10 casos de variante COVID-19 en Toronto

Toronto Public Health (TPH) está solicitando a todas sus instalaciones que refuercen las medidas de prevención y control de infecciones mientras la Ciudad se ocupa de la variante COVID-19 que se originó en el Reino Unido.


El tráfico peatonal es ligero en Yonge Street el lunes 25 de enero, ya que Ontario soporta estrictas restricciones para frenar la propagación del virus COVID-19 en Toronto.
El tráfico peatonal es ligero en Yonge Street el lunes 25 de enero, ya que Ontario soporta estrictas restricciones para frenar la propagación del virus COVID-19 en Toronto.

El lunes, TPH confirmó que de los 34 casos positivos de la variante del Reino Unido en la provincia, 10 de ellos son de Toronto.


"El hecho es que la prevención y el control de infecciones es realmente el trabajo de todos ahora", dijo el lunes la principal médica de Toronto, Eileen de Villa. “Aún queda mucho trabajo por hacer para comprender de manera concluyente hasta qué punto las variantes conocidas son más transmisibles o si causan enfermedades más graves. Sabemos que la variante ' UKB1.1.7 ' está en Ontario. Debemos asumir que se extenderá".

Las medidas incluyen:

  • Supervisión pasiva y activa para visitantes y personal

  • Enmascaramiento universal

  • Equipo de protección personal

  • Higiene adecuada de las manos

  • Distanciamiento físico

  • Limpieza ambiental

En un comunicado emitido el lunes la TPH dice que "los casos de la variante ' UKB1.1.7 ' de COVID-19 que se originó en el Reino Unido se han confirmado en Toronto y otras partes de la provincia".



Lo más importante que debe hacer es actuar de manera que se proteja a sí mismo y a todos los que lo rodean. COVID-19 es un virus peligroso en cualquier forma. Nunca sabemos si la infección conducirá a una enfermedad leve o peor ”, agregó de Villa.


El principal médico de Ontario, el Dr. David Williams, apoya ese consejo.


"Tendremos que estar en guardia, pero las mismas medidas que lo protegen de la otra cepa de COVID-19, lo protegerán de esta", dijo Williams.


A partir de los datos recopilados del 23 de enero, TPH dice que el 56,4 por ciento de las infecciones confirmadas en Toronto se producen por contacto cercano y el 28,5 por ciento se debe a la propagación comunitaria.


Los científicos dicen que la variante es más transmisible que otras , y hay evidencia de que también es más mortal.


Maria Van Kerkhove, líder técnica de la Organización Mundial de la Salud sobre COVID-19, dijo que se están realizando estudios para observar la transmisión y la gravedad de las nuevas variantes del virus.


Kingston, Frontenac y Lennox, y Addington Health han encontrado un caso de la variante y están aconsejando a cualquier persona que haya viajado o tenido visitantes de fuera de la región que considere hacerse una prueba asintomática para COVID-19.


La Unidad de Salud del Distrito de Simcoe-Muskoka ha confirmado que la variante del Reino Unido de COVID-19 está presente en un hogar de cuidados a largo plazo de Barrie que ha experimentado uno de los peores brotes de COVID-19 en la provincia.


La unidad de salud pública está ampliando el período de aislamiento de todos los casos confirmados o probables de COVID-19 a 14 días, ampliando los criterios para las personas consideradas "contactos cercanos" de una persona infectada.


Hasta el sábado, un total de 127 residentes del sitio, así como 84 empleados, dieron positivo. Seis residentes y un miembro del personal estaban hospitalizados.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: STEVE RUSSELL

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

67 views0 comments