Agencia Europea de Medicamentos autoriza la vacuna COVID-19 de Moderna para niños de 12 a 17 años

La Agencia Europea de Medicamentos recomendó el viernes autorizar la vacuna COVID-19 de Moderna para niños de 12 a 17 años, se trata de la primera vez que se autoriza la inyección para personas menores de 18 años.


Agencia Europea de Medicamentos autoriza la vacuna COVID-19 de Moderna para niños de 12 a 17 años.
Agencia Europea de Medicamentos autoriza la vacuna COVID-19 de Moderna para niños de 12 a 17 años.

El regulador de medicamentos de la UE dijo que la investigación en más de 3.700 niños de entre 12 y 17 años mostró que la vacuna Moderna, ya aprobada para adultos en toda Europa, produjo una respuesta de anticuerpos comparable.


Hasta ahora, la vacuna fabricada por Pfizer y su socio alemán BioNTech ha sido la única opción para niños de hasta 12 años en América del Norte y Europa.


La Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. está considerando la posibilidad de extender el uso de la vacuna Moderna al mismo grupo de edad.


Con el suministro mundial de vacunas aún escaso, gran parte del mundo está luchando por inmunizar a los adultos. La Organización Mundial de la Salud y otras agencias han instado a los países ricos a donar sus dosis al mundo en desarrollo, donde menos del 2% de las personas han sido vacunadas, en lugar de pasar a inocular a sus poblaciones menos vulnerables.


Ya se han administrado cientos de millones de dosis de Moderna a adultos y la compañía dice que la vacuna de dos dosis es igual de protectora para los adolescentes. En un estudio de más de 3.700 jóvenes de 12 a 17 años, la vacuna desencadenó los mismos signos de protección inmunológica y no surgieron diagnósticos de COVID-19 en el grupo vacunado en comparación con cuatro casos entre los que recibieron inyecciones simuladas.


Dolor de brazos, dolor de cabeza y fatiga fueron los efectos secundarios más comunes en los jóvenes que recibieron la vacuna, los mismos que en los adultos.


Los reguladores estadounidenses y europeos advierten, sin embargo, que tanto la vacuna Moderna como la Pfizer parecen estar vinculadas a una reacción extremadamente rara en adolescentes y adultos jóvenes: dolor de pecho e inflamación del corazón.


En los Estados Unidos, los niños representan aproximadamente el 14% del total de casos de coronavirus en el país hasta la fecha y aunque los jóvenes tienen muchas menos probabilidades que los ancianos de enfermarse gravemente, al menos 344 niños han muerto de COVID-19 solo en los EE. UU., según un recuento de la Academia Estadounidense de Pediatría.


Hasta ahora, en los EE. UU., poco menos de la mitad de la población está completamente vacunada, con las tasas más altas, como era de esperar, entre los adultos mayores. Solo una cuarta parte de los niños de 12 a 15 años, que tuvieron acceso a la vacuna de Pfizer a partir de mayo, recibieron su segunda dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Entre los 16 y 17, alrededor del 37% están completamente vacunados.


Tanto Pfizer como Moderna han comenzado a realizar pruebas incluso en niños más pequeños, desde los 6 meses de edad hasta los 11 años. Estos estudios son más complejos: los adolescentes reciben la misma dosis que los adultos; pero los investigadores están probando dosis más pequeñas en niños más pequeños. Los primeros resultados de los niños en edad escolar primaria se esperan en septiembre.


El regulador de medicamentos de la UE dijo que continuará monitoreando la seguridad y eficacia de la vacuna Moderna en niños tal como se usa en los países miembros europeos.


Aunque algunos países han autorizado la vacuna de Pfizer-BioNTech para niños menores de 18 años, no todos han decidido comenzar a usarla, citando los riesgos mínimos que enfrentan los niños por el coronavirus.


En Gran Bretaña, por ejemplo, el regulador aprobó la vacuna de Pfizer para niños de 12 a 15 años; pero los funcionarios de salud hasta ahora se han negado a recomendar la vacuna a cualquier persona menor de 18 a menos que tenga condiciones médicas que lo justifiquen.



ARTÍCULO POR: MARIA CHENG Y LAUREN NEERGAARD

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL COVID-19