96% de los trabajadores de la educación de Ontario apoyan ir a la huelga



Trabajadores de la educación de Ontario, como los bibliotecarios, los conserjes y el personal de administración escolar, votaron a favor de ir a la huelga.


El Sindicato Canadiense de Empleados Públicos anunció el lunes que más del 80 por ciento de sus 55.000 miembros trabajadores de la educación votaron y la gran mayoría apoyó las demandas del equipo de negociación y les dio un mandato de huelga.


Laura Walton, presidenta del Consejo de Sindicatos de la Junta Escolar de Ontario de CUPE, dijo que el equipo de negociación ahora puede volver a la mesa con una indicación clara del nivel de apoyo que los miembros tienen para las propuestas de CUPE.


Además del nivel de apoyo concitado para ir al paro, Walton hizo énfasis en que los sindicatos de trabajadores de la educación no quieren parar sus labores, pero lo harán si el gobierno no les ofrece mejores condiciones:



Con una participación destacable de 45,433 votos, eso significa el 82% de todos nuestros trabajadores de la educación, me place informar que 43,821 trabajadores, un abrumador 96.5%, votaron que si debemos ir a huelga.

Permítanme ser clara, nosotros no queremos una huelga, nadie quiere ir a la huelga, sobre todo los trabajadores de menor salario de Ontario, no queremos vernos obligados a dejar de hacer el trabajo que amamos, no queremos irnos sin cobrar para poder obtener un buen trato para los estudiantes y los empleados, pero los trabajadores de la educación han dicho muy claro “si este gobierno no cede estamos dispuestos a ir a la huelga por un contrato que sea bueno para los estudiantes, las familias y los trabajadores.

CUPE tiene programadas fechas de negociación con el gobierno para el jueves, viernes, 17 y 18 de octubre.


El gobierno ha ofrecido aumentos del dos por ciento al año para los trabajadores que ganen menos de $40.000 y del 1,25 por ciento para todos los demás trabajadores, mientras que CUPE busca aumentos anuales del 11,7 por ciento.


Walton ha dicho que la oferta del gobierno asciende a $800 adicionales al año para el trabajador promedio.


El gobierno ha señalado que CUPE también está solicitando cinco días adicionales pagados antes del inicio del año escolar, 30 minutos de tiempo de preparación pagado cada día y aumentando el pago de horas extras de un multiplicador de 1,5 a 2.

Los cinco principales sindicatos de la educación se encuentran en medio de negociaciones con el gobierno luego de que sus contratos expiraran el 31 de agosto.

17 views0 comments