• Eliana González

Actividad volcánica provoca evacuaciones masivas en una isla caribeña

Una lluvia de cenizas extremadamente fuerte cayó sobre partes de la isla caribeña de San Vicente el sábado y un fuerte olor a azufre envolvió a las comunidades, un día después de que una poderosa explosión en el volcán "La Soufriere" desarraigara las vidas de miles de personas que fueron evacuadas por orden del gobierno.


El volcán "La Soufrière" hizo erupción en San Vicente, expulsando enormes columnas de cenizas de más de seis mil metros de altura.
Actividad volcánica provoca evacuaciones masivas en la isla caribeña de San Vicente.

Los países del Caribe, incluidos Antigua y Guyana, ofrecieron ayuda enviando suministros de emergencia o abriendo temporalmente las fronteras a los aproximadamente 16.000 evacuados que huían de las comunidades cubiertas de cenizas.


El volcán, que tuvo una erupción considerable por última vez en 1979, siguió retumbando y los expertos advirtieron que las explosiones podrían continuar durante días o semanas. Una erupción en 1902 mató a unas 1.600 personas.


“El primer estallido no es necesariamente el mayor estallido que dará este volcán”, dijo Richard Robertson, geólogo del Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales, en una conferencia de prensa.

Las condiciones empeoraron de la noche a la mañana en los asentamientos cercanos al volcán cuando las cenizas cubrieron casas, automóviles y calles. El exuberante paisaje verde se había vuelto gris y sombrío, con personas que dejaban huellas mientras caminaban a través del hollín.



El primer ministro, Ralph Gonsalves, le dijo a NBC Radio, una estación local, que los funcionarios estaban tratando de averiguar cómo quitar la ceniza.


"Es difícil respirar", dijo Gonsalves, y agregó que aunque la ventilación del volcán había disminuido, quedaba una gran columna de ceniza y humo. "Todo lo que sube tiene que bajar."

Pidió a la gente que mantuviera la calma y que siguieran protegiéndose del coronavirus mientras celebraba que no se reportaron muertos ni heridos después de la erupción en el extremo norte de San Vicente, parte de una cadena de islas, que incluye las Granadinas, alberga a más de 100.000 habitantes.


“La agricultura se verá muy afectada, es posible que tengamos algunas pérdidas de animales y tendremos que hacer reparaciones en las casas; pero si tenemos vida y tenemos fuerzas, reconstruiremos todo mejor, más fuerte y juntos”, dijo.

Gonsalves ha dicho que la vida podría tardar hasta cuatro meses en volver a la normalidad. Aproximadamente 3.200 personas se alojaban en 78 refugios gubernamentales mientras cuatro cruceros vacíos flotaban cerca, esperando llevar a los evacuados a las islas cercanas. A los que se quedaban en los refugios se les hacía la prueba de Covid-19 y cualquier persona que diera positivo sería trasladada a un centro de aislamiento.


La primera explosión ocurrió el viernes por la mañana, un día después de que el gobierno ordenó evacuaciones obligatorias basándose en las advertencias de los científicos que notaron actividad sísmica antes del amanecer del jueves que significaba que el magma se movía cerca de la superficie.


Una columna de ceniza estalló a más de 33.000 pies en el cielo. Un rayo crujió a través de la nube todavía imponente a última hora del viernes.


La ceniza obligó a la cancelación de vuelos y la mala visibilidad limitó las evacuaciones en algunas zonas. Los funcionarios advirtieron que Barbados, Santa Lucía y Granada podrían ver una ligera caída de ceniza mientras el volcán de 4.003 pies continuaba rugiendo. Se esperaba que la mayor parte de la ceniza se dirigiera al noreste hacia el océano Atlántico.


"La Soufriere" tuvo una erupción efusiva en diciembre , lo que llevó a expertos de la región a analizar la formación de una nueva cúpula volcánica y los cambios en su cráter, entre otras cosas.


El Caribe oriental tiene 19 volcanes vivos, incluidos dos bajo el agua cerca de la isla de Granada. Uno de ellos, "Kick 'Em Jenny", ha estado activo en los últimos años. Pero el volcán más activo de todos es "Soufriere Hills" en Montserrat, el cual ha estallado continuamente desde 1995, arrasando la capital, Plymouth, y matando al menos a 19 personas en 1997.



ARTÍCULO VÍA THE GUARDIAN

FOTOGRAFÍA: @SATIREDAYS / TWITTER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL