$10 mil millones para la recuperación pandémica

El primer ministro Justin Trudeau describió el jueves cómo el Banco de Infraestructura de Canadá tiene la intención de invertir $10 mil millones en proyectos destinados a crear 60,000 empleos y contribuir a la lucha contra el cambio climático.




"Continuaremos haciendo lo que sea necesario para apoyar a los canadienses a través de esta crisis, lograr que nuestra economía vuelva a funcionar de manera segura y que la gente vuelva a trabajar", dijo Trudeau en un comunicado que acompaña al anuncio.

La lista no incluye proyectos específicos ni dinero nuevo, pero destaca las áreas prioritarias en las que el banco tiene la intención de invertir.


Eso incluye $ 1.5 mil millones para infraestructura agrícola en el oeste de Canadá y $ 2 mil millones para banda ancha con el fin de ampliar el acceso al servicio de Internet de alta velocidad en todo el país.


También incluye $ 2.5 mil millones para energía limpia, $ 1.5 mil millones para autobuses de cero emisiones y $ 2 mil millones para modernizar edificios en pro de la eficiencia energética.


El anuncio incluye $ 500 millones para ayudar a acelerar las cosas que deben hacerse antes de comenzar la construcción, como estudios e informes técnicos.


A Trudeau se le unieron el nuevo presidente del directorio del banco, Michael Sabia, y la ministra de Infraestructura, Catherine McKenna.


Los liberales dicen que el plan de inversión es parte de la promesa del gobierno en el discurso del trono de la semana pasada de crear un millón de empleos y ayudar a reactivar una economía devastada por la pandemia de COVID-19.


También está destinado a ayudar al gobierno a cumplir su objetivo de emisiones netas de carbono cero para 2050.


El gobierno de Trudeau lanzó el banco de infraestructura en 2017 con la autoridad para gastar $ 35 mil millones durante 10 años. La idea era que el banco atrajera financiamiento de socios del sector privado, particularmente grandes inversionistas institucionales como los fondos de pensiones, para pagar lo que el gobierno llamó proyectos de infraestructura “transformadores”.


Sin embargo, el banco ha sido criticado por las relativamente pocas inversiones que ha realizado hasta ahora, en solo nueve proyectos. Durante la campaña electoral federal del otoño pasado, tanto los conservadores como el NDP prometieron abolir el banco si eran elegidos.


El banco ha invertido $ 1.28 mil millones en la red de tren ligero automatizado REM en Montreal. Se ha comprometido hasta $ 2 mil millones para expandir el servicio GO Transit entre Toronto y Hamilton y hasta $ 300 millones para aumentar la capacidad de manejo de contenedores en el puerto de Montreal.


Otras inversiones son pequeñas (como $ 55 millones para Via Rail para el desarrollo de planes para un eventual corredor ferroviario de alta velocidad entre Toronto y la ciudad de Quebec), son para servicios de consultoría o asesoría, o están en la etapa de memorandos de acuerdo.


Sabia, el exjefe del fondo de pensiones de Quebec, fue nombrado presidente del directorio en abril en medio de una reorganización de los altos ejecutivos del banco.


En ese momento, él y el gobierno predijeron que el banco jugaría un papel importante en estimular la economía después de la pandemia.



MÁS INFORMACIÓN FINANCIERA

57 views0 comments