 horas antes de la salida, mientras que aquellos que cruzan por tierra no necesitan ninguna prueba.


Canadá, que comenzó a permitir que ciudadanos estadounidenses completamente vacunados ingresaran al país en septiembre, continúa exigiendo que todas las personas que hayan recibido un ciclo completo de vacuna COVID-19, incluidos los canadienses, también presenten evidencia de una prueba COVID-19 negativa reciente.


Hasta ahora, el gobierno no ha dicho si espera que la exención para los pasajeros aéreos de Estados Unidos cambie antes del lunes.


Otros componentes de la estrategia estadounidense de 10 puntos incluyen:


  • Un plan para expandir el acceso a las vacunas de refuerzo, con un esfuerzo de divulgación integral para convencer a casi 100 millones de estadounidenses elegibles de obtener una.

  • Nuevas clínicas de vacunación familiar para brindar una ventanilla única de vacunación para hogares enteros.

  • Acelerar el esfuerzo para vacunar de manera segura a los niños menores de cinco años.

  • Ampliar la disponibilidad de kits de prueba para el hogar.

  • Equipos de respuesta rápida para ayudar con los brotes generalizados de Ómicron.

  • Otros 200 millones de dosis de la vacuna COVID-19 donadas internacionalmente en los próximos 100 días.



ARTÍCULO POR: JAMES MCCARTEN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


87 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page