google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Zelenskyy: Tropas rusas en retirada dejan minas en su recorrido

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, advirtió a su pueblo el sábado por la mañana que las fuerzas rusas en retirada estaban creando “un completo desastre” fuera de la capital; ya que dejaban minas en “todo el territorio”, incluso alrededor de casas y cadáveres.


Militar ucraniano pisa el barril de un tanque destruido cerca de la aldea de Malaya Rohan, región de Kharkiv, Ucrania, el viernes 1 de abril de 2022.
Militar ucraniano pisa el barril de un tanque destruido cerca de la aldea de Malaya Rohan, región de Kharkiv, Ucrania, el viernes 1 de abril de 2022.

Zelenskyy emitió la advertencia cuando se profundizó la crisis humanitaria en la ciudad rodeada de Mariupol, con las fuerzas rusas bloqueando las operaciones de evacuación por segundo día consecutivo, y mientras el Kremlin acusó a los ucranianos de lanzar un ataque con helicópteros contra un depósito de combustible en suelo ruso.


Ucrania negó su responsabilidad por la explosión; pero si se confirma la afirmación de Moscú, sería el primer ataque conocido de la guerra en el que aviones ucranianos penetraron el espacio aéreo ruso.


“Ciertamente, esto no es algo que pueda percibirse como una creación de condiciones cómodas para la continuación de las conversaciones”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, cinco semanas después de que Moscú comenzara a enviar más de 150.000 de sus propias tropas a través de la frontera con Ucrania.

Rusia continuó retirando algunas de sus fuerzas terrestres de las áreas alrededor de Kiev después de decir a principios de esta semana que reduciría la actividad militar cerca de la capital ucraniana y la ciudad norteña de Chernihiv.


“Están minando todo el territorio. Son casas mineras, equipos mineros, incluso los cuerpos de las personas que fueron asesinadas”, dijo Zelenskyy en su discurso de video nocturno a la nación. “Hay muchos cables trampa y muchos otros peligros”.

Instó a los residentes a esperar para reanudar sus vidas normales hasta que estén seguros de que las minas han sido removidas y que el peligro de los bombardeos haya pasado.


Mientras los rusos continuaban con su bombardeo alrededor de Kyiv y Chernihiv, las tropas ucranianas aprovecharon la retirada sobre el terreno organizando contraataques y retomando varias ciudades y pueblos.


Aún así, Ucrania y sus aliados advirtieron que el Kremlin no se está desescalando para promover la confianza en la mesa de negociaciones, como afirma, sino que está reabasteciendo y trasladando sus tropas al este del país. Esos movimientos parecen ser una preparación para un ataque intensificado en la región de Donbas, en su mayoría de habla rusa, en el este del país, que incluye a Mariupol.


Zelenskyy advirtió sobre las difíciles batallas que se avecinan cuando los rusos vuelvan a desplegar tropas. “Nos estamos preparando para una defensa aún más activa”, dijo.


No dijo nada sobre la última ronda de conversaciones, que tuvo lugar el viernes por video. En una ronda de conversaciones a principios de semana, Ucrania dijo que estaría dispuesta a abandonar un intento de unirse a la OTAN y declararse neutral, la principal demanda de Moscú, a cambio de garantías de seguridad de varios otros países.


La invasión ha dejado miles de muertos y ha expulsado a más de 4 millones de refugiados de Ucrania.


Mariupol, la ciudad portuaria del sur destrozada y sitiada, ha visto algunos de los peores sufrimientos de la guerra. Su captura sería un gran premio para el presidente ruso Vladimir Putin; ya que le daría a su país un puente terrestre intacto hacia Crimea, confiscado a Ucrania en 2014.


El destino de Mariupol podría determinar el curso de las negociaciones para poner fin a la guerra, dijo Volodymyr Fesenko, jefe del grupo de expertos ucraniano Penta.


“Mariupol se ha convertido en un símbolo de la resistencia ucraniana”, dijo Fesenko, “y sin su conquista, Putin no puede sentarse a la mesa de negociaciones”. La caída de Mariupol, dijo, “abrirá el camino a un acuerdo de paz”.

El viernes, el Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que no pudo llevar a cabo una operación para sacar a los civiles de Mariupol en autobús. Afirmó que un equipo había estado en camino; pero tuvo que regresar.


Las autoridades de la ciudad dijeron que los rusos estaban bloqueando el acceso a Mariupol.


“No vemos un deseo real por parte de los rusos y sus satélites de brindar una oportunidad para que los residentes de Mariupol evacuen el territorio controlado por Ucrania”, escribió Petro Andryushchenko, asesor del alcalde de Mariupol, en la aplicación de mensajería Telegram.

Dijo que las fuerzas rusas “no permiten categóricamente ningún cargamento humanitario, ni siquiera en pequeñas cantidades, en la ciudad”.


Se cree que quedan en la ciudad unas 100.000 personas, en comparación con las 430.000 que estaban allí antes de la guerra, y las semanas de bombardeos rusos y enfrentamientos callejeros han provocado una grave escasez de agua, alimentos, combustible y medicinas.


“Nos estamos quedando sin adjetivos para describir los horrores que han sufrido los residentes de Mariupol”, dijo el portavoz de la Cruz Roja, Ewan Watson.


ARTÍCULO POR: NEBI QENA Y YURAS KARMANAU

FOTOGRAFÍA: ANDREW MARIENKO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


17 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page